Stephen Curry cayó en el infierno

Una lesión que puede significar el adiós

La oscuridad atrapa a Stephen Curry, los viejos rockeros nunca mueren, la lucha por los Playoff siguen ardiendo y el orgullo verde toma por asalto Portland. Esto y más en el mejor resumen de la NBA.

Curry cayó:Las alarmas se encienden en Oakland

Stephen Curry cuando no, anotando 29 puntos en su reaparición a falta de un cuarto entero por jugar, llevando a su equipo al triunfo, demostrando que es uno de los 3 mejores jugadores del mundo, el francotirador, una de las manos más calientes de la NBA… se lesionó gravemente (eso es lo que parece) la rodilla, debido a un golpe casual con su compañero JaVale Mc Gee en una jugada intrascendente.

Las alarmas se encendieron, la bahía está envuelta en la oscuridad, el símbolo de su equipo con un grave problema que los coloca en una incómoda posición, ya que actualmente está lidiando con muchas lesiones (Durant, Thompson, Green, etc).

Con la clasificación en la mano, los Warriors buscan recuperar energías y con el fervor de su hinchada supieron luchar ante esta conmoción,derrotando a unos Hawks que siguen su camino en el infierno gracias a 11 puntos de un Nick Young intratable en el último cuarto (24 puntos con 6 triples).

Este sábado, un nuevo análisis a Stephen Curry, nos revelará el futuro de una escuadra que en este momento no le sobra nada.

El partido de la jornada

Spurs 124 – 120 Utah

Los Spurs consiguieron un valioso triunfo ante Utah, uno de sus rivales directos por un cupo a los Playoff, gracias a un LaMarcus Aldridge on fire que jugó su mejor partido de la temporada, anotando 45 puntos (record personal), transformándose en un problema indescifrable para la defensa de Utah.

Mientras que Donovan Mitchell intentó mantener en el partido a su escuadra, pero anduvo muy impreciso en el ataque, anotando 35 puntos, pero en 36 intentos (una locura para un rookie).

EL partido fue muy cerrado, aunque pudo resolverse en el final del último cuarto a favor de los Spurs, pero Donovan Mitchell apareció en los últimos 3 minutos para anotar 14 puntos y demostrarnos que el premio de rookie del año puede estar en sus manos.

Durante el encuentro pudimos ver, una vez más, como los viejos rockeros nunca mueren, ya que pudimos apreciar, una vez más, el talento innato del mejor basquetbolista sudamericano de todos los tiempos, Manu Ginobilli, quien anotó 18 puntos para liderar una banca que aplastó a su oponente, contando con la ayuda de un Rudy Gay (15 puntos) caliente.

Por otro lado, Ricky Rubio (20 puntos) y Derrick Favors (22 puntos) intentaron empujar el coche con pundonor y garra, pero el sistema impuesto por Gregg Popovich redujo el riesgo de los demás jugadores del Jazz, haciendo incluso que el dominio de Rudy Gobert en las áreas pase a un segundo plano

Ya en el overtime, Patt Mills decidió el encuentro con 6 puntos junto a una defensa que cerró el aro de los Spurs, permitiendo a los pupilos de Gregg Popovich hilvanar un sexto triunfo consecutivo, asegurándose la sexta plaza en la carrera por entrar a los Playoff.

Los Nuggets siguen su lucha

En una cruzada llena de garra, Los Nuggets se resisten a morir, logrando un importante triunfo ante unos Wizards que encajan su segunda derrota consecutiva, liderados por un Nikola Jokic y Jamal Murray con 25 puntos cada uno.

Tras un primer tiempo relativamente fácil donde lograron una diferencia de 12 puntos, fuimos testigos de una gran recuperación de los Wizards merced a un gran acierto exterior que dio como resultado 21 puntos desde el triple que sembró el pánico en el perímetro de los Nuggets, gracias a la velocidad en los cambios y en el acierto de sus tiradores.

Mientras que en los Nuggets, la pobre actuación de Paul Millsap,  obligó a su equipo a tener en la cancha un jugador menos, ya que su presencia en ambas áreas es prácticamente testimonial.

Felizmente apareció en todo su esplendor Will Barton en el último cuarto con un cierre tremendo, gracias a sus 14 puntos en ese periodo, dándole a su escuadra el triunfo.

El orgullo verde se apodera de Portland

Tras enterarse que su jugador franquicia Kyrie Irving fue sometido a una cirugía menor para reparar el daño de sus maltrechas rodillas, apareció Marcus Morris para levantar el brazo,  demostrando que el orgullo verde permanece intacto en esta escuadra y con 30 puntos llevó a su equipo al triunfo.

Fue un partido que se decidió en el último cuarto gracias a un gran cierre de Jayson tatum (13 puntos) y Terry Rozier (16 puntos) quienes silenciaron a la hinchada local, forzando constantemente el contacto en el área que les permitió superar ampliamente a los Wizards en ese apartado (24 a 12TL), siendo este el factor determinante en el resultado.

A pesar de otra gran actuación del dúo de oro, Damian Lillard y C.J Mc Collum, autores de 52 puntos, la escuadra de Portland estuvo carente de ideas, gracias a la estrategia planteada por Brad Stevens, quien no dejó espacios para que los escuderos de este tándem crearan problemas.

Un gran triunfo de estos Celtics que demuestran día a día que el orgullo verde nunca se apaga.

Leave A Reply

Your email address will not be published.