Road Warrior (CC)

Espectáculo en Houston con el Rockets-Pelicans

Los Pelicans, sin Davis, plantaron cara al mejor equipo del momento

Alvin Gentry
Gentry alabó el gran juego del equipo. Road Warrior (CC)

Los Rockets y los Pelicans brindaron ayer por la noche a los aficionados de la NBA uno de los mejores partidos en lo que va de temporada. El equipo tejano se impuso finalmente por 130-123, pero llegaron a tener una desventaja de 13 puntos, y el partido estaba empatado a falta de dos minutos para el final. Tuvieron que sacar lo mejor de sí para ganar el partido, y eso deja en muy buen lugar la actuación de los New Orleans Pelicans. Y mucho más teniendo en cuenta que no jugó su estrella Anthony Davis, que descansó por precaución.

A esa más que notable baja, se le sumaron las ausencias de Jameer Nelson (tobillo) y Tony Allen (rodilla). Unos contratiempos que notó el banquillo de los Pelicans, quedándose tan solo en 3 puntos (un triple de Ian Clark).

El entrenador de los Pelicans, Alvin Gentry, dijo tras acabar el encuentro

«Pienso que hicimos todo lo que teníamos que hacer para tener una oportunidad de ganar. Ellos son un muy buen equipo. Ellos toman ventaja sobre aquello que mejor hacen.«

Chris Paul, ex jugador de New Orleans, tras quedarse en 2 puntos en la primera parte, dio un paso al frente en la segunda y lideró a los Rockets en la remontada, acabando con 20 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias. Con el encuentro empatado a falta de 3 minutos, fue el más que probable MVP de esta presente temporada, James Harden, el que decidió, con un robo y dos triples consecutivos ponerle la puntilla a los bravos Pelicans. «La barba» acabó con 26 puntos y 17 asistencias. Eric Gordon, otro ex-Pelican, con 27 puntos, y Clint Capela, con 28 puntos y 8 rebotes en 23 minutos (ganándole la partida a Cousins) fueron los otros puntales de la victoria. Gentry lo tenía claro;

«Comentamos que había que meter 120 o 125 puntos para ganar, y eso hicimos. Sencillamente sus grandes jugadores hicieron grandes jugadas al final del encuentro«, dijo Gentry. 

Pero no todo iban a ser decepciones para los New Orleans Pelicans. Esta derrota bien podría servir como victoria moral, ante el mejor equipo del momento y del Oeste, y sin el jugador franquicia Anthony Davis ni algunos otros hombres claves. Y no solo con las sensaciones hay que quedarse, sino que la franquicia y varios jugadores hicieron varias de sus mejores marcas.

  •  Los 14 triples anotados por los Pelicans en la primera parte supone un récord de la franquicia
  •  Los 18 al final del encuentro es récord en la franquicia
  •  E’Twaun Moore anotó 36 puntos, con 6/8 en triples. Estos 36 puntos son la mejor marca de su carrera, superando de mucho la anterior de 27, conseguida tan solo partidos atrás.
  •  Jrue Holiday batió la mejor marca de la temporada (34 2 veces) con 37 puntos
  •  Rajon Rondo consiguió su primer triple doble como Pelican (13, 12, 12), el 30º de su carrera.

Todas estás marcas le dan un mérito increíble a la victoria de unos Rockets que parecen dispuestos a disputarles el trono del Oeste a los Warriors.