Por | Twitter: @carruizs20 | 11 enero, 2018
Julius Randle D'Angelo Russell Los Angeles Lakers
Magic Johnson, a muerte con su nuevo proyecto. Nil Alemany (SB)

Nuevo año, nuevo proyecto, aunque el proyecto Laker empezó hace tiempo; desde el despido de Mitch Kupchack como General Manager de la franquicia angelina, y con la contratación de Magic Johnson se inició un nuevo plan para la reconstrucción de los de oro y púrpura. Nada más verse con la elección número dos del Draft en sus manos, el nuevo director de operaciones de Los Ángeles Lakers, tenía muy claro a quien iba a elegir y cual era el coste.

Con esto, llegó el primer paso del proyecto de Magic y Pelinka, traspasar al elegido por Kupchack para liderar la reconstrucción, D’Angelo Russell, con la esperanza de quitarse de encima el tóxico contrato de Timofey Mozgov. Librándose de esta forma de más de 16 millones de dólares ocupando el espacio salarial del equipo. Magic le dio el bastón de mando al recién drafteado Lonzo Ball, con quien espera devolver a Los Ángeles Lakers a la gloria.

Las siguientes firmas, fueron las de jugadores que no comprometerían en absoluto a la plantilla, contratos de un año para jugadores como Kentavius Caldwell Pope o Andrew Bogut, para tratar de aportar su grano de arena en una campaña donde la franquicia angelina no se puede permitir perder. Sin ningún pick propio en su haber, los de oro y púrpura deben tratar de ganar el máximo número de partidos posibles, por tal de conseguir un récord atractivo para futuros Agentes Libres en el verano de 2018. Viendo que las victorias no llegan, Magic Johnson debe comenzar a ejecutar el plan B, que obviamente tenía bajo la manga, y como dice la dicha popular: “poderoso caballero es don dinero”.

Por lo tanto ahora solo queda conseguir el máximo margen salarial posible para la próxima campaña, y solo hay una vía para ello.

Traspasos

Julius Randle

Julius Randle Los Angeles Lakers
Julius Randle, uno de los más señalados. Adrián Rodríguez (SB)

Si hablamos de traspasos, no hay otro remedio que hablar de Julius Randle. LA Bestia, ha sido uno de los nombres que más han aparecido en los rumores relacionados con Los Ángeles Lakers, y es evidente que Magic Johnson ya tenía en mente deshacerse del ala-pívot en el momento que no renovó su contrato para las dos próximas temporadas.

Sin duda, esa acción es un arma de doble filo a la hora de traspasarle, si bien es cierto que el equipo en el que finalice la temporada regular tendrá la oportunidad de igualar cualquier oferta que efectúen por el ala-pívot, este se puede encontrar con tener que firmar a Don Julio por un precio superior al que costaría si hubiera renovado por dos años. Adquiriendo a Randle, la franquicia solo adquiere el derecho a firmarle por el contrato que un tercero ponga sobre la mesa.

Pese a ese inconveniente, Julius Randle sigue siendo un asset a tener en cuenta por la franquicia a la hora de buscar un traspaso, y al igual que hicieron con D’Angelo Russell, Randle podría arrastrar en su traspaso el contrato de Luol Deng, otro peso muerto de estos Lakers, que liberaría una gran masa de salario para firmar a dos superestrellas en el próximo mercado de Agentes Libres.

Jordan Clarkson

lakers
El líder de la segunda unidad angelina, otro posible candidato a la purga. Nil Alemany (SB)

La salida de Jordan Clarkson sería una liberación de salario inmediata para la franquicia angelina. Su contrato de 12 millones de dólares puede ser una lacra para los planes de Magic Johnson, mientras que varios equipos de la liga pueden estar interesados a adquirir a un jugador de sus características a coste cero.

Recordamos que el plan de Magic y Pelinka es crear una masa salarial enorme para la próxima campaña, por lo tanto no van a absorber un contrato que vaya más allá de este verano. Un contrato expiring y una segunda ronda del Draft podría ser el precio a pagar por un Jordan Clarkson que está demostrando ser un líder saliendo desde el banquillo. Cuajando una gran temporada con números para competir por el premio de Sexto Hombre del Año.

Clarkson podría sumarse a un equipo que quiera competir esta misma temporada por los PlayOffs o incluso a un proyecto con una reconstrucción más lenta que la que quieren ejecutar la dirección de los púrpura y oro.

Larry Nance JR

Larry Nance Jr, otra posible salida. Foto: Carlos Almenar (SB)

Otro nombre que suena con fuerza, aunque mucho menos que los dos primeros es el de Larry Nance Jr. El ala-pívot es uno de los mejores jugadores de la franquicia angelina, sin tener en cuenta las bases en las que quiere cimentar el futuro del equipo Magic Johnson, que son Lonzo Ball y Brandon Ingram, a parte de la sorpresa de Kyle Kuzma.

Sin duda Nance Jr puede despertar el interés de muchos equipos por su gran aportación en ambos lados de la cancha, y su capacidad de mejora en los lanzamientos de media y larga distancia. La salida del vaquero, al igual que la de Julius Randle, podría arrastrar junto a él el gran contrato de Luol Deng.

Con el récord negativo del equipo, y pese a haber levantado la cabeza en los dos últimos encuentros, es evidente que Magic y Pelinka ya han activado el plan B de su proyecto. Ahora solo les queda explorar a fondo el mercado antes de que llegue la Trade Deadline el próximo 16 de febrero.

El devenir de Los Ángeles Lakers, y seguramente la cabeza de Magic Johnson, Pelinka y de la propia Jeanie Buss, dependerá exclusivamente de si en el verano de 2018 la franquicia de oro y púrpura consigue hacerse con dos superestrellas para dinamitar la reconstrucción. Siendo este el plan de la dirección del equipo, para devolver a la mejor franquicia de la historia de la liga al lugar que le corresponde.