Nil Alemany (SB)

Con Marcus Smart es ahora o nunca

Marcus Smart entra ahora en su cuarta temporada

Marcus Smart, presente y futuro de los Boston Celtics (Foto: SomosBasket)
Los Celtics deben dar un paso adelante para firmarle lo antes posible – Nil Alemany (SB)

El base tejano de los Celtics entra ya en su cuarta temporada en la NBA. El verano de Smart nos ha traído a querer escribir sobre qué esperamos de su futuro. Hoy tenemos que hablar de dos cosas, que están relacionadas. Hablaremos de qué podemos esperar de Marcus Smart en está temporada y qué hay que hacer con su renovación. Ambas cuestiones son muy interesantes y cuesta decidirse por donde empezar.

Marcus Smart lidera cada noche a los Celtics con su esfuerzo y energía/FOTO Younggamechanger (CC)

Marcus Smart 2014-2017

Sin lugar a dudas podemos decir que Marcus Smart es un jugador especial. Muy pocos jugadores llegan a la Liga siendo especialistas defensivos de su nivel, pocos o ninguno. Su capacidad defensiva no era ningún secreto, pero en un principio su elección en el Draft no se entendió, ya que aún estaba en el equipo Rajon Rondo. Ambos tenían un perfil similar, defensa y cero tiro, Rondo además era un genio moviendo el balón. A lo largo de los primeros años Smart se fue contrastando como base defensivo capaz de defender lo que fuera. Si miramos a la temporada pasada, este concepto de defender lo que sea llega a un punto orgiástico. Os dejamos aquí la muestra de Smart defendiendo a pívots.

Durante este tiempo en los Celtics, Smart ha compartido siempre vestuario con uno de los mejores defensores perimetrales de la Liga, Avery Bradley. Bradley es descaradamente uno de los mejores stoppers de la Liga y lo ha demostrado con creces, pero Smart puede ir un paso más allá. Marcus es un jugador con un IQ defensivo extraordinarimente alto. Entiende el sistema defensivo y las ayudas que ha de realizar en cada momento. Para mí podríamos estar hablando de uno de los tres jugadores más inteligentes en defensa. Sus méritos defensivos enamoraron perdidamente a la afición céltica de todo el mundo. A parte de que en Boston los chicos que no dan por perdido ni un balón o se pelean por él hasta en pretemporada enamoran. Mientras en el resto del mundo era un jugador muy infravalorado.

También en estos tres años anteriores se ha erigido como un gran líder para la segunda unidad. Pero que finaliza los partidos con los titulares. Esto demuestra su importancia en el equipo de Brad Stevens, que lo querría en dos sitios a la vez.

El loco Verano de 2017

Todo esto ya contentaba al aficionado de los Celtics que veía así más fácil cerrar la renovación de un jugador poco valorado fuera. Pero según parece, el trade por Irving cambió la mentalidad de Smart. Le habían dicho que podría estar dentro del trade, después de eso, adelgazó casi 10 kilos.

Durante este verano hemos visto como Smart se ponía las pilas y perdía una cantidad de peso extraordinaria. Dirigiendo así su carrera hacia ser un mejor defensor de jugadores perimetrales mucho más rápidos. A su vez el texano ha estado entrenando su tiro, especialmente de 3. Acercándose a ser un jugador mucho más completo que generará muchos espacios para sus compañeros al no ser flotado. En el siguiente vídeo podemos ver como él mismo habla de un nuevo Smart mejor tirador.

Hecho que ha podido demostrar en la preseason de los Celtics, donde ha registrado un 58% en triples. Sabemos que es pretemporada y no se puede extrapolar a la Regular Season. Aún así son varios pasos hacia adelante, comparado con el 28% de la temporada pasada.

Tras este verano podemos afirmar que estamos viendo un Smart mucho más atlético y rápido. Un jugador que se adapta mejor al ataque de unos Celtics que cada vez buscan jugar más rápido.

Este año puede ser el año de Smart y él lo sabe

Marcus es uno de esos jugadores capaces de sacrificarse por el equipo. Uno de esos que entiende a la perfección que es mejor para el conjunto y que será el primero en decirlo. Por ello pidió expresamente a Stevens partir de la segunda unidad en esta pretemporada, sabiendo de su importancia para que esta funcione. Smart es un líder y de él depende una segunda unidad muy joven. Salir de inicio o no, no es algo que le preocupe ya que entiende su rol y ese es el de indiscutible. Ahora mismo es el jugador que más tiempo lleva en el equipo y tiene solo 23 años.

Si damos por hecha una mejora sustancial en el tiro, digamos poniéndose en un 40-45 en tiro de campo y un 35 en triples. Marcus Smart va camino de convertirse en un jugador candidato a ser MIP esta temporada. Si el tiro de Smart mejora, sumado a la demostración del año anterior de su capacidad para mover el balón y su defensa, está claro que este será el año en que la gente lo descubra. Fuera de Boston, como decíamos, no es valorado, pero si da este paso adelante será inevitable esta valoración. Smart puede convertirse en uno de los mejores bases de la Liga y este verano, si no ha renovado con los Celtics será agente libre restringido. Así que todo punto que meta o balón que robe incrementará su precio para aquel que lo quiera.

