NO VÁLIDA, NO CC

Dilema Randle: ¿Traspaso o renovación? Los Lakers deben decidir

El ex de Kentucky comenzará su último año con contrato rookie en apenas unos meses

Julius Randle
Los Lakers tendrán que decidir si Julius Randle forma parte de sus planes de futuro. TheDailySportsHerald (CC)

Julius Randle fue el primer miembro de la conocida young core, lo que supone que también será el primero de todos los jugadores que han seleccionado los Lakers en los últimos años en las rondas de lotería en salir de su contrato del Draft, tras 4 años en la NBA, y poder negociar un contrato acorde a su valor. El traspaso de D’Angelo Russell ha dinamitado esa young core, aunque todavía conservan los jugadores seleccionados en posiciones de lotería en 2014 y 2016, asi como Clarkson, Zubac, Larry Nance…

Los Lakers tendrán que decidir si le ofrecerán un nuevo contrato al ala-pivot procedente de Kentucky o por el contrario deciden traspasarle para evitar que se vaya a cambio de nada en el verano de 2018 cuando será agente libre (presumiblemente rechazará la qualifying offer a razón de poco más de 5 millones de $); Randle por rendimiento, nivel y calidad potencial parece que tiene un hueco en el futuro de los Lakers, pero tendrán que decidir si forma parte de los planes de futuro o lo traspasarán para que no se vaya gratis en verano.

En cualquier caso, si Lakers no le traspasan, y tampoco le renuevan, esperando a la agencia libre, podrán igualar cualquier oferta que realice una franquicia por el jugador tejano.

Julius Randle fue seleccionado por los Lakers con el número 7 del Draft en 2014, pero era un jugador con una proyección de haber salido mucho más arriba, tan sólo una lesión de rodilla meses previos al Draft, le privó de haber sido probablemente top 5 en el Draft de 2014.

2018: El año de Randle, ser o no ser en la NBA

Julius Randle afronta la que será su cuarta temporada en la NBA, aunque realmente la primera de ellas la pasó con muletas debido a su lesión en su debut… precisamente esta es la temporada en la que Randle debe demostrar que tiene el nivel necesario para que los Lakers le ofrezcan una renovación al alza. El ex de Kentucky ha mostrado una mejoría constante desde su llegada a la NBA, sin llegar a números de estrella, la pasada temporada firmó unos números bastante aceptables para tratarse de un jugador en su segundo año en el baloncesto al más alto nivel, firmando 13,3 puntos, mejorando bastante sus porcentajes en el tiro (cercanos al 50%), 8,6 rebotes y 3,6 asistencias por noche.

Esa mejora no es suficiente, esta temporada debe mostrarse un paso por encima de esa leve mejoría constante, tiene que ser la principal baza ofensiva de los Lakers debajo de los aros, es lo que debe exigirse desde el día 1 de la pretemporada. Ser la opción principal ofensiva de los Lakers en el juego interior, y por supuesto, mejorar atrás, un trabajo que le corresponde en parte a Luke Walton y el cuerpo técnico de los Lakers, porque aunque nunca ha mostrado tener una buena defensa en la NBA, por cualidades físicas no debería ser, quizás sólo sea cuestión de tiempo, inteligencia y temperamento.

La próxima temporada tiene que ser la temporada en la que Randle demuestre si su verdadero nivel es ser el ala-pívot titular de unos Lakers que luchen (como mínimo) por entrar en Playoffs en años venideros o verá como sus huesos terminan en otra franquicia de la liga; esto pasa por convertirse en uno de los líderes del equipo tanto en ataque como en defensa, convertirse en una máquina de dobles-dobles, algo sencillo si tenemos en cuenta que -en principio- su compañero en la pintura la mayoría de minutos puede ser Brook López y su alergia a coger rebotes (5,6 promedió el año pasado en Brooklyn…).

Su principal defecto a corregir es su defensa, Randle tiene que mostrar durante esta temporada que puede ser más sólido en esa faceta, si es capaz de probar una importante mejora en esa faceta, buena parte del trabajo lo tendrá hecho.

El impacto que Walton debe buscar en Randle

A pesar de no haber tenido impacto desde el primer día (sin contar la primera temporada perdida), Randle ha demostrado en sobradas ocasiones su calidad, y su amplio repertorio a la hora de aportar al equipo, por no hablar de la capacidad para subir la bola con sus más de 2 metros de altura que recuerda a Lamar Odom. Durante este Verano hemos visto la transformación que ha llevado a cabo el ala-pívot para convertirse en un auténtico monstruo del gimnasio, con unas capacidades físicas que asustan, y que deben permitirle ganar bastante más espacio en la pintura gracias a una mayor fuerza física.

