Keith Allison (CC)

En una noche de triples, los Rockets se tragan el orgullo Celta

La marea roja continua su racha triunfal

Un festival de triples, un  héroe inédito, un Rey caído, un trueno desaparecido y un chico maravilla son los ingredientes del mejor resumen de la NBA contado a nuestro estilo.

El partido de la Jornada

Houston 123 – 120 Boston

Triunfo número 15, triunfo contra un rival de peso, triunfo de la Barba, triunfo de un equipo…Sí, señores, un equipo logró el triunfo, un equipo palabra mágica para resumir lo visto en el Toyota Center.

Cuando más lo necesitaban los hinchas apareció una escuadra que no necesitó la versión Dios de La Barba, ya que cada integrante cumplió con creces su labor.

Hablar de La Barba es hablar del claro favorito a MVP de la NBA, es hablar de un jugador con una confianza única que no se frustra a pesar de haber fallado innumerables ocasiones, sino que busca ayudar a su escuadra de muchas formas. Y una de estas ha sido su faceta defensiva, transformándose en un buen defensor.

Después de ir casi todo el partido con el marcador en contra, los Rockets se hicieron fuertes en defensa, apareciendo las manos y la garra de cada jugador para demostrar que el viaje por el título no solo está en un jugador sino en la suma de todos.

Siendo crucial Trevor Ariza, quien a falta de minuto y medio anotó 5 puntos trascendentales para poner adelante a su escuadra que le dio un duro golpe psicológico a unos Celtics venidos a menos que vieron como todo su esfuerzo se diluía en la pérdida de Terry Rozier, orquestada por un gran PJ Tucker (partidazo) y CP3, quienes lo asfixiaron hasta conseguir el esférico en la bomba, originado la jugada que les dio el empate por intermedio de Trevor Ariza desde fuera del perímetro.

Fue un festival de triples (32) y de posesiones donde pudimos ver una vez más el ADN de unos Houston temibles que no les interesó que en el partido anterior fueron derrotado en los últimos minutos, ya que le devolvieron el favor ante un Boston  caliente que venía de 4 victorias desde el All Star, demostrando una gran recuperación después de un pequeño bajón, empatando la serie entre ellos.

En un encuentro cerrado, la experiencia decide

Fue un partido muy parejo, digno de un playoff, donde ninguno tenía la intención de ceder, ya que el hambre por el triunfo les rodeaba a más no poder, pero la experiencia fue primordial en el último segundo. Sí, experiencia  que se vio reflejado en el marcador, experiencia que llevó a Chris Paul, PJ Tucker, Trevor Ariza a elevar su nivel defensivo para comerse a unos imberbes Celtics (cuanta lección habrán aprendido Jaylen Brown y Jayson Tatum.

mike d'antoni
Mike D antoni es el responsable de este gran momento. Matt Hickey (CC)

Es irónico hablar de la gran defensa en los últimos minutos orquestada por un equipo de Mike D´antoni, ya que durante años y en su mejor momento con los Suns esa era su principal carencia, pero ahora podemos hablar de una escuadra llena de guerreros que no tiemblan al momento de tirar al aro ni de poner alguna ayuda defensiva para atosigar al rival. En otras palabras, elevó su nivel, un nivel que nos llena los ojos  que lo coloca como el principal candidato para derrocar a los todopoderosos Warriors.

Mención aparte se merece Eric Gordon, autor de 16 puntos en la segunda mitad y una amenaza constante desde el perímetro (7 triples convertidos). Además de contar con un inmenso Clint Capela, amo y dueño absoluto de la pintura con 17 rebotes, originando muchas oportunidades para su escuadra.

Mientras que en Boston, la segunda unidad tuvo un destacado papel, ya que sus integrantes fueron los autores de 67 puntos, demostrando una vez más que el orgullo verde está preparado para la batalla, una lucha que se definirá en junio, una lucha a la que pretenden entrar y ganar porque su ADN de campeón así lo exige.

Festival de Triples en Ohio

19 triples convertidos, 19 triples que destruyeron todo sueño de victoria de parte de los Cavs, quienes nunca pudieron enmendar los horrores defensivos creados en el perímetro

Una derrota más que duele, una derrota que confirma una vez más que la defensiva de los Cavs no existe. Sí…no existe, simplemente sobreviven por el inmenso talento del mejor jugador del mundo: Lebron James (25 puntos, 10 rebotes y 15 asistencias), quien nos dejó un nuevo triple doble para demostrar al mundo que está dando todo de su parte.

Era increíble ver que el constante movimiento de balón de los Nuggets (35 asistencias) no tenía ninguna respuesta desde el banquillo contrario. Siendo una constante los aclarados para los jugadores de Denver que disparaban casi siempre sin ningún defensor a su lado.

Will Barton (23 puntos) y Gary Harris (36 puntos) fueron los verdugos, los francotiradores que ejecutaron un festival triplero (10 triples entre ambos) que no tenía cuando acabar, cubriendo de esta forma la poca participación ofensiva de un Nikola Jokic, dedicado a abastecer más que a ejecutar.

Los Truenos no asustan en Portland

De aquí en adelante cada error se pagará caro, los Thunder cayeron en su visita a Portland ante un equipo lleno de energía y de garra que se encuentran en su momento, hilvanando una cadena de 6 triunfos seguidos.

Con un CJ Mc Collum (28 puntos) encendido  que no hace más que derrochar fecha a fecha su talento y un Damian Lillard (21 puntos) presente, Portland se llevó la lucha por el rebote, originándose muchas opciones para un cuadro que sólo busca crecer.

Mientras que los Thunder continúan con sus problemas defensivos a raíz de la pérdida de Rorberson y de sus excesivas jugadas en solitario, originando muchas facilidades para el contrario.

Además, sintieron la ausencia de Carmelo Anthony quien a pesar de todo es una amenaza constante desde el perímetro que no puede ser abandonada por el técnico contrario.

Ni Russel Westbrook ( 30 puntos, pero 12 de 31 TC) ni Paul George (21 puntos) pudieron ante un equipo que se apoyó en su segunda unidad para mantener el resultado (31 puntos)

Un triunfo que coloca a Portland en un expectante tercer lugar del salvaje Oeste de la NBA, mientras que los Thunder continúan la encarnizada lucha por uno de los cupos para los playoff.

En Texas, Lonzo Ball decide

Desde su lesión hemos visto a un Lonzo Ball (18 puntos) crecer partido a partido, demostrando que por algo fue la elección número 2 de un increíble draft , sin los arranques de su padre, Lonzo ball se asemeja al jugador que los Laker estaban deseando.

11 asistencias y 3 triples cuando más lo necesitaba su escuadra son argumentos sólidos que nos da un jugador diferente, que fue vital para darle vuelta a un partido perdido, ya que los Spurs dominaron todo el encuentro hasta que la figura de Ball decidió el resultado con un triple a los 42 segundos por terminar el juego y una asistencia para un gran Julius Randle (25 puntos) a 10 segundos del final.

Mientras que Isaiah Thomas (21 puntos) vive un dulce momento al transformarse en el revulsivo desde la banca que los Lakers necesitaban.

Mención aparte merece un Pau Gasol increíble, firmando 19 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias; es decir, casi nada para una de las leyendas más gr5andes del mundo junto a un argentino llamado Manu Ginobilli (12 puntos, 6 asistencias y 4 rebotes)que día a día nos muestra que su talento nunca acaba.

Resultados de la Jornada

Toda la fecha de la jornada.

Leave A Reply

Your email address will not be published.