Karl-Anthony Towns, ilusión y cautela a partes iguales

Las expectativas en Minnesota para la próxima temporada son altas

KARL-ANTHONY TOWNS ILUSIONADO Y CON LOS PIES EN EL SUELO - NIL ALEMANY (SB)
KARL-ANTHONY TOWNS ILUSIONADO Y CON LOS PIES EN EL SUELO – NIL ALEMANY (SB)

Hasta este verano, siempre que se hablaba de Minnesota Timberwolves la palabra futuro era la más repetida. Esto es debido al gran potencial de sus dos líderes, Karl-Anthony Towns (21 años) y Andrew Wiggins (22 años), y a la falta de experiencia que esa bisoñez conlleva.  Todo ello cambió con la llegada de todo un All Star como Jimmy Butler, el 23 de Junio de 2017 los lobos empiezan a hablar en presente.

El propio Towns se dejó llevar por la emoción del momento afirmando que no podían conformarse con llegar a la post temporada.

«No creo que clasificarse para playoff sea razonable ahora, debemos llegar a segunda o tercera ronda. Tenemos que jugar las finales», afirmó la joven estrella.

Incluso se aventuró a ir más allá a la hora de hablar del nuevo Big Three reinante en Minneapolis.

«Así se forman las dinastías», dijo Towns. «Nada comenzó por accidente para los Warriors. Han construido una dinastía. Unieron a los jugadores adecuados con las personalidades idóneas y todo ello mezcló bien»

Sin embargo, el tiempo pasado desde el traspaso ha hecho reflexionar a Karl-Anthony Towns, quien, aún siendo optimista, prefiere añadir una cierta dosis de mesura a sus declaraciones.

«Pienso que es demasiado pronto para decir eso», reconoce. «Los Warriors son una dinastía. Lo que tenían los Spurs era una dinastía. Cleveland también, han estado en varias finales y han ganado el título. Nosotros debemos fijarnos ese objetivo, pero aún es pronto para ello»

No se debe olvidar que, a pesar de haber pasado grandes jugadores por la franquicia en los últimos años como Kevin Love, Ricky Rubio, Andrew Wiggins y el propio Towns, el Target Center no presencia un encuentro de postseason desde el año 2004.

«Para mi, lo importante es que todo el mundo sabe que estamos haciendo buenos movimientos, movimientos para progresar. Tengo la oportunidad de estar en una gran franquicia que está construyendo un equipo que sabe lo que debe hacer. Se están incorporando jugadores con el talento y la voluntad de ganar necesarios. Es algo contagioso. Tenemos que hacer un gran trabajo para que se propague por todo Minnesota».

Es cierto que no se debe  sobredimensionar un equipo; así como no se debe incorporar la etiqueta de contender demasiado pronto; no es menos cierto que Towns y Wiggins nunca han jugado con Butler; sin olvidar que Jeff Teague y Taj Gibson están recién llegados a la ciudad; y, aunque no lo aparente, Jamal Crawford tiene ya 37 años. Pero, siendo sinceros,  son muchos ingredientes e ingredientes de mucha calidad, ¿no es esa la receta del éxito de una franquicia?

Comments