Harry Giles, baja hasta enero

El rookie de Kings todavía no está recuperado

Harry Giles
Sportis Illustrated

Malas noticias para los Sacramento Kings: Harry Giles, el jugador interior seleccionado en la posición número 20 del último draft, será baja hasta el mes de enero debido a sus ya recurrentes lesiones de rodilla. Pese a que se ha estado entrenando en el campus de entrenamiento de la plantilla de Sacramento, no ha llegó a debutar en ningún partido de la pretemporada.

Si echamos la vista atrás, podemos comprobar que Harry Giles ha sufrido ya muchas lesiones de ACL (ligamento anterior cruzado) y aspectos de su carrera, como por ejemplo su posición en el draft, ya fueron perjudicadas por ellas. Giles se sometió a una operación quirúrgica el pasado mes de octubre mientras estaba realizando su etapa universitaria en Duke. Los médicos le realizaron una limpieza de artroscopia de su rodilla izquierda, que es común para los pacientes con lesiones de ligamentos de rodilla. Jugó solamente 11,6 minutos en 26 partidos para el equipo universitario, que decidió adoptar un tratamiento conservador para intentar que Giles superase sus problemas médicos.

Sacramento, que ya era consciente de los problemas médicos del jugador antes de seleccionarlo, ya tenía definido un plan por si se daba la situación que, finalmente, ha acabado dándose. A continuación, las explicaciones de Dave Joerger:

«Es un plan que comenzó durante el verano de llevarlo lentamente y tratarle adecuadamente con el personal médico», dijo el entrenador Dave Joerger en el NBC Sports California Kings Insider Podcast. «Nuestro personal es estupendo y Harry Giles va a estar en las mejores manos posibles. Todo el mundo quiere ir lo más rápido que puede con sus recuperaciones, pero cuando se mira el ámbito más largo de su carrera y como un activo valioso de nuestra organización, se prefiere poderle disfrutar en buenas condiciones durante 10 años que durante seis meses. Si quiere superar su lesión y tener una buena carrera, deberá aprender a cuidarse. Creo que la visión a largo plazo supera con creces la visión a corto plazo.»

Según fuentes del equipo, la comunidad médica y científica de los Sacramento Kings está de acuerdo en que una lesión de LCA toma dos años completos de tiempo de recuperación si se realiza un tratamiento que vaya a dejar la lesión sanada. Sacramento tutelará cuidadosamente su progreso, trabajará para fortalecer su musculatura y piernas durante los próximos meses y luego hará pruebas sobre las rodillas del chico de 19 años después en inicios del 2018.

El objetivo es que Giles tenga una larga y saludable carrera y el equipo va a tomar las medidas necesarias para asegurar que está 100 por ciento curado antes de volver a ponerle en cancha; le consideran un activo valioso de cara al futuro y una posible pieza angular.

El equipo no ha renunciado a que Harry Giles pueda disputar algún minuto esta temporada. Ellos usarán este tiempo que el jugador estará de baja para desarrollarlo tanto física como psicológicamente, de modo que esté listo para contribuir cuando llegue el momento. Por ahora, usarán un enfoque cauteloso y esperan que siga progresando por el camino.

Comments