DRAFT DE 2014: ¿Un fracaso total?

Analizamos en este artículo el rendimiento de la camada

Joel Embiid Draft 2014
Joel Embiid se presenta como uno de los grandes nombres de este Draft – JW B (CC)

El otro día fue el Draft de la NBA. No me voy a enrollar mucho con esto puesto que estarán ya saturados de tanto Fultz y Ball, pero les diré tuve un flashback hace unos días sobre la primera camada que viví con un nivel de expectativas interesante, y me pregunté: ¿qué ha sido de ellos? ¿Qué ha pasado con una de las camadas con más potencial de las que se recuerdan? Señoras y señores, con ustedes, el Draft del año 2014.

¿Saben ustedes que a los buenos escritores se les ha catalogado siempre por generaciones a lo largo de la historia? Valle-Inclán, Machado o Unamuno en la generación 98′, García Lorca, Cernuda y Salinas en la generación del 27′, Quevedo y Góngora también eran contemporáneos… Es muy normal que el ser humano acumule el talento en una sola pasada y no lo dosifique, como una especie de ley de Murphy. Por eso, yo siempre he sido amante de los Drafts. Y especialmente, había uno que me causaba sensación… La camada del 14′.

Ya han pasado casi 3 años de, en teoría, uno de los mejores Drafts desde antaño. Una camada que estaba llamada a hacer cosas muy grandes e incluso era comparada con la propia generación del 03′. Andrew Wiggins, Jabari Parker y Joel Embiid, entre otros, estaban llamados a hacer historia al nivel de LeBron James, Carmelo Anthony, Dwyane Wade y compañía. Ojo, siguen estando a tiempo, pero, ¿ha sido hasta ahora la camada del 14′ lo que se esperaba de ellos? Desde luego que la respuesta se acerca más a un no que a un si. Lesiones, poco tiempo de juego, lesiones, gandulería, más lesiones… Varios infortunios han sucedido para que estos jugadores no hayan sido lo que se esperaba. ¿He dicho ya lesiones?

¡Niños, si fuerais igual que la otra clase, aprobaríais todos! Las comparaciones son odiosas, y hay algo que le viene al pelo a esta situación: no hay nada que más le jod…jorobe a una clase que ser comparada con otra clase, ¿no creen? Sobre todo cuando ha sido una clase de matrículas de honor. Por eso, vamos a repasar las notas que han conseguido esos jugadores y si pueden ser capaces de mejorarlas. Analizaremos, uno por uno, todos y cada uno de los jugadores del TOP 15 de aquel Draft y los complementaremos con alguna mención especial.

CON EL PICK #1 DEL DRAFT, ANDREW WIGGINS

andrew wiggins
Nil Alemany (SB)

«Este chaval es el nuevo LeBron James, es un fuera de serie…». Con la elección número uno del draft de 2014, los Cleveland Cavaliers elegían a Andrew Wiggins, desde Kansas. Y cualquier cosa que hubiera pasado diferente, habría ido contra todo pronóstico. Sin duda, Wiggins era el mejor jugador de largo en esta generación, llamado a marcar una época. Bajo el sobrenombre de «El Elegido», Andrew era traspasado a los Minnesota Timberwolves junto a la elección número 1 del pasado draft, Anthony Bennett (pufo histórico) a cambio de Kevin Love. Es decir, «El Elegido» iba a ser el líder de una franquicia en reconstrucción desde el primer minuto. No pintaba mal la cosa.

A pesar de que no fue tan mediático como se esperaba, su primer año se saldó con el ROY (como no iba a ser de otra manera) y apuntando maneras. Jugando 36 minutos por partido, sus promedios eran alentadores: 16,9 puntos y 4,6 rebotes, con buen porcentaje. Su progresión fue tal y como se esperaba en su año sophomore con 20,7 puntos por partido y habiéndose perdido tan sólo un partido en dos años, pero en su tercer año, parece que se ha estancado un poco. Aunque anota casi 23 puntos y ha mejorado sus porcentajes de tiro de tres, su mala defensa y su selección de tiro obstaculizan que pueda pasar al siguiente nivel. Parece ser que ya no es la estrella del proyecto, sino la segunda espada. Si no mejora pronto en estos aspectos, el jugador habrá sido un pufo grandísimo para lo que se esperaba de él. Tiempo le queda, tiene 22 años y está en una franquicia destinada a ganar, pero no sabemos si eso de «el nuevo LeBron James» se habrá quedado en nada.

