Carlos Almenar (SB)

¿Es JJ Redick imprescindible para Los Angeles Clippers?

¿Ha llegado la hora de cambiar de equipo para JJ Redick?

JJ Redick podría estar ante sus últimas semanas como jugador de Los Angeles Clippers. Foto: Carlos Almenar (SB)
JJ Redick podría estar ante sus últimas semanas como jugador de Los Angeles Clippers. Foto: Carlos Almenar (SB)

Con la agencia libre acercándose inexorablemente, es momento de analizar las opciones de cada equipo de cara a la agencia libre, particularmente de Los Angeles Clippers, que están frente a uno de los veranos más moviditos e importantes de su historia. 4 de los 5 titulares se convierten en agentes libres y podrán cambiar de aires con total libertad: Chris Paul, Blake Griffin, JJ Recick y Luc Mbah a Moute, ordenados por orden de importancia (según mi propio criterio) en el equipo, pueden estar ante sus últimos días como «Clippers», y abandonar «Lob City» rumbo a un destino con más aspiraciones, o por el contrario, que les reporte más beneficios económicos. Dejando de lado a Chris Paul, Blake Griffin y Luc Mbah a Moute, cuyo futuro se torna más impredecible, estas palabras está dedicadas a JJ Redick, el cual parece tener más claro su devenir, que casi con toda seguridad será defendiendo la camiseta de otra franquicia.

Alcanzando el ocaso de su carrera y con 11 años de experiencia en la mejor liga del mundo, el tiempo se le agota a JJ Redick, y su oportunidad para ganar un anillo se está perdiendo cada vez más deprisa. Siguiendo esta premisa, es de suponer que JJ Redick estaría buscando cobijo en un equipo contender, que pueda aspirar a levantar el trofeo Larry O’Brien más pronto que tarde. Aún así, los últimos reportes sobre el jugador indican que el escolta pide una suma de dinero cercana a los 18-20 millones de dólares por temporada, lo cual dificulta su llegada a un equipo potente, incluídos Los Angeles Clippers, que no deben caer en la trampa y pagarle semejante pastizal al bueno de Redick.

JJ Redick ha sido un baluarte durante todas las temporadas que ha estado en Los Angeles, afianzándose en el puesto de escolta titular y alzándose como tercer máximo exponente en ataque, aún así, el ex de Duke no debe considerarse alguien imprescindible para el equipo. El escolta cuenta con dos carencias importantísimas, su defensa y su rendimiento en la postemporada, las cuales decantan la balanza del lado favorable a que Steve Ballmer debe dejarlo marchar y no aceptar sus condiciones económicas. A simple vista de puede apreciar el pobre nivel de JJ Redick en defensa, a pesar de mejorar en este aspecto, sigue sin contar con un físico que le permita defender a la mayoría de escoltas de la liga, y el desgaste al que es sometido en el apartado ofensivo también hace mella en sus capacidades en el otro lado de la pista. El +11 en Offensive Rating de Utah Jazz en la serie de Playoffs cuando él estaba en pista es inaceptable para cualquier jugador titular de cualquier equipo, y más en la postemporada, donde se exige un nivel defensivo superior. Pero no sólo defensivamente JJ Redick disminuye su aportación en Playoffs, si no que su decadencia alcanza practicamente todos los aspectos del juego. Tomando sus estadísticas desde que llegó al equipo angelino, se puede apreciar el bajón una vez llegada la «postseason»:

JJ Redick en temporada regular: 15.8 puntos, 2.1 rebotes, 1.6 asistencias y 1.2 pérdidas en 28.9 minutos por partido, lanzando con un 46.6% en tiros de campo, 44% en triples y 89.7% en tiros libres.

JJ Redick en Playoffs: 13.2 puntos, 1.9 rebotes, 1.4 asistencias y 1.4 pérdidas en 31.6 minutos por partido, lanzando con un 43.5% en tiros de campo, 38.6% en triples y 91.7% en tiros libres.

Siendo francos y dejando las críticas a un lado, JJ Redick ha sido un buen jugador en estos 4 años que ha estado en California, pero la principal razón por la cual desprenderse de él no es otra que por fin Los Angeles Clippers han encontrado un sustituto de garantías para remplazarlo, y no está en la agencia libre, ni siquiera en el Draft, si no en la propia franquicia. Su nombre es Austin James Rivers.

Esta temporada ha marcado un antes y un después en la carrera del hijo de Doc Rivers, marcando máximos personales en puntos, asistencias, y acierto en tiros de campo y triples. Con 24 años y con un contrato recién firmado, Austin Rivers se ha erigido como el sustituto ideal para JJ Redick. Ha mejorado su tiro de larga distancia notablemente, lanzando con un porcentaje del 37% desde más allá de la línea de tres, aceptable para un jugador que no ha sido considerado nunca un tirador. Incidiendo en el juego de Rivers, podemos apreciar que es un anotador mucho más completo, aportando también a base de penetraciones, intentando el 48% de sus tiros a 3 metros o menos de canasta, anotando un 51.7%. Si lo comparamos con JJ Redick, el actual escolta titular de los Clippers tan sólo intenta el 14% de sus tiros a esa distancia, anotando un 53%. A pesar de contar con un mayor porcentaje de acierto, la anotación interior tras penetración no es considerada una amenaza en el juego de Redick, ya que apenas se muestra agresivo en esa faceta ni cuenta con un físico apto para ello. Defensivamente, Austin Rivers también lo supera con creces, y cuenta con una faceta organizadora también superior a la de JJ Redick, por lo cual podemos afirmar que es un jugador mucho más completo.

No será agradable para nadie despedirse de Redick, un jugador que ha dado todo lo que tenía y más por la camiseta, y que efectivamente, encaja a la perfección en el sistema de Doc Rivers, pero desgraciadamente, la franquicia angelina no puede hacer frente a sus pretensiones económicas si en un futuro quieren tener la oportunidad de reconstruír. Es doloroso, pero es el momento adecuado para separar sus caminos, gracias por todo, Jonathan Clay Redick.