Nil Alemany (SB)

Rondae Hollis-Jefferson, el gran tapado del draft del 2015

La sorpresa de la temporada en Brooklyn

rondae hollis-jefferson
El Draft de 2015, y su gran olvidado, Rondae Hollis Jefferson. Nil Alemany (SB)

Tenemos suficiente razones para decir que Rondae Hollis-Jefferson es una amenaza ofensiva todas las noches.

Hollis-Jefferson ha anotado más de 10 puntos en 13 de los 17 partidos que lleva hasta ahora esta temporada. La temporada pasada,como sophomore (jugador de segundo año), el alero de Pennsylvania no llegó a los 10 puntos hasta el 17 de enero, en su 37º partido de la temporada.Eso es solo un atisbo de la mejora que puede hacer RHJ en cuanto a anotación se refiere , ya que ha pasado de 5.8 como novato a 8.9 al final de la temporada pasada y a 14.7 esta temporada.También sabemos que es muy bueno y muy versátil en la defensa. En muchos sentidos, él es el motor que hace que los Brooklyn Nets carburen y funcionen pese a las bajas.

De hecho, silenciosamente se ha convertido en uno de los más importantes del talentoso Draft del 2015. RHJ solo tiene 22 años y es el cuarto jugador más joven de un equipo joven, pasó de ser un jugador que muchos pensaban que era draft del montón a ser un draft top. En cualquier caso, Rondae Hollis-Jefferson, anota un 49.4% de sus lanzamientos de campo y un sublime 83.1% desde la línea de tiros libres (líder del equipo) mientras captura 5.8 rebotes por partido, y se combina con sus compañeros de proyecto,como por ejemplo D’Angelo Russell.

Rondae Hollis-Jefferson fue seleccionado donde se predijo, en el puesto No. 23, pero se convirtió en una pieza comercial del día del draft. Fue seleccionado por los Trail Blazers y se mudó a su hogar actual en Brooklyn. En dicho acuerdo, los Nets tuvieron que asumir los 2.2 millones de $ de Steve Blake, junto con los derechos de RHJ, mientras que renunciaron a una joven primera ronda(de dos draft anteriores) Mason Plumlee, y Pat Connaughton, una segunda ronda. El mes siguiente, los Nets movieron a Blake a los Pistons, tirando al traste ese traspaso. En ese momento, el trato con Hollis-Jefferson llegó con revisiones mixtas para Brooklyn. Plumlee, promedió 8.7 puntos y 6.2 rebotes, mientras que lanzó un 57.3% en 21.3 minutos por partido la temporada anterior, una temporada en la que jugó los 82 partidos. Es una regla no escrita que no intercambie un prospecto por un prospecto directamente (aunque en este caso, hay una diferencia de cinco años en la edad).

Entonces, las cosas no fueron bien en su temporada de novato. El de la Universidad de Arizona se rompió el tobillo y estuve 50 partidos ausente. Había mostrado alguna promesa en defensa. Cuando cayó, estaba liderando a todos los novatos en robos y dos veces tuvo partidos de cinco robos.

La temporada pasada, estuvo sano, pero su tiro se desplomo. Luego, a mediados de enero, Kenny Atkinson hizo un movimiento que sorprendió a mucha gente. Comenzó a darle minutos a Hollis-Jefferson como ala-pívot. ¿Y por qué no? En su primera temporada y media, estaba siendo muy poco preciso desde el perímetro ( menos del 25%). A los Nets les gustaba lo que tenían, pero como señaló una fuente interna, cuando tu ataque está basado en tiros exteriores y tu alero tirador no anota triple, es un problema. Y muy serio. El subidón de «Small Ball» se dio gracias a la solvencia que dieron los Warriors con Draymond Green. En cambio, a Atkinson le gustaron las otras partes del juego de Rondae Hollis-Jefferson: su defensa, su paso, su energía. El éxito del cambio se hizo evidente al comparar la producción de Hollis-Jefferson antes del parón del All-Star (7.8 puntos y 5.1 rebotes y 42 por ciento en tiros) y después (10.3 puntos y 7.2 rebotes y 45 por ciento).

Resultó que ese fue solo el comienzo. Rondae Hollis-Jefferson dedicó su verano a hacer de eso la base de algo más grande. Estuvo horas, dias (incluso noches), perfeccionando su tiro, intentando superar obstaculo para ganar-se la ya creciente credibilidad del respetable neoyorquino, trabajando en su manejo de la pelota.