CON EL PICK #2, JABARI PARKER

Jabari Parker
Jabari Parker posteando ante Cavs. Foto: Drost (CC)

Este hombre era la némesis natural de Andrew Wiggins. El anticristo del «nuevo LeBron James». El Carmelo de LeBron, para hacer una especie de comparación. Jabari Parker, con un estilo similar al de Melo o al gran Paul Pierce y un potencial ofensivo increíble, era elegido en la posición dos del draft por los Milwaukee Bucks, necesitados de alguien que liderara el proyecto de la franquicia. No os miento, es mi favorito de esta camada, y ya lo era antes de empezar el Draft.

Todo iba según lo previsto: Jabari juega alrededor de 30 minutos, sin forzar nada y respetando los plazos de mejora. Pues bien, sólo dura 25 partidos. Parker se lesiona el ligamento cruzado de la rodilla izquierda y estará toda la 2014-15 en el dique seco. Palo gordo para el jugador y para su equipo, que afortunadamente, encuentra en Giannis Antetokounmpo una alternativa.

Aún así, Jabari Parker volvió de la lesión y disputó 76 partidos en su temporada de sophomore, con promedios cerca de los 14 puntos y 5 rebotes en un poco de tiempo de juego más respecto a la pasada campaña, dando así esperanzas a lo Milwaukee Bucks de un dúo que puede marcar una época.

En la actual temporada parecía que Jabari Parker cada vez estaba más dentro de la liga. Con un duro verano de entrenamiento a sus espaldas, consiguió dar rienda suelta a todo ese potencial ofensivo del que disponía, llegando a unas medias de 20 puntos y 6 rebotes, con mejores porcentajes de triples, su asignatura pendiente. Estuvo incluso apunto de ser All-Star, siendo una opción viable en todo momento. Con mucho margen de mejora, los Bucks podían soñar con un Jabari dominante en ataque y un Jabari aportando también en defensa a largo plazo… hasta que llegó la lesión. El día 8 de febrero ante los Miami Heat, vuelve a lesionarse del ligamento cruzado de la misma rodilla y se perderá el resto de la temporada. ¿Cortará esto su progresión?

Jabari sigue siendo joven, y todavía queda la esperanza de que vuelva de la lesión ya como ese jugador definitivo que cabía esperar de él. Mucha incertidumbre acerca de su futuro, que debe empezar a forjase ya si no quiere ser otro pufo más. Nosotros no queremos que pase eso.

CON EL PICK #3, JOEL EMBIID

Tasty Poutine (CC)

Joel Embiid, también de la universidad de Kansas como Wiggins, era otro de los candidatos a ser la primera elección de este prometedor draft. Pero pocas semanas antes del draft, Joel se rompió el pie derecho y bajó hasta la posición número tres, en la que los Sixers pasaron por alto su historial de lesiones y confiaron en él, a pesar de que se pudiera perder toda la temporada. Y tanto, porque hasta la temporada 2016-2017, el pívot camerunés todavía no había disputado un partido oficial, debido a una recaída en su lesión. Lo que pintaba a dominancia en los tableros se estaba, poco a poco, convirtiendo en pufo. O no.

