Lluvia de bengalas hacia los jugadores del Panathinaikos en El Pireo. Fuente: Eurohoops

El Panathinaikos se proclama campeón en medio de un infierno

El conjunto de Xavi Pascual se alzó con el título liguero griego

Lluvia de bengalas hacia los jugadores del Panathinaikos en El Pireo.
Lluvia de bengalas hacia los jugadores del Panathinaikos en El Pireo. Eurohoops

Un infierno. Así se podría definir el ambiente en el quinto partido de las finales de la Liga Griega, donde el Panathinaikos se alzó campeón liguero. A pesar de ser proclamado campéon, el equipo dirigido por Xavi Pascual, el encuentro no se pudo concluir, ya que restando menos de 2 minutos de juego, y con todo resuelto, 51-66, una lluvia de bengalas azotó el banquillo de los ganadores, obligándolos a abandonar la cancha rumbo a los vestuarios.

El partido no se reanudó y se nombró campeón al Panathinaikos. Los campeones celebraron el merecido campeonato en el vestuario, y todo se quedó en un susto, afortunadamente ningún jugador resultó herido en este bochornoso espectáculo, que mancha el baloncesto griego una vez más, y deja en evidencia la incapacidad para controlar a los ultras que acuden a los pabellones todas las semanas.

Dejando de lado lo extradeportivo, con la victoria de hoy, el Panathinaikos de Xavi Pascual completa el doblete, después de haber conquistado previamente la Copa de Grecia. No fue fácil alzarse con el título liguero, el equipo ateniense tuvo que remontar una desventaja de 2-1 en la serie y sobreponerse a un inicio arrollador del Olympiacos en el último y definitivo partido, y tras cerrar el primer cuarto con una desventaja de 3 puntos, los de Xavi Pascual hicieron sus deberes, yéndose al descanso 9 puntos por encima y sentenciando la disputa en el tercer periodo, haciendo inútil el intento de remontada de Spanoulis y los suyos en el último cuarto.