Carmelo Anthony en OKC; claves y repercusión

Analicemos cómo repercutirá su llegada

Nil Alemany (SB)

Ya es oficial: ni los prometedores Houston Rockets, ni los intrigantes Portland Trail Blazers ni los temibles Cleveland Cavaliers de LeBron James. La próxima temporada, Carmelo Anthony jugará junto a Russell Westbrook, Paul George y compañía. La franquicia de Oklahoma da una increíble puñetazo en la mesa de la mano de Sam Presti y demuestra que, efectivamente, hay vida más allá de Kevin Durant. Quién nos iba a decir, apenas un año después del adiós del que muchos consideran el principal cobarde de la NBA actual, que una serie de movimientos que para mí son una jugada maestro de Sam Presti convertirían la siguiente ecuación en un realidad : McDermott + Sabonis + Oladipo + pick de los Bulls de segunda ronda + Kanter = Paul George y Carmelo Anthony. El de los Thunder, un verano para enmarcar dentro de uno de los mercados más increíbles que recuerdo desde que sigo la NBA.

Melo será un complemento de lujo para los Thunder actuales: para empezar, porque se encuentra ante la mejor oportunidad para ganar de todas las que ha tenido durante su carrera, y el ex de Knicks es plenamente consciente de que, poco a poco, se le van acabando las posibilidades de triunfar. Y en aspectos más técnicos, Carmelo Anthony también será muy útil para unos Oklahoma City Thunder entregados, hasta ahora, la fortuna y el estado de forma de Russell Westbrook. Veamos qué puede aportar el fichaje de Carmelo Anthony a este equipo tan espectacular y resurgido de la nada que, a no ser de una gran sorpresa, está destinado a dar muchísima guerra a los Golden State Warriors y al resto de los favoritos de su conferencia:

Ilustración: Westbrook, Paul George y Carmelo Anthony, en OKC.

1- EL PERFIL QUE FALTABA LA FRANQUICIA

Con la llegada de Paul George, Pattrick Patterson y compañía, los Oklahoma City Thunder ya habían dado un salto de calidad importantísimo. Sin embargo, sin embargo, aunque Patterson es ala-pívot y puede convertirse, esporádicamente, algún triple, faltaba un 4 que abriera la pista, tuviera desequilibrio, dominara el juego sin balón y fuera muy fiable lanzando de tres puntos. Y bueno, este es Melo. Sabemos que Russell Westbrook será dueño y señor del balón durante la temporada: todos los ataques girarán a su alrededor y el resto de jugadores deberán buscar posiciones óptimas para aprovechar el que genere la increíble base de los Thunder. Curiosamente, Paul George y Carmelo Anthony son dos de los mejores jugadores off ball de la liga, lo que hará que Russell Westbrook pueda permitirse no forzar tantos tiros por partido y encontrar amenazas constantemente más allá del triple.

Centrándonos especialmente en la capacidad de entender el juego ofensivo sin balón de Carmelo Anthony, debemos fijarnos en su rendimiento cuando ha jugado con la selección de Estados Unidos. Cuando Melo juega acompañado de otras estrellas que requieren mucho balón para generar juego de manera individual (cosa que no le ha pasado a Carmelo nunca en NYK, ya que siempre se ha visto a tener que generar más de lo que hubiera querido), las prestaciones del 7 de los Thunder mejoran exponencialmente. Carmelo Anthony es un jugador letal cuando «sólo» debe ocuparse de ser uno de los anotadores del equipo, cosa que hemos podido comprobar de primera mano, repito, cuando ha jugado torneos FIBA. Esta temporada, por tanto, los Thunder tienen muchas probabilidades de ser uno de los equipos que más anote de tres gracias a las posiciones de Paul Geroge, Melo, y la insistencia de Westbrook.

2- VERSATILIDAD

Carmelo Anthony completará un cinco inicial muy versátil. André Roberson, Paul George y el mismo Melo pueden repartirse, perfectamente, las posiciones que van desde  la de escolta hasta la del ala-pívot. De hecho, la versatilidad es uno de los grandes puntos fuertes que tendrá la franquicia de Oklahoma esta temporada. Ofensivamente, los tres jugadores ocuparían más el perímetro que no pisarán posiciones interiores (cosas que tiene jugar con small ball, vaya). Y defensivamente, aunque Paul George y Carmelo Anthony no son malos defensores (ya lo hablaremos, pero no lo son), contar con un combo defensivo como André Roberson es un auténtico privilegio.