Haciendo gala de una virtuosidad inconmensurable con los plazos de recuperación y la gestión de la situación en general, los Sixers lograron que Embiid debutara en la NBA. Y de qué manera. Con una restricción de minutos de 25, Joel Embiid ha promediado esta temporada hasta la lesión 20,2 puntos, 7,8 rebotes, 2,1 asistencias y 2,5 tapones, con un porcentaje de tiros de campo del 46,6 % y un porcentaje de triples del 36,7 %, y no precisamente tirando poco. «The Process» nos ha demostrado que podrá ser el que domine la pintura de la NBA durante muchos años, en un proyecto joven que va dando sus frutos poco a poco. Lo único que debe pasar es que vuelva de la lesión en la que se encuentra ahora al mismo nivel, ya que sólo ha disputado 31 partidos. Y esperemos que sea así.

CON EL PICK #4, AARON GORDON

Aaron Gordon
Keith Allison (CC)

Seguro que todos conocerán a Aaron Gordon por la capacidad de hacer mates. Y no les culpo, es normal. Es uno de los mejores matadores actualmente en la NBA. Pero antes del Draft, era más que eso. Con la cuarta elección, los Orlando Magic decidían elegir a Aaron Gordon, procedente de Arizona. No era del calibre de los tres anteriores, pero con un físico imponente, también apuntaba maneras. Contaba con que era el más joven de la camada y con una ética de trabajo increíble. Según él, quería ser «el mejor de la historia».

No jugó mucho en su primer año y sus limitaciones eran bastante claras: no era un buen tirador y no tenía un gran manejo de balón para ser un 3-4. El Blake Griffin de ‘Hacendado’ quedaba relegado a un puesto de ala-pívot, que para su altura, no era precisamente algo bueno. Aunque, eso sí, lo ha compensado bien con su físico. A día de hoy es un gran jugador de rol para los Orlando Magic y en casi 30 minutos promedia casi 12 puntos y 5 rebotes. Y tiene 21 años todavía, con lo que puede mejorar muy notablemente, pero entre las lesiones y la poca confianza que se le dio al principio lo han limitado.

CON EL PICK #5, DANTE EXUM

dante exum utah jazz
Nil Alemany (SB)

¿Alguien ha visto a Exum ya? Por favor, que nos lo traiga. Otro con opciones de ser la primera elección, pero finalmente fue escogido en el puesto número 5 por los Utah Jazz, necesitados también de un líder de proyecto. Dante Exum pintaba bien, pero los Jazz decidieron ser cautos con el y sólo jugó 22 minutos de media su año rookie, sin dar destellos de lo que parecía ser. No se confió en él desde el principio, y eso costó caro. A ello se le sumó que fue un jugador drafteado sin haber pasado ni por NCAA ni por ningún equipo europeo.

En su año sophomore, sufrió una lesión que le mantuvo apartado toda la temporada, en la que parecía que sus minutos iban a aumentar. Y desde eso, parece que se ha estancado. A día de hoy, sigue siendo una incógnita, que no se resolverá hasta que los Utah Jazz no le den un papel más importante. Juega menos que en su temporada rookie y su equipo sin él, parece ir bien.

CON EL PICK #6, MARCUS SMART

Desde Texas, la sexta elección fue Marcus Smart, para los Boston Celtics. Jugador físico, buen defensor, con visión de juego y intensidad, mucha intensidad. Justo el prototipo de jugador Celtic. Y ciertamente, era justo lo que los Boston Celtics necesitaban en ese momento. «Benditos Magic que escogieron a Gordon…», debe pensar cualquier aficionado de los verdes, ya que Danny Angie quiso coger al ala-pívot si aún estaba libre. Nunca ha sido el líder de la reconstrucción (ya que su potencial no era para ello), pero siempre ha sido un jugador que ha entrado en los planes de los Celtics a largo plazo. Desde que fue drafteado, ha trabajado muy duro y se ha ganado un puesto en la liga.

Actualmente, sin ninguna lesión grave durante estos años, se ha convertido en un buen jugador, ha mejorado sus capacidades ofensivas y su tiro se ha visto claramente superado al que era hace 3 años (que sigue sin ser gran cosa, pero por lo menos es sólido). Titular en la franquicia de Brad Stevens, jugará mucho tiempo más en el equipo y promedia 10,4 puntos, 3,9 rebotes y 4,4 asistencias en 30 minutos.

