Los últimos días en La Gran Manzana han estado repletos de malas noticias. Un balance de una victoria y cuatro derrotas en los últimos cinco encuentros; la lesión de Kristaps Porzingis en el ligamento cruzado anterior que le hará estar de baja, de forma aproximada, unos diez meses y el traspaso más que cuestionable de Willy Hernangómez a Charlotte Hornets a cambio de Johnny O’Bryant y dos segundas rondas (2020 y 2021).

Sin embargo, entre los problemas que se ve sumida la franquicia, hay un pequeño brote verde que hace sentir bien a su dueño, James Dolan. La revista Forbes ha anunciado una lista con el valor de las franquicias deportivas y los New York Knicks están en la cima de la NBA por tercer año consecutivo.

Según el medio de comunicación, la franquicia neoyorquina está valorada en 3,6 mil millones de dólares, un 9% más que el año pasado. Por debajo de los New York Knicks se encuentran Los Ángeles Lakers (3,3 mil millones), Golden State Warriors (3,1 mil millones), Chicago Bulls (2,6 mil millones) y Boston Celtics (2,5 mil millones).

Pese a ser la franquicia más valorada de la liga James Dolan esquiva la idea de venderla, algo que gran parte de los aficionados neoyorquinos le han pedido en diversas ocasiones. Además, los New York Knicks ocupan el puesto de la sexta franquicia más valorada del deporte en todo el mundo.