CHEMA MOYA (EFE)

El Barcelona Lassa gana al Real Madrid en el Palacio

Real Madrid 80 - 84 FC Barcelona Lassa

Llega el día, llega el clásico, Real Madrid y Barcelona se ven las caras por primera vez esta temporada. El Real Madrid llega a este encuentro con 7 victorias y ninguna derrota, por parte del Barcelona, suman 5 victorias y 2 derrotas. Destacar el fichaje de Walter Tavares durante esta misma semana, entrando en los 12 convocados de este clásico, a suplir las bajas en la zona madrileña.

Bola al aire y despiste blaugrana que permite la primera canasta del Madrid en los primeros segundos de partido. Salió también enchufado el Barcelona con un Kevin Seraphin que llevaba las riendas de su equipo, anotando 6 de los primeros 9 puntos del Barcelona. Ninguno de los dos conseguía distanciarse en el marcador en los primeros compases de partido, 10-9 el marcador tras los primeros 4 minutos del primer cuarto. Momento Luka Doncic, dos triples, incluyendo un “crossover”(como dirían los americanos) a Moerman dejándolo sentado, y dos canastas para 10 puntos de 17 de su equipo. Colocando la máxima del partido hasta el momento, 19-12 y obligando a pedir tiempo muerto a Sito Alonso, que provocaba la reacción inmediata de los suyos, que con tres buenas defensas y dos aciertos desde la línea de tres, reducían la diferencia para colocarla en 1 punto, 19-18 tras triple de Pau Ribas.

Barcelona
(Manel Montilla – Manel Montilla)

Daba comienzo el segundo cuarto con gran igualdad en el marcador, tras un primer cuarto muy intenso, que acababa con una dinámica positiva para los visitantes, comenzaba este segundo cuarto de la misma manera, volviéndose a colocar por delante en el marcador, 21-23 tras un triple de Oriola. Los dos equipos estaban muy acertados de cara al aro e intercambiaban canastas en este inicio de cuarto, alternándose en el liderato del partido, Luka Doncic lideraba a su equipo de una forma sublime, 16 puntos y 4 rebotes para 20 de valoración para él al descanso. Por parte del Barcelona, Kevin Seraphin se echaba al equipo a las espaldas y conseguía buenas canastas e irse con 13 puntos en su casillero personal al descanso. Empataba el partido sobre la bocina Pau Ribas con un tiro de tres, 45-45, máxima igualdad.

IGUALDAD MAXIMA

Comenzamos la segunda parte, con todo por decidir, el Real Madrid salía de vestuarios más dormido que su rival, cometiendo errores que se convertían en canasta fácil para su rival, primero un matazo de Adam Hanga y después un triple de Moerman en transición distanciaban a 4 a los visitantes, 48-52. Contestado con otro pequeño parcial de 4-0 para no perder la cara al encuentro tras canastón de Facundo Campazzo, e igualar de nuevo, esta vez a 52. Sin hacer ruido Moerman, sacó la muñeca a relucir y con dos canastas y un triple seguido obligaba a Pablo Laso a parar el partido, con tiempo muerto, el Barcelona se marchaba de 6 puntos, 55-61, el resultado en el electrónico.  El tiempo muerto provocaba una reacción inmediata de su equipo, que con tres canastas, y la última, un mate de Tavares en el último segundo para igualar el partido y levantar al público de sus asientos. Acabando el tercer cuarto 61-61, más igualdad imposible, 10 minutos y todo por decidir en el último cuarto.

CHEMA MOYA (EFE)

Dábamos comienzo al último cuarto en el palacio, como si empezase el partido, empate a falta de 10 minutos. Ambos equipos estaban muy metidos en el partido, si un equipo anotaba, el otro contestaba de la misma manera, el Barcelona conseguía defender bien dos jugadas seguidas y abría una pequeña brecha de 4 puntos tras canasta de Rakim Sanders, muy activo durante todo el último cuarto. El Real Madrid no se dejaba ir del partido y volvía a igualar, en una jugada con hasta 4 rebotes ofensivos que, como no, acabó culminando Felipe Reyes con un palmeo, colocando el empate a 72 con 5 minutos todavía por disputar. Continuaba la tónica del partido, igualdad, el Madrid conseguía ponerse por delante, con un triple de Carroll que levantaba al público. Después de este triple, el Barcelona supo atacar con paciencia y defender, provocando errores en los ataques del Madrid, volviendo a colocarse por delante tras canasta de Seraphin primero y de Heurtel después, que no apareció durante todo el partido, pero anotó la canasta decisiva colocando el 78-81 en el marcador a falta de 15 segundos. El Madrid no anotaba y se veía forzado a hacer falta, de los que solo metía un tiro libre, Carroll anotaba y acercaba a su equipo a 2 puntos, 80-82, pero Thomas Heurtel, metía los dos tiros libres a falta de 3 segundos que sentenciaban el partido y daban la victoria para el Barcelona.

El Barcelona suma así su sexta victoria, acercándose de esta manera a sus rivales directos en una importante y valiosa victoria en el Palacio, Moerman, que con 19 puntos y 22 de valoración fue el más destacado del partido. El Real Madrid suma su primera derrota en la competición, compitiendo en todo momento pero dejándose la victoria en los últimos minutos.