El campeón de Liga cayó en cuartos ante el Iberostar Tenerife - ACB.com

La Copa arranca con sorpresa: el campeón cae ante Iberostar Tenerife

Valencia Basket 72-79 Iberostar Tenerife

Copa del Rey ACB
El campeón de Liga cayó en cuartos ante el Iberostar Tenerife – ACB.com

El Iberostar Tenerife dio un pelotazo sobre el Gran Canaria Arena ganando a uno de los “favoritos” de la Copa del Rey, el Valencia Basket, que acusó mucho la falta de base y no acabó de encontrarse en el partido, a pesar del buen partido de Tibor Pleiss.

El Valencia Basket comenzó, quizás, un poquito más intenso que el equipo rival, que se presentaba fallón al principio. El poderío interior afirmaba esto, pues la sociedad valenciana en la pintura, tanto Will Thomas (6 puntos, 3/4 en TC) como Tibor Pleiss (5 puntos, 3 rebotes y 2 asistencias), salían enchufados. El Iberostar sin embargo, aprovechaba mucho el rebote ofensivo para crear oportunidades, lo que igualó el encuentro. Un triple de Aaron Doornekamp sobre la bocina puso el 21-20 en el luminoso.

El segundo cuarto se caracterizó al principio por un sublime esfuerzo defensivo de los dos equipos, aunque los de Tenerife se mostraban más consistentes en el rebote ofensivo, igual que al primero. Tibor Pleiss volvía a emerger como jugador más en forma del VBC, aprovechando las continuaciones que tan bien se le dan. El resultado marcaba precisamente esto, intensidad defensiva y 36-36.

Ésta vez, era el Iberostar quién se presentaba más intenso que su contrincante, errático en la movilidad de balón. Los tinerfeños asestaron un parcial de 7-0 a un Valencia que no se encontraba, tanto en defensa como en ataque. Sin embargo, dos triples seguidos de Erick Green volvían a poner en el partido a los valencianos, que tras un tiempo muerto de Txus Vidorreta, volvieron a enchufarse. Acabó el cuarto con un +4 para el Iberostar Tenerife, confirmando este momento de intensidad.

Tras unos minutos desacertados de los dos equipos para comenzar lo que iba a ser una dura batalla, Fran Vázquez comenzaba a marcar la diferencia, sobre todo en defensa. Un errático Valencia se diluía ante un equipo que aprovechaba la falta de base de los naranjas. El Valencia no se dio por vencido al final, y a base de casta y un fuerte Fernando San Emeterio, lograba acercarles a 3 puntos a falta de 47 segundos. El Iberostar falló la siguiente posesión, pero Tim Abromaitis capturaba un rebote en ataque importantísimo para después anotar la canasta del partido. La capacidad del Iberostar de mantener la ventaja, sin duda, fue definitorio para plasmar en el marcador un 72-79 y eliminar a uno de los equipos más fuertes del campeonato.

El MVP of the game fue Tim Abromaitis, que sin duda decidió el partido, además de apuntarse 15 puntos, 4 rebotes y 12 de valoración. Tibor Pleiss también cuajó un buen partido, pero se diluyó junto a su equipo en la segunda parte. Acabó con 13 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias y 24 de valoración.