Jason Kidd
Jason Kidd tiene un grave problema en la concesión de minutos a Malcolm Brogdon. Roherca Designs (SB)

A lo largo de la extensa temporada NBA hay muchos traspasos, muchas nuevas caras en la liga y muchos jugadores que cambian de Estado, en el extenso terreno estadounidense, con el objetivo de buscar algo que no tuviesen en su anterior hogar. Y aunque en muchas ocasionas marchan obligados por el club, nuestros protagonistas de hoy, lo han hecho, o tendrán que hacerlo por su bien propio.

Tras la incorporación de Eric Bledsoe al equipo de Milwaukee, ha habido muchos cambios para el combinado de los ciervos, pero tanto en el juego como en la rotación. Sin embargo, esos cambios han sido para mejor, ya que la rotación y el juego de los chicos de Kidd mejoró considerablemente.

El quinteto titular se modificó totalmente, y el gran perjudicado de ello fue el “sophomore” Malcolm Brogdon. Dicho jugador perdió mucha importancia en la plantilla, pasando de ser titular e indiscutible en el sistema de Jason Kidd a tener un rol totalmente secundario, pero que a priori sigue siendo muy importante, ya que debe de ser el líder y estrella de la segunda unidad del equipo de Wisconsin. Por lo que el “starting five” quedó de la siguiente manera: en la posición de base, el recién llegado Eric Bledsoe, ocupando el puesto de dos quedó Tony Snell, en el alero tienen al microondas humano Khris Middleton, su estrella, Giannis Antetokounmpo ocupa la posición de ala-pivot, mientras que el puesto de cinco es para John Henson, por esto, pasó Malcolm Brogdon a ser el sexto hombre.

Pero hay que ver cómo encaja anímicamente jugador ese paso atrás en la rotación, donde sigue teniendo un importante papel siendo el líder de la segunda unidad, pero aún así parece que es insuficiente para Malcolm, ya que incluso se ha llegado a especular con su salida a otros equipos. El equipo que mayor candidatura tiene para llevarse al último novato del año son Los Ángeles Clippers en el traspaso que llevaría al pívot de los de California DeAndre Jordan a vestir la equipación de los ciervos, traspaso en el que también estaría incluido John Henson, pivot titular actualmente de los Bucks de Milwaukke.

https://www.youtube.com/watch?v=ksZkXjtW3ts

¿De verdad el techo de Brogdon es tan alto? Esa es la pregunta que deberían de hacerse tanto la directiva de Milwaukee como los aficionados del mismo, ya que es un traspaso que podría llegar a beneficiarles y mucho al equipo. Yo la respuesta a dicha pregunta la tendría clara. El techo de nivel de Brogdon no es tan alto como la mayoría de la gente cree, pues el jugador ya tiene 25 años recién cumplidos, ya que acabó su carrera universitaria y después se presentó al draft. Además ya vimos mucha mejora en su juego la campaña pasada, dando casi todo su nivel máximo, y prácticamente en el mayor esplendor de su madurez de su generación draft. Por ello su margen de mejora es menor que cualquier otro novato de su promoción.

Pero el traspaso no solo sería beneficioso para la franquicia de Wisconsin, sino que también lo sería para el propio Malcolm Brogdon, el cuál podría ser traspasado rumbo a otro equipo para ser titular y poder hacerse un hueco en la NBA definitivamente. Además al mismo jugador le vendría bien irse a un equipo en reconstrucción para poder aclimatarse al estilo de juego de ese equipo y además asentarse como el base titular y referencia durante unos años de esa franquicia. Algunas de los equipos en los que mejor encajaría Malcolm podrían ser Memphis Grizzlies, ante una posible salida de Conley, lo cual le haría convertirse en el base titular y consorte del equipo de los osos, también podría dar su máximo nivel en Phoenix Suns, donde, tras la marcha de Eric Bledsoe, actual compañero de equipo de Malcolm, no tienen un base de garantías en el cual confiar plenamente, pero además se reencontraría con su ex-compañero Greg Monroe y mejorarían la química del equipo y por último, otro equipo en el que encajaría de lujo sería New York Knicks, equipo al que le falta un jugador que sepa ser el eje central del equipo, y además se reencontraría con Michael Beasley en la Gran Manzana, que también mejoraría la química.

Pero, ¿Qué podría ofrecer cada equipo con el objetivo de incorporar a Malcolm Brogdon en sus filas? Pues en primer lugar analicemos las posibilidades de que los Memphis Grizzlies lo consigan incorporar, efectuando un traspaso que se amolde a las exigencias de ambos equipos. Para conseguir esto, los Grizzlies deberían dar a Mario Chalmers y Ben McLemore, para que los Bucks obtengan ese buen colchón de grandes reservas, y hacer que su banquillo sea más competitivo. Analizando las opciones de los Knicks, hemos encontrado una opción muy buena, incorporar a Willy Hernangomez a Bucks, mientras estos envían a Brogdon a la Gran Manzana, así ambos equipos encontrarían los que buscan, los Knicks un buen base, y los de Wisconsin un pivot que en unos años sea de garantía en la liga. Y por último los Phoenix Suns, que ha cambio de Bender más una segunda ronda de draft podrían llegar ambos equipos a un acuerdo más que satisfactorio.

Sinceramente, cualquiera de estos traspasos beneficiaría al equipo de Wisconsin, ya que reforzaría posiciones o roles que tiene un poco más flojos, como viene siendo la posición de pívot o el banquillo, el cuál poseen el cuarto peor de la liga.

Y ante esta clara pérdida de importancia, el “sophomore” obtendría la importancia y regularidad de minutos que busca, con el fin de hacer cosas grandes en esta liga.