Fernando Lataillade (SB)

Todo o nada para Winslow

El jugador procedente de Duke se enfrenta a un año clave en su carrera con los Heat

Justice Winslow. Fernando Lataillade (SB)
Justice Winslow. Fernando Lataillade (SB)

Año 2015. Justise Winslow   se presentaba al draft  con unas estadísticas más que interesantes en su primer y único año en la NCAA :12 .6 puntos ,6.5 rebotes.2.1 asistencias,1.3 robos y 0.9 tapones jugando 29 minutos por partido en el equipo de Duke University  resaltando además un 41.8% en tiro de tres y.rondando el 50% en tiros de media y corta distancia además de una muy completa defensa .  Se le presuponía entre los 5-6 primeros puestos ,detrás de Karl Anthony Towns ,D’Angelo Russell y Jahlil Okafor,que todo el mundo tenía claro que se disputarían los 3 primeros puestos(como así fue).Sin embargo,saltó la sorpresa,y Winslow cayó al pick 10,siendo elegido por Miami Heat.

Para la franquicia de Florida,era el pick idóneo, pues tras la marcha de LeBron James a Cleveland Cavaliers,los especialistas en el triple se marcharon (Chalmers se quedó pero pasó de un  38.5% en la temporada  2013-14 a un 29.4% en la 2014-15) lo que provocó que apenas se llegase a un 34% en el tiro exterior.La llegada de Winslow significaba un gran paso para paliar ése déficit.Además ,también destacaba en defensa por lo que se le consideraba por muchos uno de los «robos» del draft.

Todo parecía dispuesto para que el rookie dejara a todos boquiabiertos y en parte lo hizo,al ser el elegido por Spoelstra para defender a las estrellas anotadoras de los equipos rivales, y haciéndolo de manera bastante aceptable.Sin embargo, su acierto  en el tiro exterior fue de un 27.6% ,y su tiro de media distancia cayó  a un 42% ,lo cual empezó a generar dudas sobre si además de ser un buen defensor,era capaz de ser un tirador eficiente.

Al año siguiente ,las esperanzas depositadas en Winslow seguían intactas e incluso fue titular los 9 primeros partidos pero  una lesión en la muñeca izquierda le apartó de las canchas los siguientes 16. Volvió y realizó alguna que otra buena actuación ,como la del 22 de diciembre frente a los Ángeles Lakers en la que hizo 23 puntos y 13 rebotes (récord de puntos y rebotes en su carrera) pero  el 5 de enero otra lesión,esta vez en el hombro, lo  dejaría fuera el resto de la temporada .En cuanto a sus porcentajes ,fueron bastante pobres, pues en los 18 partidos que pudo jugar (15 de ellos titular)promedió un 35.4% en tiros de campo y un 2o% en tiros de 3 en 34 minutos sumado a un 61% en el tiro libre. Para colmo de males para el jugador de Duke, su periodo de baja coincidió con la remontada de los Heat  por lo que apenas se le echó en falta.

Durante el verano, Pat Riley aprovechó para arropar a Winslow ,sabiendo de la presión a la que se enfrenta:

«Estamos juzgando a este chico tras 96 partidos. Creo que no es justo».

Y seguramente lleve razón,apenas ha salido de la lesión y ya se le está metiendo más presión de la que el mismo, voluntaria o involuntariamente, se estará echando encima .Además,no es que se haya quedado de brazos cruzados,pues si bien apenas pudo mover el hombro derecho ,el propio jugador confirmó a principios de vera que había estado practicando fundamentos y mecánicas de una mano :

Al no poder usar mi brazo derecho, me centré en un montón de movimientos, mecánicas y fundamentos con una mano. He hecho muchos progresos y aún estamos a principios de verano, así que sigo trabajando duro y ya veremos como estamos en septiembre

Y llegó septiembre y la pretemporada ,pero en mi opinión ,juzgar la mejoría de  un jugador por lo que haga en la preseason,sobretodo con equipos que más que competir buscan probar y experimentar quintetos, no me parece la mejor idea. Es decir,podemos comprobar si un jugador llega bien de una lesión (como ha sido el caso de Winslow ) e intuir cómo va a ser el sistema de juego o quizás si hay química entre los jugadores pero realmente ,la preseason  no es más que partidos para ir cogiendo ritmo.No hay apenas planteamiento del partido ,más o menos podríamos decir que son entrenamientos con otros equipos.

Pero volvamos a Winslow. Este año es clave para él. Ya no hay muchas excusas en las que escudarse,ya no es un Rookie,conoce la liga y no parece tener secuelas de la lesión o alguna molestia.Tiene que demostrar que fue una apuesta acertada.  Porque si bien ha demostrado ser un buen defensor y con capacidades incluso para mejorar más en ese aspecto,aún no hemos visto a Justise Winslow ser el tirador fiable que fue en la NCAA. Claro que la liga universitaria no es lo mismo que la NBA ,pero aún comprendiendo que los porcentajes pueden bajar al pasar a la profesionalidad, decaer tanto en el tiro como lo ha hecho Winslow no es aceptable,ya no sólo por su beneficio sino también por el del equipo ,ya que al no ser una amenaza seria en ataque, la defensa rival puede realizar más ayudas y situaciones de dos contra uno frente a jugadores como Goran Dragic ,Dion Waiters o Hassan Whiteside.

Para finalizar el artículo,hay que tener en cuenta que pese a haber estado lesionado y pese a que se haya trabajado con Josh Richardson este verano para que juegue de alero ( sumado a la llegada de Kelly Olynyk que le restará minutos en su otra posición,la de 4)  Justise Winslow  va a seguir contando con la confianza de Spoelstra al menos este año, ya que sigue siendo uno de los principales defensores del equipo ,lo cual debe servirle de ayuda para atreverse a mejorar en esos aspectos que impiden que destaque aún más en una liga en la que el ataque cada vez pesa más sobre la defensa. Winslow, es tu año.