¿Por qué puede ser su año?

Aquellos que miren únicamente los box score nunca podrán entender al aficionado de Smart. Es aquel jugador que por antonomasia no entra en las estadísticas, que nunca le hacen justicia, es superior a los números. En los Celtics hay una frase mítica que define perfectamente nuestro amor por Smart, mucho antes de que llegara.

«No creo en las estadísticas. Hay demasiados factores que no pueden ser medidos. No puedes medir el corazón de un jugador.»

Esta es una frase de Auerbach que explica aquello que aporta Smart a la perfección. Tras la salida de Thomas y Crowder, Marcus es el alma del equipo y el líder vocal de este. El problema para los Celtics llegará el día en que los medios nacionales e internacionales empiecen a meter la nariz por en medio. Ahora están muy de moda los highlights y en ellos nunca salía Smart, hasta ahora, justo cuando tendría que renovar con los Celtics.

Un paso adelante como el que estamos comentando pondría a Smart en boca de todos y los millones empezarían a subir. Pero ya no solo los millones si no su valoración fuera de las canchas y dentro de ellas siendo uno de los bases más completos y especiales de la Liga.

17 de Octubre de 2017, fecha límite.

Parece una película donde las horas caen en el reloj. La bomba se acerca a su explosión y solo un momento de debilidad del «malo» evitará el desastre. Es así, Danny Ainge es un GM calculador y extraordinario en su trabajo. Su frialdad habitual hace pensar que si no ha negociado ya, es que algo pasa. Pero es que con su dirección nunca te puedes fiar, por qué nunca se filtra nada y por tanto nunca sabemos que se cuece en Boston hasta que se da.

Por el momento se está hablando de que Smart y la franquicia no han comenzado a negociar la extensión de contrato de Rookie. La última hora es que Ainge habría hablado con Smart y habría dicho que hablarían pronto. Pero de momento no se ha hablado de cifras.

Quedan solo cinco días para firmarla y entre los seguidores verdes empezamos a ponernos nerviosos. Si se firma ahora a Smart es para no darle un máximo en verano. Si no se firma ahora a Smart, es muy probable que en verano no se igualen las desorbitadas ofertas que hagan por él equipos en reconstrucción. Smart seguiría en Boston si en el Draft los Celtics no «pillaran» nada espectacular o eso parece.

¿Podría estar haciendo Ainge cábalas con el pick Lakers del verano?

Es difícil de creer, pero es que con él nunca se sabe. Desde mi punto de vista es una irresponsabilidad no apretar el botón ahora mismo y darle un contrato alejado del máximo. Creo que todos tenemos claro que Smart perdonaría dinero por seguir siendo un Celtic y por estar en un proyecto ganador.

Si Ainge le hiciera un contrato de 65-70 millones en 4 años estaríamos hablando, posiblemente, de una ganga para Boston. También es una gran oferta para Smart que sabe de la importancia que tiene en el proyecto verde y cual es el objetivo final.

Firmar a Smart significaría tener a un jugador con el futuro ligado al equipo por muchos años. Un jugador del que nunca podrías dudar de que está involucrado en el futuro y que estará contento. Por contra, tener a un jugador que no tiene el futuro claro siempre será peor para el equipo. Aún contando que nunca se podrá discutir el trabajo de Smart.

Que pasará si llegamos al martes sin firmar a Marcus.

Si llegáramos al martes sin firmar a Smart tampoco hemos de volvernos locos. Marcus podría firmar en la Agencia Libre restringida con los Celtics o estos igualar cualquier oferta que reciba Smart. Pero, claro está que todos aquellos equipos que tienen más espacio salarial serán peligrosos para los Celtics. Especialmente grotesco seria el caso de los Nets, los Bulls o incluso los Hawks.

La sincera opinión del resto de integrantes de El Orgullo Celtic.

@celticsjavi: «Ojalá se le firme esta semana, pero en base a expectativas reales y no lo que ha hecho en preseason. Le quiero siempre en mi equipo y creo que será una de las revelaciones este año.»

@juanpc_: «Que le dejen firmar ya. Que le den lo que quieran. Se lo merece todo o quizá no, qué más da. Pero que le firmen ya, por el amor de Ainge.»

@dinoseturner: «Teniendo en cuenta edad e importancia dentro la plantilla, sería ilógico perder la oportunidad de renovar a Smart antes de que demuestre que merece más dinero.»

@PabloWeasley15: «Hay que renovarle ya, porqué sí. Es quien más ha dado por este equipo. Tiene un gran potencial y creo que va a explotar. Pero no tengo ni puta idea de que coño puede pasar por la mente de Ainge.»

@Iglesias6_: «Hay que renovarle ya, es el alma del equipo. Sin duda este año además tendrá una importancia mayor. No podemos dejar que se vaya.»

Vuestra opinión.

Esperamos que a parte de la encuesta dejéis vuestras opiniones tanto en nuestro Twitter (@CelticOrgullo) como en SomosBasket.