CON EL PICK #7, JULIUS RANDLE

Julius Randle Los Angeles Lakers
Adrián Rodríguez (SB)

Es drafteado por Los Ángeles Lakers y, tras 14 minutos en pista en su debut, se rompe la tibia y estaría de baja el resto de la temporada. No iba a ser tampoco el jugador franquicia a largo plazo, pero si un jugador importante. Aún así, logró sobreponerse al duro varapalo y se convirtió en una pieza clave en el proyecto de los «Baby Lakers», dispuestos a comerse el mundo en un futuro no muy lejano.

Otro más con capacidades para ser la elección número uno (de hecho se especulaba mucho sobre ello), gran reboteador, logró mejorar su tiro de media distancia y sus capacidades pasadoras para adaptarse a lo que los Lakers querían de él, y no ha defraudado. Todo eso, unido al gran juego en el poste con el que ya contaba, le hacen valedor de casi 30 minutos por noche, promediando 13 puntos, 8,7 rebotes y 3,8 asistencias. Será el ala-pívot titular de los angelinos por mucho tiempo, que era lo que se esperaba de él.

CON EL PICK #8, NIK STAUSKAS

El primer tirador de este draft. Procedente de Michigan, los Sacramento Kings se atrevieron con el escolta de por aquel entonces 21 años, pero tampoco fue lo que esperaban y sólo duró una temporada, siendo traspasado a los Philadelphia 76ers. En Philly ha tenido más minutos estos últimos dos años, donde se ha convertido en un gran tirador. Pero ya está, sólo un tirador. Ni siquiera es titular en su actual equipo. Puede ser servible en el proyecto de futuro de los Sixers, aunque nunca será una pieza clave o un jugador importante, sólo un tirador. Aunque, sin desmerecerlo, es un gran tirador.

CON EL PICK #9, NOAH VONLEH

Procedente de la universidad de Indiana, los Charlotte Hornets escogían con su elección a Noah Vonleh, ala-pívot físico como nadie que llegaba a la NBA tras haber entrenado muy duro desde pequeño. Todo su potencial era básicamente un físico imponente y una capacidad de rebote decente, con vistas de mejora, ya que fue drafteado con 18 años, pero nada más allá de eso. Eso sí, sin desmerecer en absoluto.

En su primer año no contó con muchos minutos, ni siquiera con muchos partidos. Promedió 3,3 puntos y 2,3 rebotes en 10 minutos habiendo jugado 25 partidos en su temporada rookie, lo que no era muy alentador para su futuro. Fue traspasado la siguiente temporada a los Portland Trail Blazers, donde tampoco ha contado con muchos minutos (14 y 15 en cada temporada, respectivamente). Lo único destacable es que en ese tiempo, captura 4,5 rebotes. Aún es joven, y con el tiempo, sus minutos irán aumentando, como hemos podido ver estos últimos meses, en los que ha logrado justificar un poquito de su potencial, sobre todo el reboteador, su principal característica.

CON EL PICK #10, ELFRID PAYTON

Los Orlando Magic, tras haber empleado su primera elección en Aaron Gordon, lograron vía traspaso los derechos sobre Elfrid Payton, elegido por Philadelphia 76ers (con la elección procedente de New Orleans), a cambio de la elección número doce de dicho draft, Dario Saric.

Elfrid Payton
Fuente: Jose Garcia (CC)

Elfrid no llegaba con un gran cartel pero, entre los 20 años que tenía y el acompañar a Victor Oladipo en el backcourt, era una buena oportunidad para la franquicia de Orlando. Un base con una defensa sobre balón, una gran capacidad reboteadora y una organización de juego bastante buena… Pero con un tiro horroroso, al más puro estilo Rajon Rondo. Era el típico base para rodear de tiradores y ponerle un pívot decente en la pintura. A estas alturas ha logrado algunos triples-dobles en estas tres temporadas, con varias actuaciones estelares y se ha convertido en el base titular de los Magic, pero nada más allá. Ojo, es un gran jugador, ya que en su equipo ha tenido siempre una gran cantidad de minutos y se ha visto lo que su talento puede dar de sí, que no es poco ni mucho menos, pero su tiro le penaliza mucho. Si logra mejorarlo, igual puede ser un base a tener en cuenta los próximos 5-7 años.

