EuroBasket 2017: Francia | Sin estrellas, pero con luz propia

Bienvenidos a la era post-Parker

La era post Parker empieza mejor de lo que pensaban

Un nuevo ciclo, una nueva era, la selección de Francia dice ya adiós, adiós a los tiempos de Tony Parker, adiós a los tiempos de Joakim Noah, y da la bienvenida a una camada más renovada. Sin tantos focos, sin tanto renombre, pero con la misma ambición y ganas de representar a una nación. De nuevo con Vincent Collet a los mandos, pero con 12 (realmente son 13 pues aún queda un descarte) gallos diferentes, sin más preámbulos, que menos que una pequeño repaso a la lista, en la cual hay algunos viejos conocidos de nuestro baloncesto nacional:

  • Nando de Colo, CSKA de Moscú
  • Boris Diaw, Utah Jazz
  • Antoine Diot, Valencia Basket
  • Evan Fournier, Orlando Magic
  • Thomas Heurtel, Anadolu Efes
  • Edwin Jackson, Movistar Estudiantes
  • Joffrey Lauvergne, San Antonio Spurs
  • Vicent Poirier, Baskonia
  • Kevin Seraphin, FC Barcelona
  • Axel Toupane, D-League
  • Leo Westerman, CSKA de Moscú
  • Kim Tillie, Baskonia
  • Louis Labeyrie, París

El duodécimo hombre

Kim Tillie es el posible descarte de la lista final

Cómo has podido averiguar, pues te lo he dicho con anterioridad, hay 13 nombres, y la lista definitiva para este Eurobasket tiene que estar formada por 12. Se debe a que en la selección no tienen aún claro el último descarte, el cual se dará a conocer en los próximos 5 días según Collet. Todo apunta a que será un interior, hay dos nombres en especial, Louis Labeyrie, y Kim Tillie. El favorito para quedarse es el de París, por el simple hecho de que está siendo mejor con Francia, pero si tienen en cuenta el rendimiento anual en su equipo Tillie puede ser la elección por su papel fundamental en Euroliga con el equipo vasco.

Las grandes ausencias

Tony Parker
Tony Parker se despide de la selección francesa.

En la lista faltan muchos nombres top aparte de Parker y Noah, pues jugadores situados en la élite del baloncesto mundial se han borrado y no vestirán de azul. En especial dos, Nicolás Batum y Rudy Gobert, que sin lesiones aparentes, han decidido no participar en la competencia veraniega. El de los Utah Jazz lo ha hecho con el pretexto de querer realizar un cambio físico, en cambio Nico con la «excusa» de descansar, ya que según él, no tiene un verano libre desde 2004. Tampoco estarán, Ajinça, Lessort, Luwawu, y Causeur, jugadores que por nivel tendrían puesto asegurado.

El golpe de efecto, la defensa

El trabajo de Thomas Heurtel es clave si quieren ser un equipo serio en defensa.

Hay cosas que nunca cambian, por mucho que los cromos varíen, Vincent Collet es fiel a su estilo como lo ha sido desde el primer día. Un estilo que ha encandilado a los más críticos y puristas, una manera de jugar muy europea pese a los jugadores NBA en los que se apoyaba. Basándose en el trabajo defensivo, lo que se ha convertido en una de sus mejores bazas, combinando la organización con el descaro y la agresividad. En este apartado se sobreponen jugadores como Thomas Heurtel, Joffrey Lauvergne y Leo Westerman, que hacen incómodos los ataques rivales. Tal es así que en los partidos de Toulouse, han ganado los tres encuentros contra selecciones de buena reputación (Italia, Bélgica y Montenegro), con resultados apabullantes, y recibiendo menos de 65 puntos por partido. La alta seriedad, que ahoga al contrario y deja al rival en porcentajes de tiro muy inferiores a ellos es el fuerte de esta era del baloncesto galo.

El grupo, la estabilidad

Boris Diaw será clave otro año más.

El nuevo conjunto de «Les Bleus» está bastante más compacto que en años anteriores, posiblemente porque todos son igual de importantes. Ya que años atrás estos jugadores vivían a la sombra de otros, y siempre estuvieron en un escalón por debajo. Ahora parece un equipo muy compensado, donde brilla la igualdad de oportunidades, algo que favorece la química en el vestuario. Este entendimiento se ha visto reflejado dentro del terreno de juego, donde plasman a la perfección el concepto de equipo. Sobretodo lo hacen en ataque pues su generosidad les da un color más atractivo, siempre acabando con más asistencias que su contrincante.

