Previa temporada 2017-18 SB: Phoenix Suns

Los Suns continúan con su proceso de reconstrucción

Phoenix Suns
Los Suns afrontan una nueva temporada de reconstrucción – dr.coop (CC)

En el Valle de Arizona continúan con la misma metodología que en años anteriores. Phoenix sabe la importancia de completar a la perfección este proceso de reconstrucción para poder convertirse en una de las franquicias más potentes de la liga en los próximos años. Todavía queda mucho para que ello suceda, y los Suns, junto con la aprobación del General Manager Ryan McDonough, han decidido darle prioridad a los jóvenes en este equipo influyendo esto en las decisiones tomadas durante este verano. No les interesa añadir a su plantilla a ningún jugador experimentado de la competición. Intentan emular algo parecido a lo que vimos con Philadelphia 76ers hace unos años, y de momento no les está yendo nada mal.

Consiguieron completar todas las renovaciones de sus jugadores el pasado verano donde el movimiento por parte de la franquicia fue casi inexistente. Las lesiones han sido el único factor que ha obligado a la organización de Arizona explorar el mercado en busca de nuevos talentos jóvenes que puedan aportar en este núcleo muy prometedor en un futuro. Alan Williams se queda, Brandon Knight no ha podido salir traspasado y dan una última oportunidad a Alex Len. Eso sería lo más destacado del verano de unos Suns que esperan poder seguir reconstruyendo su equipo a base de elecciones de Draft.

Devin Booker debe dar un paso adelante

Keith Allison (CC)

Tras dos primeros años muy sorprendentes del número 13 del Draft de 2015, se espera que se convierta en el líder indiscutible del equipo durante la próxima campaña. A pesar de su gran talento, Eric Bledsoe seguía estando un paso por delante, pero a sabiendas de su más que posible salida del equipo, debe aprovechar su momento para tomar las riendas de la organización. Es el futuro de la NBA, un jugador que puede ganar sin muchos problemas el premio a mejor jugador de la temporada en un par de años. Muy pocas veces se ve tanto talento cayendo tan bajo dentro de la lotería; los Suns realizaron el movimiento correcto. Es capaz de anotar 70 puntos en un partido y dejar a todos con la boca abierta gracias a su juego ofensivo, pero debe seguir mejorando en otros aspectos de su juego.

Si hay algo que se le pueda reprochar a este joven escolta es su falta defensiva que le han prohibido dar el siguiente paso en su segundo año como jugador de la  NBA. Ha aprendido de sus errores y sabe qué es lo que tiene que mejorar. Durante este verano se preocupó por poner fin a esos problemas y en palabras de McDonough se conoce que ha mejorado especialmente en el rebote defensivo. Las llaves de la franquicia serán suyas de manera definitiva de un momento a otro, y es solo cuestión de tiempo para que suceda. Debe seguir desarrollándose en este grupo joven para poder llevar a los Suns hacia esa gloria que tanto se merecen por un pasado donde no les sonrió la diosa fortuna.

Marquese Chriss, la clave de los Suns

marquese chriss
(Lindsey Wasson/Seattle Times staff)

Resulta difícil escoger a un jugador para etiquetarlo como la clave de este equipo, ya que muchos tienen más esperanzas puestas en el jugador del que hablaremos a continuación. Los Suns necesitan ese plus que no puede aportar Devin Booker. Esto se personifica a la perfección en su jugador de segundo año, Marquese Chriss. El ala-pívot procedente de la Universidad de Washington, demostró que es un jugador muy válido para estos Suns que pueden confiar en él en términos ofensivos desde la pintura. Gran receptor de alley-oops y las hunde como nadie, pero no puede quedarse estancado en un único ámbito de su juego. Parece anecdótico que alguien con su altura y su capacidad atlética no destaque en defensa, y es que no ofreció todo su potencial en este apartado la pasada campaña.

Una de sus necesidades es mejorar en su capacidad reboteadora tanto ofensiva como defensivamente. Tiene la capacidad de saltar por encima de muchos de sus defensores, y no ha aprovechado sus dotes para limpiar el tablero durante muchos partidos de la pasada temporada. Lo bueno de ser un ‘sophomore’ es poder seguir mejorando el juego y ocuparse de hacer que todos esos aparentemente pequeños problemas desaparezcan al completo. Con la baja de Alan Williams durante más de la mitad de la temporada y el deseo de Earl Watson de salir con un quinteto pequeño, le obligará a jugar como pívot. Esto puede venirle muy bien mientras sigue trabajando en los fundamentos de su juego en este segundo año para él.

