DeMarcus Cousins, siempre sumergido en rumores de traspaso a los Boston Celtics (Foto: SomosBasket CC)

El trade de Cousins es bueno para los negocios

El pívot ha hablado sobre el partido de mañana ante su ex equipo, los Kings

DeMarcus Cousins, siempre sumergido en rumores de traspaso a los Boston Celtics (Foto: SomosBasket CC)
DeMarcus Cousins (Foto: SomosBasket CC)

Muchos ríos de tinta se han escrito sobre el traspaso que se dio el día del All Star donde DeMarcus Cousins dejaba los Kings tras 7 años en la franquicia para enrolarse en los New Orleans Pelicans de Anthony Davis. La pasada noche los Pelicnas volvieron a perder a pesar del gran partido de Cousins (39-13) ante los Blazers, tras ello Boogie fue entrevistado y coincidiendo que su próximo partido era la visita de su equipo a Sacramento los medios de comunicación le preguntaron sobre su vuelta al Golden 1 Center.

«Mi mayor lamento es, ¿por qué no me fui cuando tuve la oportunidad? Fui un idiota» dijo Cousins» «Tú sabes al entrar que esto es un negocio. ¿Cómo vas a ser leal a algo que no es leal a nadie que haya jugado alguna vez?».

Como comenta en Cousins, la ex estrella de los Kings ha estado desde 2012 en todo tipo de rumores de traspaso. Mark Cuban se interesó varias veces por él, los Boston Celtics y su famoso pick de Nets, los Ángeles Lakers y su más que conocido humo amarillo…

Pero las cosas como son, razón tiene y es que Sacramento lleva varios años atrás con el nuevo proyecto, concretamente 4 ¿y por que digo esto? Sencillo. La temporada 2012/2013 fue una de las peores temporadas de Sacramento Kings a nivel institucional debido al casi traslado de la franquicia a Seattle con su correspondiente desaparición de historia para sustituirla por la de los Seattle Supersonics, pero la compra de Vivek Ranadive cambio el rumbo. El mandatario hindu prometió un lavado de cara en lo institucional y deportivo ¿Lo hizo? A medias. Cierto es que se cambio la gerencia el cuerpo técnico y algunos jugadores importantes de esos últimos años como Tyreke Evans e Isaiah Thomas, pero Cousins a pesar de las jugosas ofertas, seguía siendo intocable y se le renovó. La llegada de Divac al poder puso otra vez al pívot en la rampa de salida, la leyenda púrpura no confiaba en la cabeza del joven talento y aunque le dio oportunidades de hacer un equipo «ganador» en torno a él (temporada 2015/2016 con Gay y Rondo) nunca funcionó. La última disputa con su entrenador por aquellos momentos George Karl fue la gota que colmó el vaso para el GM serbio y aunque se intentó traspasar, Cousins tenía un potente aliado, el propietario Vivek Ranadive, hasta que en febrero se canso y dio luz verde al traspaso. Si bien es cierto que salió de malas maneras, Cousins nunca fue positivo para los Kings, de 10 años sin playoffs 7 fueron con en el roster.

Otra jugosa declaración que dijo Cousins fue esta

 «Estoy emocionado por jugar frente a los fans de los Kings y ver su reacción. No es un partido de venganza o algo así, ya pasó».

Una gran incongruencia la de Cousins diciendo que ya paso y no es un partido de venganza pero en la declaración anterior se ve que aún le duele las formas que fueron su marcha (y con razón) también influye que las declaraciones fueron después de la derrota de su equipo, el susto de la otra estrella Anthony Davis que no pudo terminar el encuentro por lesión y que los Pelicans no han empezado con buen pie en la liga. A pesar de ello la afición sigue queriendo a DeMarcus al igual que Cousins incluso en su salida solo tuvo buenas palabras para ellos por ello la franquicia agradecerá hoy a Demarcus Cousins su implicación y generosidad con la comunidad en el partido de hoy.

 

Pero aprovechando que el Ebro pasa por Logroño o lo que es lo mismo aprovechando dichas declaraciones y la vuelta del pívot nacido en Alabama a la que fue su casa por 7 años, analicemos fríamente el traspaso.

Que dio el Cousins-trade

De’Aaron Fox, una de las adquisiciones más valiosas. Jordi Alfonso (CC)

Aunque el día que se anuncio fue muy doloroso para los aficionados de los Kings y muy criticado por el mundo NBA con expresiones como «menudo atraco» o «lo han regalado» el tiempo pone a cada uno en su lugar y según varios expertos, los Kings ganaron el trade. Recordemos el traspaso, DeMarcus Cousins y Omri Casspi se iban a los Pelicans a cambio de Buddy Hield, pick protegido top 3, Tyreke Evans y Langston Galloway. Buddy Hield pick número 6 del draft, anotador compulsivo que en Sacramento al ser la principal referencia lo pudo demostrar los 2 meses que estuvo en el equipo, el pick protegido nos lo pudimos quedar al no llegar a ser un top, esa ronda fue un jugoso número 10 donde Divac volvió a moverse para hacer un trade down y sacar dos jugadores provechosos y necesarios como son Justin Jackson y Harry Giles. Respecto a Tyreke Evans y Langston Galloway eran expiring, por lo que en verano dejaron el equipo y unos 20 millones donde se aprovecharon para firmar a dos veteranos ilustres de la liga que Dave Joerger conoce bien de su etapa en Memphis, Zach Randolph y Vince Carter.

Aparte de los assets conseguidos, el traspaso ayudo en otras cosas a no perder el pick y conseguir a De’Aaron Fox. Me explico, la ronda de Sacramento era protegida top 12, si dicha ronda caía 13 para abajo se iba a Chicago del trade de JJ Hickson a los Kings. Con Cousins estuvimos todo el último año coqueteando los puestos de playoffs con Nuggets y Blazers. Al final dicho trade hizo que perdiésemos más partidos y gracias a  eso y el sorteo de lotería pudimos conseguir al ansiado base que llevan buscando los Kings desde hace mucho tiempo. Y también ayudó a que jugadores como Willie Cauley- Stein, Skal Labissiere y Georgios Papagiannis tuvieran más minutos para desarrollarse como talentos que son. Mientras que los Pelicans a pesar de tener a 2 jugadores que en otro equipo aspirante serían candidatos claros al MVP , su proyecto deja bastantes dudas, sin juego exterior, sin aleros (posición clave para la NBA de hoy en día), con un coach que le gusta jugar small ball pero no puede teniendo a esas dos torres y con una oeste más dura que nunca.

En definitiva, esperemos ver un gran partido, ver como Cousins vuelve a su casa y ver como el proyecto de los Kings va creciendo pasito a pasito