Melo, que es un jugador que con los años ha ido ganando peso y perdiendo velocidad, sigue siendo una verdadera pesadilla para el rival en la zona, principalmente porque siempre ha tenido unas condiciones físicas privilegiadas: imaginaos Carmelo Anthony defendiendo el poste bajo, por ejemplo, a Kevin Love … y pensar que después llega una intimidación definitiva del guardián de la zona de los Thunder, Steven Adams. Jugar con 5 pequeños fue el antídoto prácticamente perfecto contra el juego de los Golden State Warriors hace dos temporadas, y podría ser que con el equipo de esta temporada todavía funcionara aún mejor, sobretodo atendiéndonos al razonamiento que varios expertos ya han hecho y que, pese a que no comparto completamente, tiene su lógica: el impacto de dos estrellas como Carmelo y Paul George va a ser superior al de Kevin Durant, ya que entre los dos primeros suman unos 45-47 puntos para los 28-30 de Kevin Durant.

Carmelo Anthony New York Knicks
Nil Alemany (SB)

3- MOTIVACIÓN I GANAS DE GANAR

Carmelo Anthony llegó a los NYK con aura de tener que liderar un proyecto ganador. Años después, sin embargo, creo que ya podemos dar por confirmado que el proyecto no ha funcionada (evidentemente). Y uno de los grandes inconvenientes que tuvo Carmelo, además, fue no tener a su lado otra estrella definitiva. Por lo tanto, este año, gracias a que estará acompañado de otros jugadores decisivos y consagrados que el descargarán de gran parte de la responsabilidad creativa, Melo podrá dedicarse plenamente a la anotación. Y además, durante todos estos años, Melo ha cultivado en su interior una especie de rabia que seguro que convertirá en motivación y arrebato en su juego: a sus 33 años, Melo ya no tiene tiempo para perder. Quiere ganar ya mismo.

¿Serán sensibles las bajas de los Thunder?

Creemos que las bajas de los Thunder no serán muy trascendentes. Es más, creo que mantienen su pieza más valiosa: cualquiera de sus picks de primera ronda de los próximos años. Doug McDermott no tendría espacio la próxima temporada, ya que quiere progresar y los Thunder ya tienen jugadores jóvenes y jugadores consagrados que ocuparán su posición. Además, no ha demostrado ninguna mejora desde que llegó a la NBA y parece que su progresión, si no tiene minutos, acabará de estancarse por completo. Por otra parte, el pick de segunda ronda de los Bulls tampoco es de gran trascendencia: es un asset atractivo para una franquicia que necesita jóvenes y tampoco era vital para los Thunder. Y por último, Enes Kanter. Enes Kanter es un jugador muy arraigado en Oklahoma. Gracias a su carisma, el jugador turco y la ciudad se aman mutuamente. Quién no recuerda cómo ha hecho frente a Kevin Durant, o su mágica despedida de la ciudad. Espero que ahora, sí ganéis los Warriors.

Kanter, sentimentalismos aparte, era un jugador valiosísimo para los Thunder durante las últimas temporadas: sin ir más lejos, esta temporada, saliendo desde el banquillo y jugando «sólo» 20 minutos por partido, Enes Kanter ha conseguido unos espectaculares 14 puntos de partido. Y de manera muy eficiente. Defensivamente, sin embargo, es otra historia: Kanter es muy blando, y cada vez que alguien entraba en la zona y la atacaba encontraba vía libre. Es el punto final a los Moustache Brothers, pero puede ser beneficioso para el futuro de los Thunder; que además se deshacen de un contrato que dificultaba bastante los movimientos de la franquicia.

Es una jugada maestra por parte de los Thunder: el año que viene, si Westbrook quiere puede liquidar su contrato. Y además, Melo y PG13 también serán libres. Conclusión: es una apuesta ganadora a corto plazo. Si luego quieren, que renueven. Y sino, a reconstruir la franquicia empezando por pick de primera ronda que no han soltado. Un verano espectacular de Sam Presti.

La conferencia Oeste de esta temporada será espectacular. Por un lado tenemos los Golden State Warriors, el rival a batir desde hace años, que promete aún más espectáculo que la temporada pasada ya que todos los jugadores estarán más adaptados. Y si a esto le sumamos los poderosos Thunder, los prometedores Rockets y los que nunca fallan (San Antonio Spurs). Tendremos guerra. Y de la buena. Wild West.

Comments