Carlos Calvillo

El Valencia Basket pasa por encima del Tecnyconta Zaragoza

Bojan Dubljevic celebra un triple ante el Fenerbahçe / Carlos Calvillo

Ambos equipos llegaban al encuentro con balances totalmente diferentes. Los valencianos se presentaban con diez victorias y cinco derrotas, mientras que los maños tenían el récord a la inversa. Los de casa querían resarcirse de su última derrota en la Fonteta ante el vigente campeón de Europa, Fenerbahçe, el pasado jueves por 67-80.

Era un partido marcado por la cantidad de jugadores que han pasado por los dos equipos: Sam Van Rossom, Joan Sastre (no jugó por lesión), Damjan Rudez, Juan José Triguero y Sergi García, quien debutó con los taronjas en liga ante el que fue su club.

El encuentro arrancó con un ritmo descomunal de anotación por parte de ambos conjuntos. Los jugadores salieron muy entonados en ataque, especialmente Bojan Dubljevic que disfrutaba de lo lindo en el juego interior. Por fuera, Aaron Doonerkamp era el encargado de frenar al joven Jonathan Barreiro, quien transformó dos triples liberados en el primer acto. Nikola Dragovic tampoco se quiso perder la fiesta inicial.

El Valencia Basket no frenó el ritmo ofensivo y aumentó su intensidad defensiva con los jóvenes Alberto Abalde y Sergi García, además de la veteranía de Fernando San Emeterio que permitió abrir la primera brecha importante de la tarde (38-28 a 7:18 para el descanso). El croata Damjan Rudez se unió al show con dos triples prácticamente consecutivos que le ayudaron a adquirir la confianza que necesita para rendir a buen nivel en el conjunto taronja. En los minutos finales de la primera mitad Txus Vidorreta dio entrada a Josep Puerto para que también tuviera su oportunidad en pista.

Tras el paso por los vestuarios la tónica se mantuvo, esta vez con Doonerkamp como protagonista. También el San Emeterio comenzó a ofrecer destellos de su enorme calidad en un partido que se quedó sin historia antes del descanso. El público no se cansó de pedir la entrada del islandés Tryggvi Hillanson que hasta el último cuarto no saltó al parquet, llevándose una ovación digna de recordar durante mucho tiempo por parte de la afición.

Durante los últimos diez minutos vimos en cancha a los jugadores menos habituales en el cuadro valenciano, mientras que por parte de los maños aparecieron Bo McCalebb y Juan José Triguero para maquillar el marcador final (103-58).

Los taronja recibirán este martes al FC Barcelona Lassa en Euroliga.