También había algo más, algo muy parecido a los Nets, habla con un psicólogo deportivo, el Dr. Paul Groenewal. Ni Rondae Hollis-Jefferson ni Groenewal dirán palabra sobre lo que se trabajo, pero un aspecto de su juego más allá de su lanzamiento y manejo del balón, es decididamente diferente esta temporada. Su madurez. Se trata de llegar a una «mentalidad de juego siguiente», como lo llaman los Nets.

«Siento que en cierto modo me aferré a las cosas un poco más de lo que debería, hice [un error] más grande de lo que era, en cuanto a tener esa mentalidad de ‘siguiente juego’. Es algo en lo que tuve que trabajar en el futuro verano «, dijo Hollis-Jefferson a periodistas a fines de octubre.

De sus conversaciones con Groenewal, Rondae Hollis-Jefferson dijo simplemente:

«El gran enfoque es el baloncesto aquí. (Sean Marks) quiere que seas excepcional en eso. Él quiere que te concentres en tu oficio, entonces qué mejor manera que darles a los jugadores las herramientas para hacer eso «.

Pero ahora estamos en un lugar donde el alero de 2.01m podría convertirse en un jugador de top 5 o 6 de su clase de draft. Los números lo sugieren, como lo mostraría la prueba de ojo.

Entre drafteados en 2015, se ubica en el puesto 11 en minutos por partidos en la carrera, el noveno en anotación y el quinto en rebotes. Solo su compañero DLo, KAT, Devin Booker, Kristaps Porzingis y Myles Turner son definitivamente mejores en cancha.

Veamos quien lo superó:

Jahlil Okafor, la tercera selección, fue ofensivamente genial como novato, pero ha tenido un declive histórico desde entonces ha sido aducido y dejado en órbita por Joel “The Process” Embiid. 

La quinta elección de Mario Hezonja, que se suponía que era «el J.R. Smith» europeo, habría sido un chollo si ese fuera el caso. No lo es. Está promediando 3.5 puntos esta temporada, lo que dista mucho de su mejor marca de su carrera de 6.1 como novato. El Magic se negó a ejercer su opción de novato. 

Sexto pick Willie Cauley-Stein ha mejorado a 10.2 puntos y 6.0 rebotes esta temporada, pero finalmente ha sido decepcionante.

Emmanuel Mudiay (10.9 puntos y 3.5 asistencias por juego), la séptima elección, es más eficiente (tirando 43.5% de tres y su mejor marca de 40.2% desde el gol de campo), pero no tan productivo, y ya ha perdido la titularidad.

Octavo pick Stanley Johnson, como dicen en Nueva York: He hight (Lo es)

Novena elección, Frank Kaminsky, 11.3 puntos por juego ,nada mas añadir excepto: ¿Defensa?

¿El décimo pick del juez Winslow? ¿Quién podría haber llegado al número 4 y quién fue seleccionado en el mismo puesto? La lesión fue impactante, por lo que el jurado todavía está fuera, pero el reloj también está funcionando.

¿El resto del grupo? Tienes a Terry Rozier, Kelly Oubre y Larry Nance Jr, pero mejor dejarlo en eso, el resto. Ya que Hollis-Jefferson ha distorsionado la percepción.

En 2015, Bleacher Report no lo hizo, pero una cosa que hicieron bien, como muchos otros lo hicieron, fue el siguiente análisis.

«La gran pregunta es si él (refiriéndose a RHJ) alguna vez puede desarrollar ese puente, algo que no ha logrado durante dos años en Arizona.

«Sin embargo, la perspectiva defensiva de Rondae Hollis-Jefferson podría ser demasiado tentadora para transmitir esta tarde, especialmente para un equipo que puede rodearlo con opciones ofensivas de calidad. Será un robo en los años 20 si alguna vez puede aprender a disparar«.


Chad Ford, al final de ESPN, también lo hizo bien. Describió a RHJ como el «durmiente del draft» con un pequeño «Andre Iguodala en él». También señaló que mejorar el tiro es la habilidad de desarrollo más fácil. Y ahora, él es ese chollo. 

Atkinson pensó que lo había visto incluso antes de que comenzara la temporada.

«Creo que está comenzando a conocerse a sí mismo en términos de madurez«, dijo Atkinson a mediados de octubre. «Creo que desde el punto de vista del baloncesto y desde el punto de vista de la madurez emocional. Sentí que tuvo muchos altibajos la temporada pasada y mejoró a medida que avanzaba la temporada. Y esta temporada veo que está progresando desde un punto de vista de madurez.

«Me siento tan cómodo con él en campo. Ha sido grande para nosotros «.