En una noche de gigantes, Superman Howard reaparece

 

Superman Howard recupera sus poderes, causando terror  en New York; un rey enciende a su legión; un gigante decide encuentros y una furia cae en la oscuridad. Esto y más en el mejor resumen de la NBA.

El crack de la jornada: Dwight Howard

El gigante despertó y nos dio un clinic de dominio en ambas áreas, no encontrando  oponentes, demostrando que aún conserva ese poder que le dio el nombre de Superman.

Desde el 2010, a cargo de Kevin Love (31 puntos, 31 rebotes), no se veía una producción bajo el aro tan categórica, siendo increíble como taladraba el aro constantemente. Encestando, además, la mitad de sus tiros libres (12-21)

32 puntos, 30 rebotes (record personal) y una intimidación que nos hizo recordar al Howard de Orlando. Simplemente imparable, parecía que jugaba ante niños, ayudando a su escuadra a darle la vuelta al marcador después de un primer cuarto de terror.

Bien secundado por un Kemba Walker incisivo que se juntó con la bestia, desmoronando a la defensa de unos Nets aturdidos y temerosos ante esta versión God de Superman Howard.

En una era donde el juego perimetral es rey, vimos una partido de la vieja escuela donde Howard fue un gigante.

El partido de la jornada

Cavaliers 132 – Toronto 129

En el regreso de Kevin Love, pudimos ver la versión God de un LeBron James aterrador, que anotó 37 puntos y dio 17 asistencias para remontar el juego a unos Raptors que dominaron a su antojo la primera mitad.

Gracias a un juego nada egoísta que hizo que todos tuvieran su oportunidad, volviendo loca a la defensa de los Cavs que no sabían a quién marcar, ya que la constante circulación de balón encontraba aclarados que cada jugador de Toronto resolvía sin problemas, producto de esto fue la diferencia de 79 a 64 a favor de los Raptors.

Mientras que en el tercer cuarto pudimos ver como los Cavs entraron con la sangre en los ojos, cerrando huecos, creándose oportunidades, llevando el juego de los Raptors a depender de DeMar DeRozan y de Kyrie Lowry para entrar en una guerrilla favorable.

LeBron decide en un final de película

Ya que contaron con un LeBron on fire que hizo de la segunda mitad su festín, atacando el aro constantemente, consiguiendo falta tras falta para nivelar el encuentro, creando juego para su equipo, haciendo partícipe principalmente a un Kevin Love (23 puntos y 12 rebotes) dispuesto a demostrar que sus lesiones y problemas personales son cosas del pasado. Siendo el autor del triple que sentenció el encuentro a falta de 27 segundos.

Aunque los últimos segundos la casta de estos Raptors obligaron a los Cavs a vivir con el cuchillo entre los dientes, ya que LeBron falló uno de sus tiros libres al final del encuentro, permitiendo a falta de 4 segundos ponerse a sólo 3 puntos, tomando DeMar DeRozan la responsabilidad ante la marca de LeBron, pero en una jugada confusa  donde se alega falta, falló el triple del empate, permitiendo a los Cavs gritar un triunfo que les devuelve la moral.

La furia griega cae en la oscuridad

Una desgracia, un mal que se ensaña noche a noche con cada estrella y nos priva de disfrutar de su talento. Eso fue lo que ocurrió al final del primer tiempo cuando Giannis Atetokoumpo  se torció el tobillo y cayó al suelo, haciendo que los más de 17 mil espectadores al BMO Harris Bradley Center se aterren al ver a su máxima estrella salir del campo para no regresar más.

Con respecto al partido, DeAndre Jordan se jugó un partidazo al anotar 25 puntos y capturar 22 rebotes, dominando ambas áreas a su antojo, sin nadie que lo pueda detener, creando innumerables aberturas para sus francotiradores. Producto de esto fueron los 15 triples encestados por sus compañeros, teniendo a un Austin Rivers encendido con 5 triples.

Mientras que Kris Middleton (23 puntos) y Jabbari Parker (20 puntos) intentaron mantener a su equipo en la lucha, pero nunca pudieron ante el vendaval ofensivo que desataron los Clippers que agrupo a 6 jugadores por encima de la decena de puntos.

La Ceja decide al final

A falta de 56 segundos para acabar el partido, Anthony Davis, la Ceja, decidió dar por terminado el encuentro, anotando 6 puntos, destruyendo los sueños de unos correosos Pacers que lo intentaron al final, pero se quedaron cortos ante el talento del mejor 4 de la liga.

Fue un partido raro con mucha presión entre ambos bandos, producto de eso fueron las 32 pérdidas entre ambos equipos, siendo Rajon Rondo (2 puntos) y Jrue Holiday (10 puntos) absorbidos por la marca, impidiendo que la tradicional circulación de balón que practican los Pelicans fracase (sólo tuvieron 15 asistencias)

La lucha por los rebotes fue intensa y pareja, pero los Pelicans tienen un jugador diferente, un candidato a MVP de siempre, un crack que jornada a jornada nos muestra que no tiene techo y ese es Anthony Davis quien se prodigó para anotar 28 puntos, 13 rebotes y 5 tapones. Siendo bien acompañado por un efectivo E’Twaun Moore con 23 puntos, que fue un dolor de cabeza para la defensa perimetral de los Pacers.

Mientras Victor Oladipo lo intento, pero no pudo al final con el vendaval que produjo Anthony Davis, más grande que nunca.

Los Spurs se mantienen a flote

En un tramo de temporada tan complicado, los Spurs ganaron un partido clave ante unos Wizards desparecidos.

El encuentro se decidió en el tercer cuarto cuando los Spurs apretaron las marcas y LaMarcus Aldridge (27 puntos  y 9 rebotes) empezó a desnudar las carencias defensivas de un cuadro completamente dormido, donde vimos a un Thomas Satoransky jugar su peor partido de la temporada.

Los Spurs se aprovecharon de ese letargo, ganando la lucha por los rebotes y con un ataque compartido, gracias a las innumerables variantes que empleó Gregg Popovich los Spurs no tuvieron ningún inconveniente. A pesar de los intentos de Bradley Beal (21 puntos) y Kelly Oubre Jr (21 puntos)

Leave A Reply

Your email address will not be published.