Un buen entrenador como Luke Walton debe buscar que su jugador más completo tenga impacto en ambos lados de la cancha, buscando jugadas que le hagan el trabajo más cómodo debajo de la canasta, aunque también ‘Julio’ debe mejorar su repertorio ofensivo, y es que el año que se lesionó la rodilla, comentaron que había mejorado su tiro de 5-6 metros, pero de momento en dos temporadas esa mejoría se ha visto tan sólo a cuentagotas.

Es labor de Luke Walton encontrar jugadas para que Julius Randle pueda explotar todas sus habilidades debajo del aro, y para ello será muy importante la pizarra que pueda sacar a relucir el entrenador californiano en su segunda temporada como entrenador jefe, y es que el juego con el pick&roll debe mejorar bastante durante esta temporada, algo de lo que se aprovecharía bastante un Randle que ha mostrado durante todo el verano que ha estado trabajando desde que acabara la temporada regular.

La llegada de Lonzo Ball puede complementar bastante lo que los Lakers necesitaban en un playmaker, un base puro con visión de juego, y una gran capacidad en el pase para involucrar a sus compañeros, justo de lo que más carecía D’Angelo Russell desde su llegada a la NBA. Si Randle no es traspasado antes del inicio de temporada, buena parte del futuro de los Lakers puede pasar por la capacidad de entendimiento entre Lonzo y ‘Julio’, más allá de que pudiera unírseles Paul George en el verano de 2018.

En conclusión: Deshacernos de Randle sería un error

No puedes desprenderte de un jugador de la calidad de Julius Randle, con esa edad, porque con el tiempo te lamentarás haber perdido a un jugador con ese potencial. Los Lakers tienen que tratar de cuidar a este jugador, porque de los que han llegado del Draft, hasta ahora, ha sido el que más potencial ha mostrado poder tener, al menos a corto plazo.

‘Julio’ debe de olvidarse de todo el ruido que rodea al equipo angelino, y centrarse en mejorar su juego cada día, tampoco iría mal si Magic baja algún día con él a la cancha, y le enseña algo de IQ baloncestístico, ya que en más de una ocasión ha mostrado un escaso IQ que le hace perder opciones (ofensivas y defensivas) de forma estúpida.

Por otro lado, no hay que olvidar la capacidad que tiene Randle para subir el balón a media pista, y su visión de juego a pesar de ser un jugador interior, un jugador alto, algo poco visto en la NBA actual, una faceta que toda la dirección deportiva Laker debería de aprovechar ya que te aporta un plus del que pocas franquicias pueden disponer.

Desde mi punto de vista, y en conclusión, los Lakers deben de apostar por varios de sus jugadores seleccionados desde el Draft si quieren volver a luchar por volver a lo más alto, pero rara vez una estrella de la NBA se forja en una o dos temporadas, y muchas veces hay que esperar más años, además de que Randle, si bien a lo mejor nunca llega a ser una estrella de la liga, ha mostrado ya en sobradas ocasiones que podría ser realmente útil de cara a ayudar a la franquicia a volver a ser competitiva, más si cabe con la transformación a la que está sometiendo a su cuerpo durante esta pretemporada para convertirse en un auténtico jugador de gimnasio.

 

6 Comments
  1. Blopa69 says

    Y si pide mas de 20 M, que haces lo renuevas? o seria un error.

    1. JoJaTo LAL says

      Todo va a depender de lo q demuestre este año. Si mejora sus numeros a 18 pts, 10 rebotes claramente lo firmo x 20 millones y mas teniendo en cuenta los contratos q se estan firmando actualmente en la NBA. 23 millones a JJ Redick, 21 millones cobra J Teague, etc, etc…

      1. Blopa69 says

        Pero Redick es un año, este querra 4/5 años, si esta en esos numeros, demuestra consistencia, y mejora en defensa si.

        1. Magic-Ball-dreamshake says

          Es igual Blopa, hay que renovarle si o si,…eso si, yo esperaría a igualar ofertas y no darle de primeras lo que pida, a no ser que pida menos de 20 kilos por año, pero una vez sepamos la oferta mayor que tenga, igualarla.

          Aunque sean 20 x 4 o 5 años, es joven y podría entrar en algún traspaso en los siguientes años,…Randle sería un activo importante para Lakers, pero si le perdemos será un tremendo error.

          1. Nikola says

            No estoy tan seguro de que renovarle así como así sea la mejor idea,veamos que hace este año,pero se le está agotando el crédito.

  2. Nikola says

    Vamos,o espabila o fuera,que no se ha dicho que a pesar de los números su temporada ha sido horrible.

Leave A Reply

Your email address will not be published.