Sólo 5 equipos podrían llegar a la agencia libre con espacio salarial

Hawks, Bulls, Mavericks, Pacers y Lakers, para 2018

El año pasado la liga vivió una época de bonanza económica debido a la inyección de dinero por parte de las televisiones y esto ha creado que el tope salarial aumente considerablemente en estos últimos años afectando el mercado de la agencia libre positivamente. Entre 2010 y 2015, el límite subió de 58 millones a 63 millones de dólares, pero en tan solo tres años se este número se ha visto incrementado 36 millones, llegando a los 99 millones de dólares en la actual temporada.

Adam Silver, comisionado general de la NBA. Keith Allison (CC)

Aprovechando esta situación, muchos jugadores entraron en la agencia libre para firmar contratos multimillonario. Jugadores como Mike Conley, DeMar DeRozan o Andre Drummond entre otros, firmaron el año pasado contratos que les garantizaban más de 130 millones de dólares en los próximos 5 años. Unos números impensables hace unos pocos años. Esto junto a las renovaciones de Stephen Curry o James Harden, hace que la situación actual parezca un camino de rosas plagado de billetes. Pero ahora parece ser que esto va a tener un efecto negativo.

En el año 2016, 27 de 30 equipos entraron en el periodo de agencia libre con margen en sus topes salariales debido al dinero mencionado antes. Este número se ha reducido en la presente temporada a 14, hasta aquí todo normal. El problema puede venir la temporada que viene, la 2018 – 2019, en la que solamente 5 equipos van a entrar en la agencia libre con suficiente margen si continua la tendencia.

Kevin O’Connor, escritor en el portal The Ringer, habló sobre un futuro un poco sombrío para el periodo de agencia libre del 2018.

Según proyecciones de Keith P. Smith, de Real GM, sólo se espera que cinco equipos cuenten con espacio salarial para 2018 (Hawks, Bulls, Mavericks, Pacers y Lakers). Aunque existen un puñado de equipos que podrían crear espacio.

Esto no quiere decir que no vayan a tenerlo, simplemente que si siguen las proyecciones como hasta ahora, no van a poder tantear muchos jugadores y que tendrán que modificar contratos si quieren optar a “pescar” algo en los años venideros.

O’ Connor añade que equipos como Brooklyn Nets, Denver Nuggets, Phoenix Suns, Detroit Pistons, Memphis Grizzlies, Philadelphia 76ers, New York Knicks, Sacramento Kings o Minnesota Timberwolves están en el límite de su tope salarial y que tendrían que librarse de algún contrato para ajustar su presupuesto.

Foto: Sean Davis (CC) / Mike Conley botando el balón durante un partido, ganador del premio Nobel de economía.
Foto: Sean Davis (CC) / Mike Conley firmó un contrato de 153 millones de dólares por 5 años.

El periodista habló sobre unos cuantos casos de estos. Comentó que si Philadelphia y Minnesota ampliasen sus contratos a sus dos jóvenes estrellas, Joel Embid y Andrew Wiggins respectivamente, se pasarían del  tope salarial, con lo que entrarían en el grupo mencionado antes. Por otro lado está el caso del Denver Nuggets, que lo más probable es que brinde un contrato a Gary Harris a razón de 20 millones por temporada, por lo que eliminaría la opción de buscar otro jugador significativo.

En general, estos equipos mencionados no tendrían muchos problemas para hacer “cuadrar” sus cuentas, simplemente deshaciéndose de uno o dos contratos, o no revisando los contratos de futuro solucionarían el problema. El asunto es muy diferente para otros equipos que tienen una carga salarial muy alta con lo que tienen hipotecado su futuro a un plazo de 3 o 4 años.

Resumiendo lo dicho por el experto en NBA, la mayoría de los equipos van a tener que hacer malabares matemáticos y trabajo extra en los despachos para ajustar sus presupuestos, porque a día de hoy se esperan tiempos difíciles para el mercado de agencia libre.

Sin embargo, él cree que muchos equipos ni lo van a intentar a corto plazo, puesto que ven imposible competir contra “peces gordos” como Golden State Warriors, y ven muy difícil alcanzar el nivel de Boston Celtics o Houston Rockets, equipos que se han reforzado añadiendo un buen plantel de estrellas a sus respectivos rosters. En consecuencia, los equipos más modestos verían en el draft su mejor opción de mejora, tanto en la cancha, como en el despacho.

Son muy significativas las declaraciones de un general manager explicando a través de ESPN lo que significa esta situación para los jugadores y equipos.

“La gente top siempre comerá primero, en el periodo en el que el tope salarial aumentó (2016) había muchas sobras para los demás. El año que viene (2018) la gente top seguirá teniendo lo suyo, pero no habrá mucho más para los demás”.

De acuerdo con estas declaraciones, tanto equipos como jugadores podrían ver afectado su bolsillo.

Lo que no hay lugar a dudas es que AllStars como LeBron James, DeMarcus Cousins y Paul George, que finalizan contrato y son agente libre el año que viene, vayan a firmar un contrato multimillonario. El problema está en la otra cara de la moneda. Los jugadores que completan los rosters junto a las estrellas, verán mermadas sus opciones de firmar contratos millonarios y se verán forzados a aceptar a la baja, puesto que muchos equipos no tendrán otra opción aparte de nutrirse con contratos mínimos de rookie o veterano. Esto influirá en la calidad de los equipos plagados de superestrellas seguro.

Comments