Denzel Valentine quiere más protagonismo

Asegura que puede jugar un rol más importante

denzel valentine
Marcus D. Green (CC)

Tras salir de la universidad, Denzel Valentine llegó a unos Bulls que habían hecho un proyecto ganador. Con jugadores como Jimmy Butler o Dwyane Wade asumiendo la mayoría de minutos de las posiciones de Denzel, él seguramente era consciente que tendría que afrontar la temporada desde un punto de vista más lectivo que aspirando a un rol protagonista.

Denzel Valentine, llamado a ser uno de los posibles robos del draft, completó su primera campaña en los Chicago Bulls con la friolera de 5’6 puntos, 2’6 rebotes y 1’1 asistencias por partido en 17 minutos. Hizo una temporada relativamente buena si se le considera un jugador de rotación, pero no se le vio desparpajo ni atrevimiento alguno, algo que se pide en los rookies.

«Fue sólo porque nuestra ofensiva el año pasado, con Jimmy, D-Wade y Rondo, hicieron la mayoría de las jugadas», dijo Valentine. «No había la necesidad de que generase y mi papel era más o menos ser un tirador eficiente cuando recibiera la pelota.

Sin embargo, esta temporada muchas cosas van a cambiar en Chicago: sin ninguna de las estrellas de la temporada pasada, los jóvenes deben ser los encargados de poner los primeros elementos constructivos del futuro: Dunn, LaVine, Portis, Markkanen…y también Denzel Valentine. En su segundo año, Denzel debe dar el paso adelante que se le reclamó en ciertos momentos de la pasada campaña y, para ello, ya se le ha garantizado que va a disponer de minutos.

«Este año, mi papel va a ser más importante; voy a poder hacer más jugadas y hacer cosas que me sienta cómodo».

Otro de los carteles que traía colgados Denzel era que se trataba de un jugador con mucha eficiencia desde el triple y con un buen repartorio en el resto de facetas ofensivas, pero que flaqueaba un poco en el apartado defensivo y que haría falta que siguiera mejorando. Y respecto a esto, Denzel ha pronunciado unas alentadoras palabras:

«Defensivamente, quiero ser capaz de permanecer en el suelo (no caer en fintas ni salir demasiado a robar balones dejando la defensa en 4) en todo momento y ser capaz de guardar mejor la posición».

En medio de una tormenta cualquier puerto es bueno, y a los aficionados de los Bulls nos conviene agarrarnos a estas ilusionantes declaraciones de Denzel Valentine.

Comments