CON EL PICK #11, DOUG MCDERMOTT

Otro de los grandes tiradores del draft. Elegido por los Denver Nuggets y traspasado a los pocos minutos por las elecciones 16 y 19 a los Chicago Bulls, este chico tenía mucho potencial como tirador, descubriéndose como un gran anotador NCAA. Pero como todos los grandes anotadores de NCAA, llegó con 22 años ya a la NBA y su cartel no era muy alto tampoco.

Llegaba a unos Bulls bastante reforzados ese verano con Pau Gasol y Nikola Mirotic para ser el tirador del banquillo, pero tuvo muy pocos minutos. Su segundo año gozó de más tiempo de juego, pero tampoco justificó su potencial. En su tercer año ha sido traspasado a los Oklahoma City Thunder, con el mismo rol que en Chicago: anotar desde la segunda unidad. Con minutos es un gran jugador, pero en la NBA los minutos no se regalan.

CON EL PICK #12, DARIO SARIC

No os voy a mentir, al ser europeo es de mis favoritos de esta camada. Llegó a Philadelphia a cambio de Elfrid Payton, como ya he mencionado antes. Sin embargo, elegirle significaba tener en cuenta que probablemente no iba a jugar de inmediato, algo que quizás penalizó su posición en el Draft. Ala-pívot europeo y de nueva era, con un gran tiro, fundamentos en el poste, gran rebote, su visión de juego… Y su potencial. Según los analistas de la época, iba ser una maravilla.

Continuó su progresión en Europa, en el Efes, donde jugó muy bien hasta su último año, en el cual se estancó, parando el corazón de todos los aficionados que esperábamos con ansias su debut en la NBA, pero la verdad es que era cierto: Dario Saric estaba verde. Ya no progresaba más, ni siquiera destacaba en competiciones europeas… Necesitaba un milagro, y lo encontró.

Es por ello que los 76ers decidieron contar con él para este curso, y la verdad es que no lo podían haber hecho mejor. Este año, yendo de menos a más, hemos podido ver que Dario Saric es la p… Un gran jugador. Todo lo que hace, lo hace bien. Con la lesión de Embiid, se hizo cargo del equipo y hizo ver al panorama NBA que no estaba muerto, estaba de parranda. Se ha convertido en una pieza clave del proyecto de futuro de su equipo y, encima, tuvo opciones para ser rookie del año. A sus 23 años, le espera una carrera larguísima en la NBA, con un porvenir magnífico si logra tener minutos consistentes.

CON EL PICK #13, ZACH LAVINE

Si hay algo que ha definido a este jugador desde el principio es la incertidumbre acerca de él. Aunque su potencial era innegable, una mala campaña 2013-14 en UCLA le condenó a caer un poco y fue elegido en el puesto número 13 por los Minnesota Timberwolves.

Gran anotador, aunque conocido mayoritariamente por sus mates (es bicampeón del concurso, 2015 y 2016), a día de hoy sigue siendo una incógnita. Parece que cuando él no está en pista, los Wolves mejoran su rendimiento, que sumado a su nula defensa hace sufrir mucho al equipo. Sin embargo, ofensivamente tiene mucho que ofrecer y aún es joven para corregir todos los errores que comete, como por ejemplo, la individualidad. Es un jugador que tampoco se achanta, cosa que a veces puede jugar tanto a su favor como en su contra. En estos tres años su evolución ha sido positiva, llegando a promediar este año 18,9 puntos hasta la lesión. Sería una victoria que esta lesión no afectara a su futuro, que pinta bastante bien para Zach, aún con tiempo de demostrar cual es su potencial.

