Por | Twitter: @Laura170178 | 12 febrero, 2018
Jerry West
Jerry West – Presidio NBA (CC)

Jerry West intervino públicamente en ocasión de un podcast durante el cual explicó los controvertidos movimientos de mercado recientes de Los Angeles Clippers, que en pocos meses se libraron tanto de Chris Paul, traspasado el pasado verano a los Houston Rockets, como de Blake Griffin, con el inesperado trade a los Detroit Pistons del pasado 29 de enero.

El carismático consultor empezó hablando de Steve Ballmer, el dueño de la franquicia.

“Si, como él, has tenido una vida llena de éxitos, seguramente no estás dispuesto a aceptar la mediocridad. Lo que él quiere es algo especial y este es el deseo que ha transmitido hacia el front-office“.

La temporada 2016-17 fue la mejor en la historia de la franquicia, que por sexta vez consecutiva alcanzó los Playoffs y ganó por lo menos 50 partidos por cinco años seguidos. Pese a esto, los Clippers no pudieron superar la primera ronda y, escuchando a Jerry West, nos damos cuenta que un cambio importante estaba en el aire.

“Aquel no era un equipo que pudiese alcanzar un título NBA. Chris Paul es un jugador excelente que escogió irse y los Clippers acogieron su petición traspasándolo a los Houston Rockets en un intercambio que tuvo varios protagonistas. Cuando pasan cosas como estas la gente abre los ojos y se presentan nuevos escenarios. Nos preguntamos: ¿qué ponemos hacer para mejorarnos? ¿Qué podemos hacer para que nuestro equipo sea más sustentable en los próximos años?”

Los Clippers estaban convencidos de que el trade de Chris Paul hubiese dejado un equipo igualmente muy competitivo para los Playoffs. El traspaso llevó a Los Angeles a los guards Patrick Beverley y Lou Williams y a los interiores Sam Dekker y Montrezl Harrell. Las lesiones (sobre todo la de Beverley), sin embargo, destrozaron todos los planes inmediatos de gloria. El traspaso de Blake Griffin de finales de enero va entonces considerado en esta óptica: la de un intento de rearmar al equipo para que sea capaz de ganar en el futuro.

Cualquiera sea tu objetivo,” – siguió Jerry West – “necesitas flexibilidad. Y justamente es lo que hemos obtenido con este movimiento de mercado. Además, vamos a tener dos elecciones para el próximo Draft: siempre he pensado que el Draft es la linfa vital de cada equipo NBA, entonces está muy bien”.

A cambio de Griffin llegaron dos jugadores muy versátiles como Avery Bradley y Tobias Harris que ya han encontrado su sitio en el quinteto titular, mientras que algo más está costando a Boban Marjanovic encontrar espacio. Seguramente llegará también su oportunidad, como ha sido para todos los componentes de la plantilla que, debido a las lesiones, han sabido aprovechar de sus momentos. A este propósito, Jerry West quiso alabar la labor de Doc Rivers como coach que ha sabido sobreponerse a las adversidades.

“Tuvimos una cantidad de lesiones increíble. El equipo que salió del training-camp estaba realmente listo para sorprender a todo el mundo, ganando un montón de partidos, si no se hubiese pronto convertido en un reparto de hospital… El trabajo que pudo desarrollar Doc Rivers pese a estos contratiempos ha sido excelente, tanto que merecería estar en la carrera para hacerse con el premio al Coach of the Year“.

Y si lo dice Jerry West…