M. Pozo ACB Photo (CC)

La importancia de los Two-Way Contract para los Kings

Jack Cooley y Jakarr Sampson son más importantes de lo que parece

Jack Cooley. M. Pozo, ACB Photo (CC)

Este ha sido un verano de muchos cambios para la NBA, un draft potente, un mercado bastante movido con varias estrellas cambiando de equipos y una curiosa novedad que ha entrado por fin este verano tras el nuevo convenio colectivo y que puede ayudar tanto a la liga, como a franquicias y jugadores, este verano se puso en marcha el fenómeno Two-Way Contract, y los Sacramento Kings al igual que las otras 25 franquicias que tienen equipo en la G-League se han puesto en marcha para conseguir sus 2 jugadores que estarán a caballo entre el primer equipo y el filial (en este caso Reno Bighorns) para la temporada 2017-2018

¿Que es el Two-Way Contract?

El two-way contract o contrato bidireccional son contratos que todas las franquicias pueden ofrecer a jugadores que han jugado 4 temporadas o menos. Como dice la palabra estos contratos haces que el jugador que lo firme este a caballo entre el equipo NBA o su correspondiente equipo de G-League (equipo filial). Ese jugador tiene como límite estar un máximo de 45 días en el primer equipo, mientras que las franquicias solo pueden ofrecer 2 contratos Two-Way. Para resumir los equipos podrán tener un plantel de 15 jugadores +2 Two-Way Contract, pasando el roster principal a tener 17 jugadores. Esta nueva posibilidad ayuda a que los jugadores menos talentosos tengan más posibilidades de llegar a la NBA y mantenerse si se esfuerzan mientras que la propia liga aumenta la calidad y competitividad de su liga de filiales pero si has entrado aquí es porque te interesa porque se ha firmado a Jack Cooley y Jakarr Sampson y que pueden aportar para los Sacramento Kings.

Jack Cooley

Este ala-pívot de 2’06 metros tiene una dilatada experiencia en el baloncesto europeo jugando para el Trabzonspor turco, el Unicaja de Málaga y el MHP Riesen Ludwigsburg alemán. En cuanto a experiencia NBA, no fue seleccionado en el draft de 2013 pero llegó a disputar algunos partidos con los Utah Jazz sin mucho que destacar, ya que jugaba los famosos minutos de la basura. Este jugador viene a aportar, músculo, intensidad, trabajo y ganas al equipo como ha demostrado en Summer League donde gustó mucho al cuerpo técnico y directiva haciendo 9’2 puntos y 6’6 rebotes en 19 minutos de juego, que le valió para ganarse el two-way contract.

Pero la pregunta es ¿por qué se eligió a Cooley si ya tenemos bastantes interiores? Sencillo, para empezar el rookie Harry Giles no debutará hasta el mes de enero en un principio, también mencionar a Zach Randolph que con ya 36 años su físico no está para muchos trotes a pesar de ser un jugador que se cuida y que aún se conserva a gran nivel. Y para acabar la falta de músculo en el equipo, Willie Cauley-Stein y Skal Labissiere son 2 jóvenes talentosos y a pesar de que han ganado físico no son ese pívot fuerte e intimidante, el pívot de toda la vida, como si lo es Jack Cooley.

Jakarr Sampson

Al contrario que Cooley, Sampson si ha tenido un poco de relevancia en su pasado NBA, el alero nacido en Ohio fue undrafted en el draft de 2014, aún así tuvo oportunidad de tener minutos en la liga gracias al proceso que estaban pasando los Sixers con su tanking desmesurado y agresivo. Su primer año Sampson jugo 74 partidos (32 como titular) y en 15 minutos promedió 5’2 puntos y 2 rebotes. En su segundo año salió traspasado a Denver donde también tuvo su importancia en la rotación sustituyendo como podía a Wilson Chandler que estuvo de baja toda la temporada, en los Nuggets sus números fueron parecidos con 5’2 puntos y 2’3 rebotes en 18 minutos. Aún así no le valió para mantenerse en una franquicia NBA y la temporada pasada estuvo en la franquicia D-League, Iowa Energy, filial de los Miami Heat.

¿Por qué se eligió a Jakarr Sampson? Pues al igual que Cooley la respuesta es sencilla aunque los motivos son muy diferentes. Sin duda la posición que más dudas hay en los Kings es la de 3. En ella se encuentran 2 aleros puros como Vince Carter que tiene ya 40 años y no esta para jugar más de 20 minutos por encuentro y Justin Jackson que a pesar de ser un rookie muy prometedor llega bastante verde físicamente a la liga. Tras ellos tenemos otros 3 nombres que no son aleros puros pero pueden desempeñar la función como tal. Malachi Richardson es uno de ellos, este verano se ha trabajado físicamente para ganar cuerpo y tono muscular para jugar de 3, pero sus partidos en Summer League y preseason no han convencido del todo. Bogdan Bogdanovic es otra opción pero el jugador le falta físico para ese puesto y sufriría mucho en defensa.. Y luego está Garrett Temple uno de los favoritos de Joerger y aunque cumple le falta altura. Por eso Sampson es necesario debido a todas las dudas que hay en el puesto de alero, además que las demás posiciones están bien cubiertas.

En resumen los dos jugadores que ha escogido Sacramento Kings para los Two-Way son perfiles necesarios para el primer equipo, veremos si Joerger les da alguna oportunidad para demostrar lo que valen en cancha o sino siempre les quedara el equipo filial, Reno Bighorns