CON EL PICK #14, T.J WARREN

Acompañando a Andrew Wiggins y a Joel Embiid desde Kansas tenemos a T.J Warren, elegido por los Phoenix Suns en el puesto 14. A pesar de su muy bajo cartel en NCAA, se ha convertido en un jugador muy válido para la plantilla de los soles gracias a muchísima entrega y una cantidad de minutos aceptable. Acaba esta temporada con 14,4 puntos y 5,1 rebotes en algo más de 30 minutos, justificando su elección sin ninguna duda. Este jugador tampoco ha estado exento de lesiones, pasando la mitad de la 15-16 en el dique seco por una lesión de pie, aunque ha logrado recuperarse y jugar 66 encuentros este año. Cumplirá 24 años en septiembre, con lo que aún tiene un pequeñito margen de mejora, que veremos si explota para estabilizarse en la liga como un jugador de rol.

CON EL PICK #15, ADREIAN PAYNE

Con ya 23 años y pelos en los h***** llegaba a Minnesota vía Hawks en febrero de 2015 (donde sólo jugó 3 partidos) Adreian Payne, jugador fortachón de estos reboteadores con un objetivo claro: aportar desde el día 1. Su primera temporada no le fue mal, con 7,2 puntos y 5,4 rebotes en 24 minutos con Ricky y compañía, pero fue bajando sus minutos por la aparición de KAT. Otro con historial de lesiones, ya que se ha perdido algunos partidos por lesiones pequeñitas, ninguna de gravedad. Se ha convertido en un jugador de parche, ahora en Minny pero puede que en algún otro equipo en años venideros, tapando las carencias de alguno en la segunda unidad y sin un equipo fijo en la liga.

MENCIÓN ESPECIAL PARA:

Nikola Jokic - Laura Cristaldi (SB)
Laura Cristaldi (SB)
  • Pick #16, Jusuf Nurkic: Recala en Denver por Doug McDermott, cosa que le viene de perlas, ya que en los Nuggets tiene minutos y peso en la rotación. Pívot europeo, y todo lo que eso conlleva. Su evolución también es favorable, progresa adecuadamente a pesar de su lesión en el tendón rotuliano. Recientemente traspasado a Portland Trail Blazers, ha encontrado su sitio para culminar su progresión, lugar donde tendrá lo mismo que encontró en Nuggets, cosa que le ha faltado a lo largo de esta temporada: minutos y peso en la rotación.
  • Pick #19, Gary Harris: Sin duda uno de los grandes tapados de esta camada. Completando el traspaso de McDermott, llega a Denver totalmente desahuciado, pero con potencial de algo más. Al principio sin minutos, pero fue cogiendo la confianza de Mike Malone hasta convertirse en una pieza clave del proyecto gracias a su defensa y a su tiro exterior entre otras cosas. Se postula este año en los 14,9 puntos y 3,1 rebotes, con margen de mejora (cumplirá 23 años en septiembre).
  • Pick #23, Rodney Hood: Este escolta ha tenido mucha suerte desde que llegó a la NBA. Desde que llegó a los Utah Jazz, no ha habido un escolta de nivel que le haya peleado por el puesto, con lo que ha gozado de un cierta continuidad que le ha hecho convertirse en un tirador muy fiable y un anotador bastante completo. Al menos, así lo corroboran sus 12,7 puntos y 3,4 rebotes en 27 minutos.
  • Pick #41, Nikola Jokic: El robo. No hay más, es EL robo. Nikola, como buen pívot europeo, aprovechó un año de su formación para pasarlo en Europa, donde su potencial aumentaría, y, después de una buena Summer League con los Denver Nuggets, decide dar el paso a la NBA en julio de 2015. Su temporada de rookie va de menos a más, con algún que otro destello de calidad pero no un base de minutos estables (21,7 por noche). Pero este año se envalentona y, en 27,9 minutos se convierte en la estrella de los Nuggets, mostrando que tiene un potencial absolutamente sensacional y un talento innato, con 6 triples-dobles y un futuro en la liga que ni él se cree. Ha acabado el año con 16,7 puntos, 9,8 rebotes y 4,9 asistencias, imagínense lo que puede hacer en algo más de 28 minutos.
  • Pick #46, Jordan Clarkson: Para los Lakers, esta fue una gran elección. Otro de los grandes tapados, contó con minutos en su año de rookie, que le valieron para mostrar que muchos equipos se equivocaron al dejarle pasar. Y a los angelinos no les ha venido mal, sin duda. A sus 24 años (25 en junio), se ha convertido en un buen anotador en la liga, cartel que le servirá a posteriori si los de LA deciden prescindir de él, pero en teoría es un jugador que debería hacer carrera en la NBA sin ningún problema, como titular o como sexto hombre.
  • Otros jugadores decentes de la camada son: Clint Capela, que se ha hecho un hueco como titular en los Houston Rockets; Glenn Robinson, excelente matador a la espera de minutos en Indiana, Dwight Powell, buen fondo de banquillo para los Dallas Mavericks o Bogdan Bogdanovic, que tras impresionar en Europa jugará el año que viene con los Sacramento Kings.

