Luka Doncic consigue su máxima anotación (28) en una nueva victoria madridista - Euroleague.net

El Real Madrid derrota a Zalgiris a base de triples

Zalgiris Kaunas 66-87 Real Madrid

Madrid
Luka Doncic consigue su máxima anotación (28) en una nueva victoria madridista – Euroleague.net

Tras una pretemporada donde saltaron las dudas tras la derrota en la Supercopa frente al Herbalife Gran Canaria, las sensaciones en la capital del país están siendo muy distintas a lo esperado para el conjunto de Pablo Laso. Aún no conocen la derrota ni en la liga doméstica ni en la competición europea. El Real Madrid ha sumado su cuarta victoria consecutiva en Lituania en un encuentro que ha servido para que Luka Doncic vuelva a exhibirse y a proclamarse como la mayor promesa del baloncesto mundial de su promoción. Su juego ya no sorprende a nadie; esta vez nos ha dejado 28 puntos, su récord anotador, a los que hay que añadir nueve rebotes y seis asistencias. El esloveno no quiere bajar el ritmo en este inicio de temporada donde está pasando por encima de sus rivales.

El equipo blanco dominó desde el inicio en el Zalgirio Arena donde Jasikevicius perdió los nervios por la imagen mostrada por su equipo en el primer cuarto. Encajaron un parcial de 2-10 para comenzar el partido, y todo fue gracias a la acción del pívot mexicano, Gustavo Ayón. Fue un martillo pilón tanto en ataque como en defensa, recuperando balones y anotando tres canastas consecutivas. Zalgiris intentó reaccionar gracias al buen juego ofensivo de Kevin Pangos y Kavaliauskas que anotaron un total de 13 puntos para reducir la ventaja a solo dos puntos al final del primer cuarto, 16-18.

Al comienzo de los segundos diez minutos del partido, los locales decidieron calentarse para acercarse lo máximo posible al conjunto de Pablo Laso. Consiguieron igualar su ritmo ofensivo así como recuperar el liderato en el marcador. El Real Madrid volvía a sufrir en defensa aunque no tardaron en responder con un imponente parcial para devolver las cosas a su sitio. 0-10 liderados por un Campazzo muy efectivo desde la línea de tres puntos. El sueco, Jeff Taylor, dio un paso adelante para comandar a los suyos en la defensa que lideraba a numerosos puntos de contraataque. Tras un pequeño susto, los merengues recuperaban la ventaja en el marcador para marcharse al descanso con 11 puntos de diferencia, 31-40.

Durante el tercer cuarto, fuimos testigos de una nueva exhibición de la perla de Liubliana. Doncic se encargó de romper definitivamente el partido con 14 puntos en el cuarto. Fue una auténtica apisonadora en ataque y conseguía anotar todos sus tiros. Efectivo desde media distancia, triple y en penetración. Jonas Maciulis contribuyó en su vuelta a casa con varios triples que ayudaban a abrir aún más la brecha. Zalgiris Kaunas intentó volver al ritmo mostrado en el segundo cuarto, pero no consiguieron reducir los dobles dígitos en el luminoso. El Real Madrid se marchaba al último periodo con una cómoda ventaja, 50-63.

El último cuarto no sirvió para nada más que certificar la victoria madridista. Rudy Fernández puso su granito de arena a la exhibición triplista poniendo lazo final a un partido perfecto del Real Madrid que rozó el 50 por ciento de acierto en tiros desde más allá del arco. Cuarta victoria consecutiva en Europa para un Real Madrid que promete mucho y que espera poder hacer algo grande de la mano de un Luka Doncic más maduro que nunca y preparado para liderar al equipo.