Por | Twitter: @Laura170178 | 12 febrero, 2018
Marco Belinelli
Marco Belinelli llevará su experiencia y sus puntos a los Philadelphia 76ers – FIBA

Marco Belinelli no tardó mucho en encontrar equipo. El escolta italiano de 31 años, que el pasado verano fue enviado de los Charlotte Hornets a los Atlanta Hawks, estaba entre los máximos candidatos a ser traspasado antes del trade-deadline, ya que su rol (sexto hombre experto que aporta puntos y veteranía desde el banquillo) no pintaba absolutamente nada con unos Hawks en completa reconstrucción y en fase extrema de tanking.

Varios equipos con ambiciones de Playoffs o contenders se habían interesado en hacerse con sus servicios, nueve franquicias habían contactado a los Atlanta Hawks preguntando por él, en concreto los Philadelphia 76ers, Minnesota, Oklahoma City Thunder, Toronto, Portland, Golden State Warriors, San Antonio, Boston y Miami. Los Hawks pedían a cambio una elección se segunda ronda para el próximo Draft y en la ciudad de la Coca-Cola tenían tan claro que el italiano habría sido protagonista de un traspaso que ni lo convocaron para los dos últimos partidos antes del deadline.

¿Qué es lo que no funcionó? Pues el mercado de la NBA es raro a veces, los Hawks no llegaron a ningún traspaso y Marco Belinelli, que ya ni se planteaba quedarse ahí hasta finales de temporada, llegó a un acuerdo con la franquicia y firmó un buyout el pasado viernes.

Su nuevo destino no tardó mucho en darse a conocer, pues el mismo jugador envió un Tweet bastante elocuente la noche entre el sábado y el domingo.


Casi contemporáneamente llegó la “Woj-Bomb” al respeto.


Pues Marco había escogido su destino: los Philadelphia 76ers. El equipo del “proceso” ya ha terminado su reconstrucción y ahora quiere volar y, por hacerlo, junto a todos los jóvenes coleccionados gracias a los últimos Drafts (con pasos por la enfermería incluidos), hace falta un poco se experiencia. Pues en Pensilvana ya cuentan con JJ Redick justo en su rol, y se ve que el “escolta anotador experto” es algo que coach Brett Brown aprecia y entonces quería a otro. Pues a Marco Belinelli los Sixers garantizaron minutos desde el banquillo y un rol importante en un equipo que quiere clasificarse para la post-season.

El transalpino ya está en Philadelphia para las visitas médicas y será presentado oficialmente en breve. La de los 76ers será la novena camiseta diferente que el jugador vestirá en once temporadas, tras su paso por Golden State, Toronto, New Orleans, Chicago, San Antonio, Sacramento, Charlotte y Atlanta. Marco Belinelli se convertirá en agente libre el próximo verano, con lo cual no cabe duda de que dará el máximo en su nuevo equipo, esperando ganarse un nuevo contrato para el año siguiente (sea con los mismos Sixers o con otra franquicia).