SomosBasket
Noticias de la NBA en español, baloncesto europeo, ACB, Euroliga, rumores y mercado de fichajes
Nil Alemany (SB)

Los Warriors consiguen el quinto anillo de su historia

CLEVELAND CAVALIERS 120-129 GOLDEN STATE WARRIORS

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

En un partido decisivo para la serie, los Golden State Warriors recibían en el Oracle Arena a unos Cleveland Cavaliers que llegaban con la esperanza de poder forzar otro partido más en la serie para mantener viva la llama de la remontada. Sin embargo, hay que completar un partido excelente para ganar a estos Warriors, y no fue el caso.

kevin durant warriors
Kevin Durant, el MVP de las Finales. Nil Alemany (SB)

La serie volvía en la noche del lunes a la ciudad de Oakland, en un partido que marcaría el devenir de estas Finales, y también el legado de ambas franquicias. Los Cavaliers tenían la esperanza de lograr el milagro y forzar el sexto partido habiendo llegado a estar 3-0 en  contra. Por su parte, los Warriors querían quitarse fantasmas de encima lo más pronto posible, y asegurar el título en casa.

En el primer cuarto. ambos equipos se mantuvieron bastante parejos, pujando por poder llevar la ventaja en el marcador. En este juego los Cleveland Cavaliers se vieron favorecidos, ya que los Dubs llegaron adormilados al partido y no encontraban la forma de parar al dúo LeBron-Irving. Así, el primer cuarto cerraría 33-37 a favor de Cleveland. Ya en el segundo cuarto la dinámica cambiaría, y los Warriors entraron al partido. Organizando mucho mejor ataque y defensa, los Warriors supieron cómo reconducir el partido, y así lo hicieron, comenzando a sembrar el pánico en los Cavs. El partido estaría 71-60 al descanso

A la vuelta del intermedio, Golden State dio un golpe sobre la mesa. Tomaron las riendas del partido, definitivamente, pero no por ello los Cavs habían dicho la última palabra. Intentaron luchar todo el cuarto manteniéndose cercanos a los 10 puntos de diferencia, ya sea por encima o por debajo, pero planteando una tensa calma para los Dubs sobre su ventaja, terminando el parcial 98-93. Ya en el cuarto final, todo se puso viento a favor para los de la bahía. Progresivamente, el ánimo de los Cavs fue decayendo, y así el acierto en su juego. Llegaría un punto pasada la mitad del cuarto en la que los Warriors simplemente se anticipaban a todas las acciones de los Cavaliers, respondiendo siempre con una canasta. Así, los Warriors se proclamarían campeones de la NBA, ganando el partido 129-120.

El mejor jugador del partido, galardonado con el premio MVP de las Finales, fue Kevin Durant, que anotó 39 puntos, 5 asistencias y atrapó 7 rebotes para dar el título a su equipo. En los Cavaliers, LeBron destacó con 41 puntos, 13 rebotes y 8 asistencias.