Nil Alemany (SB)

Abran paso a Rondae Hollis-Jefferson

¿El próximo Andre Iguodala?

rondae hollis-jefferson
Nil Alemany (SB)

Antes de ir con el bueno de Rondae Hollis-Jefferson, pongámonos en situación. Los Brooklyn Nets han comenzado la temporada de la peor manera posible, cuando en el primer partido de la campaña perdían a uno de los referentes tanto dentro como fuera de la pista como lo es Jeremy Lin ( seguramente para el resto de la temporada). Pero a pesar de ésto el equipo ha demostrado ser un vendaval ofensivo que no se veía en los Nets desde la época de Jason Kidd como estrella de los Nets.

DÁngelo Russell ha impresionado con el mayor promedio de puntos y porcentajes de tiros de lo que va de su corta carrera, DeMarre Carroll haciendo recordar a ese jugador capaz de hacer de todo que se vio hace un par de temporadas en los Atlanta Hawks. Pero el que mas gratamente ha sorprendido de momento es Rondae Hollis-Jefferson.

Drafteado en el 2015, parecía como si el rol de Rondae Hollis-Jefferson en la NBA sería el de un jugador de rol, atlético y ágil sin más. Inicialmente, éste fue el caso. Pero tras la contratación de Kenny Atkinson el juego y la mentalidad de Rondae sufrieron un cambio significativo.

 

La metamorfosis

Luego del descanso del all star game de la pasada temporada, Rondae Hollis-Jefferson paso de jugar el 60% de sus minutos como alero pequeño, a hacerlo en casi su totalidad de minutos como ala-pivot. Este ajuste a una nueva posición dentro de la pista planteó un problema para el resto de ala-pivots de la liga al intentar defender a un jugador más rápido y atlético que la mayoría de los jugadores en su posición.

Si bien el ajuste echo la temporada pasada fue un punto de inflexión en la carrera de Rondae, ésta temporada ha llevado su rendimiento un escalón más arriba.

Nil Alemany (SB)

¿Cómo se explica éste salto cualitativo en el rendimiento de RHJ?

La respuesta radica en su mayor comprensión del juego.

En las temporadas anteriores, Rondae-Hollis-jefferson atacaba el aro rival con cierta imprudencia, y en muchas ocasiones botaba el balón de un lado a otro, sin mucha idea de que hacer con el. Sin embargo este año su juego a evolucionado, promediando el porcentaje mas bajo de su carrera en pérdidas de balón, y un considerable aumento en su porcentaje de tasa de uso, convirtiéndose en un arma más que fiable en la ofensiva de su equipo.

En tan solo 26 minutos por encuentro Rondae Hollis-Jefferson promedia 15 puntos por partido, y con un increíble 65,6% de acierto.

Otra de las claves en esta mejora sustancial de Hollis-Jefferson, es su capacidad de llegar hasta la linea de tiros libres y traducirlos en puntos de manera eficiente noche tras noche. Ésta temporada, el número 24 de los Nets visita la línea de tiros libres casi 9 veces por noche y con promedios cercanos al 90% de acierto. Ésto se traduce a que las defensas se lo piensen dos veces antes de cometer falta y mandarlo al la línea del personal, que a su vez resulta de defensas dubitativas y canastas más fáciles para él.

El futuro

Andre Iguodala debería ser el espejo en donde se podría mirar RHJ. (Wikimedia Commons)

Cuando uno intenta buscar similitudes e intenta buscar un jugador cuya trayectoria podría igualar Rondae Hollis-Jefferson, el primer nombre que se nos viene a la cabeza es Andre Iguodala. Aunque su juego a mermado a lo largo de los últimos años (cumplirá 34 años en enero), el número 9 de los Warriors fué en sus mejores años una doble amenaza tanto en ataque, como en defensa. Lo que todavía hace que cuadre más la comparación, es el echo de que ambos provienen de la universidad de Arizona.

Ambos comenzaron sus carreras en la posición de escolta antes de pasar a jugar en posiciones más interiores. Al igual que RHJ, Iguodala tuvo un salto significativo en su tercera temporada en la NBA, sólo en puntos paso de 12.3 a 18.2 puntos por encuentro. Si bien todavía es muy pronto y puede resultar un poco aventurado hacer ésta comparación, son muchos los puntos en común entre ambos, hecho que ilusiona de gran manera a la afición de los Nets.

Aspectos a mejorar

Si hay un aspecto en el juego de Rondae Hollis-Jefferson debe mejorar y mucho es en su disparo desde la media y larga distancia. A pesar de comenzar de muy buena manera la temporada, realizando algunas jugadas de giro en el poste bajo y alto con tiro en suspensión hacia atrás, y de empezar a tirar de manera más asidua desde la línea de tres puntos, en sus 3 años en la liga ha promediado un 25 % desde la línea de 3, y no ha logrado desarrollar un tiro e media distancia fiable. Si la tendencia de ésta temporada se mantiene y Rondae realmente empieza a producir de manera consistente desde afuera, podría convertirse en una verdadera pesadilla para las defensas rivales.