Marreese Speights no seguirá con los Clippers, al menos de momento Foto: Nil Alemany (SB)

Marreese Speights y sus opciones de llegar al Magic

La gerencia busca jugadores con tiro externo

clippers
En Orlando piensan en Marreese Speights para mejorar su rotación. Nil Alemany (SB)

En Orlando Magic actualmente hay solamente once contratos garantizados para la próxima temporada que tendrá comienzo el 17 de octubre. Y puede variar aún, antes de que tenga inicio el campamento de entrenamiento, la franquicia necesita completar su plantilla, donde se hace casi prioritario reforzarlo con jugadores que tengan gran habilidad en los disparos a media y larga distancia.

En esa necesidad de buscar variantes para el juego de equipo, entra en consideración el actual center de Los Ángeles Clippers, Marreese Speights, quíen supo destacarse antes en los Golden State Warriors justamente con su capacidad para ejecutar jugadas desde la linea de tres puntos. Con solamente Mario Hezonja como especialista en ese apartado, y con jugadores grandes pero sin esa capacidad, puesto que Nikola Vucevic, Bismack Biyombo y Aaron Gordon no se destacan por eso. Por eso la gerencia considera oportuno incorporar al jugador. Reportes de Florida dan cuenta de una reunión entre Speights y dirigentes del Magic, para intentar convencer al jugador.

Speights viene de promediar la pasada temporada 8.7 puntos por juego, con un porcentaje de tiros de campo del 53.9%, disputando todos los partidos de la temporada para el equipo angelino. En la especialidad para lo cual se está tratando la posibilidad de incorporarlo al equipo, tuvo una efectividad el 37.2%, disminuyendo levemente respecto a su ultima temporada en Golden State donde logró un 38.7%.

Sea cual sea el escenario de la propuesta que vaya a realizar la gerencia del Magic, viendo la forma de manejo de los nuevos dirigentes del área de baloncesto, es probable que a Speights, de ser formal las intenciones de incorporarlo al equipo, el ofrecimiento será de un solo año de contrato, o tal vez, como hicieron con el escolta Shelvin Mack, de dos años, pero solo el primero de ellos estando garantizado, dejando el restante a consideración de la franquicia.