Por | Twitter: @JuanPe_BG | 4 febrero, 2018
Marco Belinelli
Marco Belinelli es la mejor opción para los Warriors en el ‘deadline’ – Nil Alemany (SB)

Golden State Warriors, a pesar de tener el mejor récord de la NBA una vez pasado el ecuador de la temporada, no han conseguido contar con la mejor producción anotadora de larga distancia en su banquillo. Está siendo uno de los principales problemas a pesar de haber creído tener ese papel cubierto con las llegadas de Nick Young y Omri Casspi. Por ello, tienen en mente hacer un movimiento antes de que se cierre el mercado para poder añadir un nuevo jugador.

Sin embargo, el margen de maniobra en la Bahía es mínimo. No cuentan con piezas interesantes que puedan traspasar y el espacio salarial del que disponen es mínimo. Sus 135 millones en sueldos es el mayor de toda la NBA y están metidos de lleno en el mundo tan peligroso del impuesto de lujo. Han decidido mantener a todas sus estrellas en el equipo sin sacrificar a ninguna y eso tiene un gran precio que deben cubrir.

No obstante, hay un jugador que llama mucho la atención a los dirigentes de la franquicia de Oakland. Marco Belinelli podría salir de unos Hawks que solo piden rondas del Draft por él. Este movimiento podría realizarse con mayor facilidad al tratarse de Travis Schlenk, que estará al otro lado de la franquicia. El que fue asistente de Bob Myers desde que este se hiciera con el puesto de General Manager en la franquicia, tendrá que descolgar el teléfono para escuchar la oferta de su gran amigo. Los Hawks están en modo “tanking” y están dispuestos a deshacerse de cualquier jugador necesario para poder recibir futuras elecciones del Draft que les faciliten la posibilidad de seguir reconstruyendo.

Marco Belinelli está disfrutando de una buena temporada en Atlanta Hawks promediando 11,4 puntos por partido mientras que anota un 37,1 por ciento de sus triples. Puede proporcionar un gran extra a los reservas de Golden State que no han estado demasiado finos en el tiro exterior. Patrick McCaw, 3,9 puntos por partido y 25 por ciento en triples, y Nick Young, 6,6 puntos por partido y Omri Casspi, 6,4 puntos por partido con nueve triples anotados en total en todo lo que llevamos de temporada. Estos números han sido totalmente inesperados para los dirigentes de Golden State, quienes esperaban algo más de estos tres nombres que acabamos de mencionar. No está siendo suficiente y quieren realizar un movimiento.

La segunda unidad de Golden State es la última en la NBA en triples anotados con solo 104. Esto se debe en gran parte a la cantidad de minutos que promedian por partido dos de los mejores tiradores de la historia de la competición como Stephen Curry y Klay Thompson que siguen batiendo récord tras récord. El caso que ocurre con el propio Thompson es que Steve Kerr suele seleccionarlo para disputar la mayoría de minutos en los segundos y últimos cuartos, periodo de tiempo habitual que suelen ocupar los suplentes.

Por otro lado, desde Golden State Warriors podrían pensar que estos tres jugadores ya mencionados pueden llegar a mejorar sus porcentajes a lo largo de la temporada y proporcionar a los Warriors esa anotación tan necesaria desde la segunda unidad. Eso permitiría a los Warriors no tener que entregar a ninguna pieza interesante para el futuro de la franquicia y que pedirían los Hawks en retorno así como alguna elección de segunda ronda en la que tanta buena suerte han tenido los Warriors en los dos últimos años con las contrataciones de Patrick McCaw y Jordan Bell, dos novatos que han sorprendido mucho en sus primeras temporadas. Apostar por Belinelli podría ser una opción arriesgada ya que será agente libre el próximo verano tras haber cobrado los 6,6 millones de dólares que le corresponden de su paso por Atlanta.

Otra de las opciones que podrían tener es la de contratar a algún jugador cortado por otras franquicias. Es algo de lo que habló Bob Myers en una reciente entrevista y estarán muy pendientes a cómo discurre ese mercado. El nombre de Vince Carter es uno que ha sonado muy fuerte en los últimos días ya que podría llegar a un acuerdo con Sacramento para rescindir su contrato. De esa manera, podría llegar finalmente a los Warriors tras haber sido seleccionando por ellos en el Draft de 1998 y haber sido traspasado inmediatamente por una leyenda de la franquicia, Antawn Jamison.

No cabe duda de que, actualmente, la mejor opción existente en el marcado para ellos es la de Marco Belinelli. El italiano es un jugador con experiencia que conoce a la perfección la casa. Debutó en la NBA con los Warriors en 2007 y jugó en la Bahía durante dos temporadas. A lo largo de su paso se convirtió en uno de los favoritos de la afición por su naturalidad anotadora. Ahora, los Warriors quieren traerlo de vuelta para que pueda ayudarlos a asegurar un nuevo campeonato que sería el segundo en su carrera tras haber ganado con San Antonio en 2014. Ese es otro de los principales motivos por los que podría llegar a los Warriors. Jugó en un sistema muy similar con Gregg Popovich por lo que no tendría que demorarse demasiado en asimilar la idea de Steve Kerr.