Kevin Durant debe ser candidato al ‘DPOY’

El alero de los Warriors atraviesa su mejor temporada defensiva

Kevin Durant Warriors Curry
Kevin Durant presenta su candidatura al DPOY – Nil Alemany (SB)

Cuando Kevin Durant firmó con Golden State Warriors en el verano de 2016, todos lo veían como una nueva arma que añadir al amplio arsenal ofensivo que ya tenían en la Bahía. Uno de los mejores anotadores de la historia de la NBA se unía a uno de los mejores equipos que la competición había visto desde los Bulls de Jordan o los Lakers del ‘Showtime’. Sin embargo, su entrenador, Steve Kerr, no lo vio como una nueva pieza para añadir a su ya sobrecargado sistema ofensivo por aquel entonces.

Si hay atributos que Kerr resaltó cuando Durant se unió al equipo fue su capacidad defensiva que pudo contemplar en aquella trepidante serie de Playoffs que terminó con victoria para los Warriors en siete choques de intensa lucha. Steve Kerr estaba muy emocionado por poder añadir a su plantilla a un defensor tan versátil como Durant. El resto de la NBA lo seguía viendo como un gran anotador, pero no sabían que dentro de él se encontraba un puro candidato a ser el mejor defensor de toda la competición.

En Golden State, Durant pudo reencontrarse con Ron Adams, quien fuera su entrenador defensivo en Oklahoma City seis años atrás. Adams se encontró con un ‘KD’ mucho más cambiado con el tiempo. Ya no era ese chiquillo soñador que pretendía dominar a todos con su gran habilidad ofensiva. Había crecido y su mentalidad era muy diferente. Entonces, uno de los magos de la plantilla de los Warriors como Ron Adams se puso como objetivo convertir a Durant en una auténtica bestia defensiva. Mucho trabajo por hacer, pero finalmente Kevin se mostraba a favor de comenzar a desarrollar más su juego defensivo al ver que el ataque estaba bien cubierto desde un primer momento.

Ahora, 17 meses después de su llegada a Oakland, se ha convertido en uno de los principales candidatos a optar por el premio de mejor defensor cuando termine la presente campaña. Está superando todas las expectativas puestas en él desde el inicio y ya lo podemos reconocer como uno de los mejores taponadores de toda la liga. Myles Turner le hace una gran competencia, y no ha sido la única que ha tenido desde que comenzó el curso. Otros jugadores como Kristaps Porzingis intentó arrebatar este premio a Durant, aunque el letón ya se ha caído de esa lista. Todos esperaban que ocurriera lo mismo con Durant, pero sigue dando guerra en ese apartado y ya estamos en el 2018.

Casi podríamos considerar que Kevin Durant es uno de los inventores de una nueva posición en este juego moderno donde la estatura es lo de menos y lo más importante es lo bien que puedas anotar desde lejos de arco. En unos Warriors que se hicieron mundialmente conocidos por su ‘small-ball’ y su juego bonito en el exterior, Durant es una de las nuevas piezas del esquema defensivo perfecto de Steve Kerr. Un placer visual para todos los que consiguen reconocer lo que los Warriors han hecho en este nuevo baloncesto, el baloncesto moderno. Draymond Green fue el precursor de llevar a cabo este estilo en la pintura y Durant ha recogido ahora ese relevo para darle un giro de tuerca y conseguir evocar a las peores pesadillas de sus oponentes cuando se encuentra cerca del aro.

Casi hemos llegado a la mitad de esta temporada y Durant lidera en la NBA con un total de 71 tapones por partido. Sus oponentes están anotando un 51,9 por ciento de sus tiros cuando entran en la zona, el cuarto mejor promedio por detrás de Kristaps Porzingis, Joel Embiid y Hassan Whiteside. Kevin Durant ha permitido a los Warriors dar un descanso a su mayor estrella defensiva, Draymond Green, quien consiguió llevarse el premio la temporada pasada. Cuando tuvo que retirarse por unas molestias en su hombro derecho, los Warriors consiguieron promediar sus mejores números, permitiendo 97,6 puntos a sus rivales cada 100 posesiones, su mejor marca de esta temporada. También le hemos visto rendir a gran nivel frente a grandes jugadores de la competición como LeBron James, al cual dejó en un siete de 18 en tiros de campo en su enfrentamiento disputado el día de Navidad.

Algo que ayuda en gran medida a Durant en su candidatura por el ‘DPOY’ es que está deslumbrando a los tres candidatos al premio de la temporada pasada. Draymond Green está intentando entregarle la antorcha mientras que Kawhi Leonard y Rudy Gobert no han conseguido desplegar su mejor defensa debido a las numerosas lesiones que han tenido que sufrir en este inicio de temporada. El único oponente actual que tiene en su posición sería Paul George, quien se ha encontrado en una tesitura similar en Oklahoma City y que destaca ahora robando carteras. Promedia un total de 2,5 robos por partido, la mejor marca de toda la Liga. Kevin Durant sigue intentando dejar su huella en todas las áreas de este deporte, y este es su nuevo objetivo personal.

Comments