¿Que tienen en común estos jugadores? Talento, mucho talento. Pero, desgraciadamente, ¿que otra cosa tienen en común muchos de ellos? Historial de lesiones. Nos vendieron esta camada como una camada de grandes futuras estrellas, dónde cualquiera del TOP 10 podría ser pick #1, creando en el universo NBA una expectación que no se había visto en mucho tiempo. Una camada donde, de 60 jugadores, la mayoría han tenido lesiones importantes o no han logrado mostrar todo lo que llevaban dentro. Si se dan cuenta y piensan en estos jugadores, seguramente dirán: tenía potencial, pero… A mí esto me ha pasado constantemente durante la elaboración de este artículo. Son jugadores con mucho potencial (o al menos lo eran), jugadores que en un futuro no muy lejano podrían dominar la liga. Potencial y talento, pero también lesiones, son las tres palabras que definirían a esta clase.

Afortunadamente, aún hay tiempo. Tiempo de mejorar, tiempo de recuperarse de sus respectivas lesiones, tiempo de dar un golpe sobre la mesa y tiempo para explotar todo ese inmenso potencial con el que estos chavales contaban, y muchos de ellos siguen contando. Para mí, se esconde el talento de estos jugadores. Son criticados en su mayoría por su incapacidad de mantenerse sanos o sus pobres aportaciones, siendo catalogados como pufos, pero realmente el tiempo dirá si esta camada está verdaderamente llamada al fracaso o si realmente no han dicho todavía la última palabra. Desde luego que nosotros, como aficionados de la NBA, disfrutaremos de un proceso largo que no ha hecho más que empezar.

4 Comments
  1. ♣ Adrod9 ♣ says

    La descripción de Randle se ajusta muy poco a la realidad, aun más cuando ha sonado estas semanas en posibles trades

  2. KP6-JE21-NJ15-GA34 says

    bogadanovic el croata es del draft 2011, asi que no va al caso.

    1. Rekutxu says

      Bojan Bogdanovic,ahora en wizards es del draft del 2011,pero al q se refiere es a Bogdan Bogdanovic q hasta esta temporada jugaba en europa y q si pertenecio a ese draft del 2014,numero 27.

  3. Patricio Carmona says

    Salvo Jokic y haber si a Embiid lo respetan ya de una vez las lesiones los demás parecen encaminados a tirar por tierra el que decían el Draft de la década, Wiggins tercera espada de los Wolves, Parker va camino de ser un caso Roy, Gordon bueno pero sin mas, Exum para una segunda ronda hubiese estado bien, Smart sexto hombre, Randler decepcionante, Stauskas casi nulo, Vonleh lo mismo casi nulo, etc…

Leave A Reply

Your email address will not be published.