Blake Griffin,nuevo jugador de los Detroit Pistons. Derrick Story (CC)

Blake Griffin es traspasado a los Detroit Pistons

La Motown apuesta de manera arriesgada para tener un proyecto ganador

Detroit Pistons
Blake Griffin,nuevo jugador de los Detroit Pistons. Derrick Story (CC)

Encender la pantalla del móbil, un «¡hostia!» con los ojos abiertos como platos y una búsqueda a la velocidad de la luz en el ordenador para cerciorarte de que lo que lees no es una de las enésimas invenciones que se vana empezar a escuchar durante estas señaladas fechas. Así es como las aficiones de los Detroit Pistons y de Los Ángeles Clippers pasaron la noche de ayer cuando vieron el nombre de Blake Griffin. Pues lo de ayer no era una invención, y tal y como manda la filosofía de Stan Van Gundy, aquí no se filtra nada hasta que está hecho. Según los periodistas que han indagado en la historia del traspaso, la transacción se llevaba gestando desde seis días antes de la confirmación oficial, y que los Clippers querían a Luke Kennard, pero que los Pistons han conseguido retenerle. Por lo tanto, el traspaso ha quedado de la siguiente manera:

 

Por parte de Detroit, el traspaso supone un éxito con un gran pero en la última frase. Empezando por los jugadores de relleno, los Pistons han conseguido dos interiores para la rotación, ya que con Leuer baja para toda la temporada y Boban fuera, el equipo de la Motown se queda con cinco jugadores para dos posiciones, contando con Griffin, y ni Moreland ni Ellenson suponen un gran factor para llegar a hacer algo en PlayOffs. Willie Reed será el segundo pívot de la rotación en un comienzo, ya que viene para desarrollar el mismo rol que Moreland y dar un poco mas de defensa y ataque, aunque sus dotes técnicas son bastante precarias. Por su parte, sería un gran fracaso para Ellenson que Brice Johnson, jugador que apenas tuvo presencia en los Clippers, le pasara por delante, aunque Tolliver y Griffin deberían copar los minutos en el 4.

Hablando ya de Griffin, el ala pívot puede ser el fichaje mas costoso e ilusionante de los Pistons en muchos años. Griffin ha sido all star en cinco ocasiones y se confirmó ya desde su primer año en la liga como uno de los mejores ala pívots de la liga. Es un jugador que ha evolucionado su juego, pasando del puro showtime y sus vuelos poderosos a un juego mucho mas polivalente, con una gran visión de juego y un tiro peligroso desde los tres sectores de la pista. Además, ya ha tenido experiencia jugando codo con codo con interiores poderosos, y eso le servirá para encontrar una buena sinergia con Andre Drummond. Y ahora el riesgo: Griffin es propenso a lesionarse, y su contrato asciende a 171 millones en 5 temporadas. Los Pistons lo han previsto mínimamente, y han incluido una trade exception de 7 millones de dólares, pero no hay que ser un experto para saber que un jugador de tal calibre lesionado puede ser un peso muy duro de soportar.

Los Ángeles Clippers
Tobias Harris jugará en los Clippers a partir de ahora. Nil Alemany (SB)

Los Clippers por su parte, como ya hicieron con el traspaso de Paul, venden a uno de sus estandartes por una remesa de buenos jugadores y rondas. Si su propósito es reconstruir, que lo es, se están haciendo con muchos jugadores interesantes y rondas bien posicionadas. Y ya han anunciado que van a intentar vender a DeAndre Jordan y Lou Williams. En este caso, los Clippers han recibido en Tobias Harris a un ala pívot que puede jugar de alero, con tiro exterior y capacidad de penetrar. En Detroit empezó la temporada a nivel de all star, pero se ha ido deshinchando en consonancia con el equipo. Tiene un contrato acorde con lo que da al equipo, e incluso se ha dicho que merecía algo mas, así que los Clippers estarán encantados con él si consiguen integrarlo bien en el equipo. Junto a Harris llega Avery Bradley y su contrato. Los Clippers tiene media temporada para convencer al escolta de que se quede en la franquicia y de ver si les irá bien para sus planes futuros. Y un backcourt formado por Beverley y Bradley suena muy apetitoso para las estadísticas defensivas del equipo. El último jugador que viene a los Ángeles se llama Boban Marjanovic. El gigante serbio ha dado una de cal y otra de arena en la Motown. Un buen ataque y una pésima defensa, aliñado con un rebote insuficiente para alguien de su estatura ha hecho que los Pistons no quieran seguir confiando en su altura. El serbio tendrá minutos regulares en los Clippers, cosa que nos servirá para ver si realmente tiene cabida en la NBA actual.

Por último, los Clippers reciben también la primera ronda del draft de este presente año con protección en las cuatro primeras posiciones, y la segunda ronda del año que viene. Ahora ya es cuestión de Doc Rivers y su directiva escoger sabiamente.

Como resumen del traspaso, podemos decir que los Pistons compran el «win now» del que ya advirtió Van Gundy, pero conservando la base de su equipo, con contrato por varios años. El contrato les saldrá rentable si Blake Griffin no se lesiona y compensa su enorme contrato con mese seguidos sin visitas a la infermería y una buena compenetración con Andre Drummond. Por parte de los Clippers, consiguen jugadores de futuro en Tobias, una oportunidad de conseguir un buen escolta en Bradley y un factor X en Marjanovic, además de dos rondas de draft. Si quieren seguir con la venta de jugadores, por lo menos tienen un buen cojín de talento para no ahogarse en el pozo del oeste.