Foto: Carlos Calvillo

El Valencia Basket sufre para vencer al Monbus Obradoiro

Valencia Basket 80 - 67 Monbus Obradoiro

Sam Van Rossom penetra ante la oposición de Albert Sàbat / Foto: Carlos Calvillo

La caldera taronja ha vuelto a relucir tras el periodo estival. Hoy ha vuelto el campeón a la cancha en la que levantó el título de liga ante el Real Madrid durante el pasado mes de junio. Durante el encuentro de presentación el Valencia Basket alzó la pancarta recordatoria de la liga conquista y esta noche ha sido el turno de la Supercopa Endesa, conquistada hace apenas unos días.

El Valencia Basket se apunta su segundo triunfo en la Liga Endesa tras superar al Monbus Obradoiro por 80-67 en un partido más complicado de lo que refleja el marcador final. El conjunto dirigido por Mocho Fernández le ha plantado cara a los valencianos hasta la mitad del último cuarto.

El partido ha arrancado con un triple de Martins Laksa que ha ayudado a los suyos a llevar las riendas durante los primeros minutos, donde han llegado a vencer hasta por ocho puntos. La entrada de Sam Van Rossom en el cuadro local ha dado un nuevo aire al equipo, lo cual ha permitido un equilibrio en el electrónico. Mientras tanto, los interiores Nacho Llovet y Nemanja Radovic, que estaba atacando con mucha confianza, se tuvieron que marchar al banco con dos faltas personales. La irrupción anotadora de Erick Green ha permitido a los de casa liderar el primer cuarto por 22-19.

La acumulación de faltas por parte delos jugadores del combinado visitante ha pasado factura a la hora de defender su aro. La diferencia de infracciones ha sido considerable durante los primeros 20 minutos, unido a la impecable labor en el rebote ofensivo de los hombres de Txus Vidorreta han mantenido la igualdad en el marcador (35-35 al descanso).

Tras el paso por los vestuarios, el arranque del Obradoiro ha puesto nervioso a más de uno en la capital del Túria. Erick Green ha sido el encargado de echarse el equipo a las espaldas en el momento más complicado, quien ha asumido la responsabilidad en cada jugada de ataque. Artem Pustovyi ha mantenido la igualdad, hasta que un acertado Rafa Martínez ha anotado siete puntos consecutivos para guiar a los suyos al final del tercer periodo.

El último cuarto arrancó con la misma tónica que terminó el anterior, con un espléndido Rafa Martínez en la faceta anotadora. El escolta catalán se vio apoyado por el belga Sam Van Rossom que acertó en los instantes decisivos con su lanzamiento exterior, además de la gran implicación de sus compañeros que han terminado por sellar el triunfo por 80-67.

De esta manera el Valencia Basket sigue invicto en los encuentros disputados durante este inicio del curso 2017-2018. Por su parte, el Obradoiro suma su primera derrota en la Liga Endesa.

Este sábado los gallegos recibirán al Divina Pastora Joventut a las 20h, mientras que los taronjas visitarán la cancha del Ibersotar Tenerife el domingo a las 18:30 (hora peninsular).