Tasty Poutine (CC)

Los Sixers, optimistas pero cautelosos con Joel Embiid

El jugador sigue recuperándose de su lesión

Joel Embiid ante una temporada clave - Tasty Poutine (CC)
Joel Embiid ante una temporada clave – Tasty Poutine (CC)

Se acerca la nueva temporada y con ella la fecha límite para las renovaciones de los jugadores que acaban contrato. Antes del 16 de octubre, los Philadelphia 76ers deberán decidir que hacer con varios jugadores, entre ellos Joel Embiid. En caso de no renovarlo ya, el jugador se convertiría en agente libre restringido en la próxima Free Agency.

El físico, su única debilidad

Pasados 3 años desde su elección, los Sixers deben tomar una decisión, y es que a pesar de haber demostrado ser un jugador único, su historial de lesiones es preocupante. Tras superar los problemas de espalda, y la fractura en el pie que le alejó de la Green Room en el Draft 2014, debutó dos años más tarde. Con restricción de minutos, y unos promedios de 20.5 puntos y casi 8 rebotes por partido, maravilló a propios y extraños, pero la alegría duró poco. Con solo 31 partidos disputados, el camerunés sufrió una lesión en su rodilla derecha el pasado 20 de Enero ante Blazers. Esta lesión le dejaría apartado el resto del curso y a día de hoy, su recuperación sigue en proceso.

A pesar del optimismo de los fans sobre «The Process», unas declaraciones del GM Bryant Colangelo, hicieron saltar las alarmas:

«Estamos muy emocionados por su estado físico. Tiene una condición física tremenda y está en muy buena forma. A pesar de eso, tiene que mejorar aún más para ejercicios de 5 vs 5» aseguró Colangelo.

En tan solo una semana dará comienzo el Training Camp, para el que se cuenta con Embiid. En él, podremos verle pero solo disputará ejercicios estáticos o de tiro, tácticos y sin contacto. Aunque en Enero se contaba con él totalmente recuperado para estas fechas, desde los despachos son optimistas y se le espera al 100% en un mes, para el inicio de la liga.

¿Demasiado cautos quizás?, yo diría que con un Andrew Bynum la NBA ya tuvo bastante. Dicho sea de paso, que la cabeza de este último, ayudó bastante. Por suerte, aunque sea aun poco «clown»en RRSS, Embiid no es amigo de los tablaos flamencos.

Recuerda, Trust the Process