Dicha unidad se caracteriza por el carácter y el juego de sus hombres NBA, pues son los que más se esfuerzan sin creerse más que nadie, siempre jugando para el equipo y no el equipo para ellos. El tema se ha visto muy contratado en las redes sociales, puesto que hemos visto como la mayoría de jugadores han puesto fotos con el equipo francés como imagen de perfil. El capitán, ex del Valencia Basket, Nando de Colo, defiende este discurso, hace un par de días dijo que todos tenían un papel muy importante dentro del equipo.

A rey muerto…¿Rey puesto?

Francia
Joffrey Lauvergne, el faro en el que se apoya Francia.

Es contradictorio que en un párrafo hable de un grupo compensado e igualado, y al siguiente hable de jerarquías, pero en esta Francia no es así. No es que sea un jugador con más focos y con más balones que el resto, es un jugador que da un plus siempre a este equipo y lo da a base de esfuerzo, facilita que todos temen en una misma dirección. Estamos hablando de Lauvergne, el recién firmado por los San Antonio Spurs, que parece ser la pieza que buscaba el coach para su nueva Francia.

Un jugador que gusta en el cuerpo técnico por su buena comprensión del juego, sobretodo sin balón, pues su movilidad y buena posicionamiento dan muchos puntos fáciles que no dependen tanto del acierto ni de la suerte. Por otra parte, Joffrey se está esforzando mucho en mejorar su flaquezas, tal es así que se está notando en su juego la inclusión de un tiro más efectivo, y un nuevo abanico de recursos jugando de espaldas.

En cuanto a la defensa, es la joya de la corona, lo que lo sentencia como el ojo derecho del míster. Pues mezcla una buena defensa conceptual, con la ambición y el esfuerzo, algo que le está dando muchos resultados a él y a su equipo. Por si fuera poco también defiende a aleros, gracias a su movilidad y velocidad que le hace más polivalente. Sin embargo algo que la gente no está teniendo en cuenta es lo mal que lo pasa en el poste, y en un Eurobasket con los hermanos Gasol esto puede significar mucho.

En conclusión, no es precisamente alguien imprescindible, ni los franceses dependen de él. Es un jugador como el resto solo que en defensa a demostrado luchar como nadie lo hace, y en ataque puede servir de referencia y desatascador cuando los suyos lo necesiten. Siguiendo este discurso, recuerda a Boris Diaw, otro de los jugadores NBA del equipo nacional, un jugador que ayuda al grupo. Pues su inteligencia, técnica y generosidad en el juego lo hacen más compatible con este nuevo equipo.

Vincent Collet, el talismán

Un nuevo reto para una leyenda en los banquillos franceses.

El natural de Sainte-Adresse lleva casi 9 años como seleccionador de una nación tan exigente en el baloncesto europeo como es Francia. Lo que apenas afecta en su rendimiento, pues sus triunfos no dejan de llegar con los año. Y si hay algún terreno donde Collet se siente como pez en mar abierto es en el Eurobasket. Su paso por el torneo se resume en tres medallas, una de oro (la primera y única de oro en el baloncesto francés por el momento), una de plata y otra de bronce, y un quinto puesto. Algo que bastó de sobra para ganarse a la hinchada pues en los 60 años anteriores solo habían logrado un metal. El bueno de Vincent también ha conseguido la única subida al podio de los azulones en un mundial, lo que quizás te recuerde un mal trago si eres español. Ahora solo falta saber si sin Nicolás Batum, sin Rudy Gobert, sin Tony Parker y sin Joakim Noah su sistema no se derrumba.

Pronóstico, ilusionan en casa

Evan Fournier tiene molestias, pero no se perderá la cita.

Cómo conclusión, hablaremos de que se espera de esta Francia brevemente. Pues la gente parece que le perdió el miedo a los gallos que antes toda Europa temía. Lo que posiblemente sea por su carencia de estrellas, por la ausencia de los jugadores mencionados antes. No obstante, no se confíen, estos chicos juegan muy duro y tienen ganas de demostrar a Europa que empieza una nueva era. Se les espera en cuartos e incluso, con las grandes bajas de última hora, aspiran a quedar entre los cuatro primeros.

 

 

Comments