Nicolas Batum será una de las claves de la temporada - Nil Alemany, (SB)

El problema del escolta en los Charlotte Hornets

Nicolas Batum, Jeremy Lamb y Treveon Graham deben mejorar

Este año Charlotte se ha visto aquejado de un grave problema. La posición de escolta, sobre todo en lo que viene a ser el segundo equipo, los suplentes, está siendo de ínfima aportación.

¿Los señalados? Nicolas Batum, Jeremy Lamb y Treveon Graham.

Los habituales en la posición de escolta:

Nicolas Batum es de sobra por todos conocido. El escolta/alero francés este año ha tenido un bajón en su rendimiento y parece que lastra al equipo. En el partido frente a los Toronto Raptors, anotó ¡2! puntos (ambos desde la línea de personal) y tuvo 0 canastas de 10 intentos. ¿Cómo vamos a ganar así? Los Hornets necesitan una mejoría de Batum para alcanzar unos playoffs que cada vez se ven más lejanos. De no ser así y seguir mostrando la irregularidad que últimamente arrastra, podría (y debería) perder minutos en la rotación.

Jeremy Lamb puede jugar tanto de alero como de escolta y está siendo un jugador que cada año que juega en el equipo van aumentando sus minutos, sus estadísticas y las sensaciones que deja cada vez que entra son mejores. Es la primera vez que en sus 6 años de carrera supera los 20 minutos por partido (24,9 minutos este año) y con este aumento de minutos está consiguiendo los mejores números de su carrera. ¿Está pidiendo paso hacia la titularidad? ¿O los más de 20 millones anuales que cobra Batum tras su renovación serán demasiado impedimento? Veremos qué piensa hacer Clifford al respecto.

Treveon Graham es, comparativamente, el que sale peor parado en esto. El escolta, undrafted que debutó el año pasado, ha aumentado al doble su aportación con respecto al año de su debut pero, sin duda, es el eslabón más débil de esta posición. Si alguien podría ver sus minutos reducidos ese es él.

Los defenestrados:

Dwayne Bacon fue el mejor hombre en la Summer League de los Hornets liderando en anotación a la franquicia de Carolina del Norte. En la liga “de los mayores” no está teniendo protagonismo, sin embargo en la G-League, cuando le han bajado para que jugase, ha aprovechado sus minutos para hacer buenos números. Sin embargo cada vez que sale aporta y eso es importante. Puede dar descansos tanto al escolta como al alero titular.

El novato del que más se esperaba.

Malik Monk. Qué decir de él. El compañero de DeAron Fox en Kentucky, jugón y anotador donde los haya. Crea sus tiros de formas increíbles. Su único “pero” es la defensa, defiende muy mal. ¿El problema? A duras penas juega y eso hace que su defensa no mejore. Minutos residuales con los compañeros menos habituales. Incluso se piensa en que juegue de base pero aún no tiene la posición cogida, los pases no son su fuerte…

Pero aun así es un jugador que con minutos ha rendido. Y si no, podéis ver el partido contra los New York Knicks del 7 de noviembre o el último cuarto frente a Milwaukee el día 1 de ese mes. Malik Monk en estado puro. Un anotador voraz que puede hacer mucho bien al equipo. Si se le deja jugar, claro está. Que juegue es necesario, pero que lo haga bien, como cuando Charlotte tuvo que enfrentarse a la baja de Nicolás Batum a comienzos de campaña y Malik Monk rindió, vaya si lo hizo.

El joven rookie salido de Kentucky puede ser la solución al problema del ataque de Charlotte o, por lo menos, una gran ayuda a ese equipo suplente que es el mayor mal del equipo y termina haciendo que un buen partido de los titulares naufrague.

El futuro de Charlotte en la 2017/18

Con respecto al tema de los minutos de los jóvenes Clifford dijo tras la derrota frente a Raptors que aún hay posibilidades de entrar a playoffs  pero que si estas posibilidades de entrar a playoffs se esfuman lo siguiente será ver qué cambios pueden hacerse en las rotaciones. ¿Más minutos para los jóvenes Monk, Bacon o el recién adquirido Hernangómez?