El acierto de Shved decidió el encuentro a favor de los rusos

Shevd acaba con la proeza de Baskonia

A pesar de un buen encuentro de los vascos, no pudieron ganar al líder de la Euroliga

El acierto de Shved decidió el encuentro a favor de los rusos. Euroleague CC

Tras una buena semana Baskonia buscaba en Rusia su tercera victoria consecutiva, un partido que necesitaban ganar ya que si no lo hacían. estarían con un récord de 1-5 algo difícil de remontar, era un partido muy importante para el club vasco ante el Khimki moscovita.

El partido arrancó con un parcial 8-1 a favor del equipo ruso, que sumó con facilidad desde el exterior y obligó a realizar malos tiros a los de Pedro Martinez, que sobrevivieron gracias a los rebotes ofensivos de Vincent Poirier que fue uno de los mejores de su equipo con 12 puntos y 9 rebotes. El Baskonia encontró en la defensa una forma de parar el acierto ruso, gracias a la recuperación de balón que hizo dar la vuelta al marcador y finalizar el primer cuarto por delante 18-21.

Pedro Martínez colocó a Garino sobre Anderson que estaba siendo el mejor del conjunto ruso hasta el momento, tapando la producción ofensiva del ex NBA y varios triples de Janning y Huertas pusieron la máxima diferencia a favor de los visitantes con un 22-30. A pesar de ello el Khimki siguió jugando con su ritmo rápido que hacía que se mantuvieran en el encuentro con un parcial de 6-0. Baskonia mantenía su acierto en triples gracias al movimiento de balón buscando al jugador libre de marca metiendo 8 triples en el segundo cuarto. Al descanso el club vitoriano ganaban 40-48 ante los rusos.

Al tercer cuarto el conjunto presidido por Querejeta aprovecho el buen momento del francés Poirier con el pick and roll pero se vio amonestado por su cuarta falta personal e hizo que el Khimki se aprovechara de ello y de su acierto en el exterior a pesar de que su estrella Alexey Shved estaba errático. Los de Pedro Martínez lograron sacar ventaja de 8 puntos, pero James Anderson volvió a recortar diferencias y empatar el partido, aunque un triple de Marcelinho Huertas sobre la bocina del final del tercer cuarto dio aire al Baskonia 61-64.

Anthony Gill cogió el testigo de Anderson y con cinco puntos consecutivos igualó el choque con ocho minutos por delante, pero Voigtmann, empezó a enchufarse con el paso del encuentro. Sheved por fin apareció al meter su primer triple del encuentro (había fallado los 7 lanzamientos de fuera anteriores) y entre él y Markovic pusieron por delante al Khimki tras el dominio baskonista durante todo el partido. Los rusos consiguieron hacerse con el mando del partido y aumentar la diferencia del marcador a cinco puntos en la recta final.

Si Baskonia ya tenía problemas se venía la aparición de Shved que anotó 14 puntos en el último cuarto para dar una ventaja de +8 al Khimki a falta de un minuto para el final, el partido parecia decidido, pero Baskonia tiro de orgullo y se acercó gracias al acierto en la línea exterior y a los tres tiros libres de Matt Janning, que dejaron todo abierto con un 85-84 a 16 segundos para el final.

Pero la batalla en los tiros libres la ganó el Khimki  y se llevaron el encuentro 91-90 a pesar del triple de Jayson Granger sobre la bocina.

El próximo rival del baskonia será el Real Madrid el 14 de noviembre en el Fernando Buesa Arena