Josh Jackson, la gran esperanza

No se recuerda tanta expectación por un rookie en Phoenix que la que se está viviendo con Josh Jackson. Es un joven llamado a convertirse en una de las superestrellas de esta liga. Un ‘all-around player’ que destaca sobre todo en su faceta defensiva. Fue seleccionado en la cuarta posición del pasado Draft y bien podría haber caído en la tercera e incluso segunda posición.

Era exactamente el tipo de jugador que necesitaban en Phoenix. Un chico con unas características muy parecidas a LeBron James en el mejor y más esperanzador de los casos. Bien podría haber estado en el apartado de arriba como el jugador clave de los Suns, pero no se puede ir uno de la lengua con un alero que aún no ha jugado ni un solo minuto en la NBA. Los Suns deben ser pacientes, aunque no creo que les tome demasiado tiempo en observar la grandeza de este chico de pelo afro.

Earl Watson tiene trabajo por hacer

Earl Watson se sentó en el banquillo de Phoenix cuando estos decidieron destituir a Jeff Hornacek. Desde entonces, ha realizado un gran trabajo consiguiendo que el equipo se adaptase a esa filosofía de jóvenes primero. Debido a la poca intención de conseguir buenos resultados, la posibilidad de que salga del equipo en un futuro no muy lejano es improbable. Es un entrenador capaz de impregnar ese carácter de liderazgo y ganas por conseguir victorias aunque finalmente sea eso lo menos importante. Debe seguir por la misma línea mientras Phoenix sigue adquiriendo talento mediante el Draft.

Plantilla y salarios

  • Player Option
  • Team Option
  • Qualifying Offer
  • Two-way contract
JUGADOR 2017-18 2018-19 2019-20 2020-21 2021-22 2022-23
Eric Bledsoe $14.500.000 $15.000.000
Brandon Knight $13.618.750 $14.631.250 $15.643.750
Tyson Chandler $13.000.000 $13.585.000
Jared Dudley $10.000.000 $9.530.000
Alan Williams $6.000.000 $5.520.000 $5.520.000
Josh Jackson $5.090.040 $6.041.520 $7.059.480 $8.930.242 $11.778.989
Dragan Bender $4.468.800 $4.661.280 $5.896.519 $7.777.509
Alex Len $4.187.599
Troy Daniels $3.408.520 $3.258.539
T.J. Warren $3.152.931 $12.500.000 $12.500.000 $12.500.000 $12.500.000
Marquese Chriss $3.073.800 $3.206.160 $4.078.236 $5.497.461
Devin Booker $2.319.360 $3.314.365 $4.583.767
Anthony Bennett $1.577.230
Elijah Millsap $1.524.305
Tyler Ulis $1.312.611 $1.544.951 $1.676.735
Derrick Jones Jr. $1.312.611 $1.544.951 $1.676.735
Davon Reed $815.615 $1.378.242 $1.618.520 $1.752.950
Leandro Barbosa * $500.000
Mike James $75.000
Alec Peters $75.000
TOTALES $90.012.172 $95.716.258 $60.253.742 $36.458.162 $24.278.989 $0

*Leandro Barbosa es el único jugador que sigue apercibiendo dinero de la franquicia a pesar de no formar parte de la plantilla. Fue cortado el pasado verano y seguirá cobrando la parte garantizada de su sueldo Mike James y Alec Peters son los dos jugadores que cuentan con un contrato ‘two-way’ para la próxima campaña.

Predicción

No se esperan grandes resultados de los Suns durante la próxima temporada. Ahora no es prioridad las victorias sino dejar que los jóvenes jueguen y se desarrollen. Hay un gran objetivo en mente, y es el de hacerse con Marvin Bagley III mediante el Draft. Para ello, tendrán que dejar por medio muchas victorias por lo que desde The Rise of the Suns predecimos un total de 27 victorias y 55 derrotas.

Comments