ESPECIAL FINAL FOUR: El desenlace de la mejor Euroliga de la historia ya está aquí

cuatro equipos con un mismo objetivo

Ya está aquí. Ha llegado. El fin de semana que encumbrará al campeón de Europa en la Final Four está a la vuelta de la esquina. Los participantes de la final a cuatro, concentrados y mentalizados, emprenden sus caminos hacia Estambul. Una ciudad que, más que nunca, se tiñe de aurinegro para empujar al Fenerbahce al título continental. Una ciudad cosmopólita, histórica y últimamente baloncestística.

Llueven los pronósticos y los análisis. Los juicios de valor, opiniones y apuestas. 4 estilos y culturas diferentes miden sus fuerzas y Europa tuerce la cabeza hacia al antiguo imperio otomano para observar el desenlace de la mejor Euroliga de todos los tiempos.

El pabellón de Fenerbahce, abarrotado antes del comienzo de un encuentro europeo de la pasada campaña. EUROLEAGUE.

El viernes a las 17:30 horas disputarán la primera semifinal dos planteles que se han enfrentado en diversas ocasiones. Olympiakos y CSKA de Moscú vuelven a mirarse cara a cara con los fantasmas de los pasados enfrentamientos aún presentes. En la segunda semifinal, el Fenerbahce, en situación opuesta al Madrid en la Final Four de 2015, buscará vengarse de los blancos a las 20:30 de la noche del viernes.

  • OLYMPIAKOS

Los griegos buscan redimirse de la última Euroliga. Dirigidos por el más amplio conocedor de las entrañas del baloncesto griego, los rojiblancos querrán imponer su contundencia y juego físico. En el interior destacan Ken Birch y Patrick Young, sinónimos ambos de fuerza física, energía e intimidación defensiva. Ellos, junto a Georgios Printezis, capaz de jugar de cara y de espaldas, forman las bases de la pintura del Pireo. El sistema ofensivo está basado en un ritmo bajo de juego, combinado con baja anotación y el control absoluto del juego estático. Por fuera, el equipo cambia cuando está Lojeski, capaz de aportar un plus de alegría y calidad en el 1×1 ofensivo. Erick Green, desde un papel principal, anota desde el perímetro con lanzamientos exteriores. Papanikolau y Mantzaris, importantes en el tejido defensivo, suman siempre la atención y concentración defensiva unida al carácter griego. La punta de la pirámide y la clave del esquema es Vassilis Spanoulis, el «capo» baloncestístico europeo. Kill Bill genera desde el pick’n roll, surtiendo a Milutinov en las continuaciones y anotando en los momentos definitivos. Sfairopoulos  ha logrado rédito en muchas ocasiones de una característica básica de los de Atenas, su irreductible mentalidad.

El róster de Olympiakos 2016/2017. EUROLEAGUE.
  • CSKA MOSCOW

Liderado por dos de los mejores jugadores de Europa, el ejército ruso se presenta en Estambul con la ambición de destruir recuerdos borrosos ante los griegos. Milos Teodosic anota y genera para todos en labores ofensivas, aportando una dosis de genialidad que escasea en el juego físico de la actualidad. El incomprendido genio balcánico está acompañado por una exquisita máquina de anotar francesa. De Colo, sobresaliente en todas sus facetas, se ve favorecido del juego exterior y dinámico que practica el equipo de Itoudis. Jackson, Higgins, Kulagin, Kurbanov y Fridzon completan el arsenal exterior de los moscovitas. Movimientos sin balón, cortes por línea de fondo y puntos en las manos de todos ellos. Kurbanov, asimismo, se ha erigido como un alero de primera fila en el panorama europeo. Higgins, al escolta, interviene para ejecutar cuando De Colo se ausenta. En el interior, la movilidad es la característica predominante. Hines, Augustine, Vorontsevich, Freeland y Khryapa continuan rápido, se mueven de una manera inteligente y en muchos casos actúan como un jugador exterior más. Vorontsevich, con buena mano y buenos movimientos al poste, también tiene la habilidad de atacar desde fuera hacia dentro y es clave en el esquema baloncestístico del que fuera asistente de Obradovic. Los manos a manos frontales y laterales y la rápida circulación de balón favorecen ese juego vertiginoso y vertical que proponen los de Moscú.

El róster del CSKA Moscow 2016/2017. EUROLEAGUE.
  • FENERBAHÇE

Talento y poderío físico al servicio del maestro de los maestros. Zeljko Obradovic cuenta con 8 trofeos continentales; sin embargo, se le resiste aún lograrlo con los turcos. Las circunstancias se postulan como propicias, ejerciendo de anfitriones y en el mejor momento de la temporada. En la dirección, Kostas Sloukas y Bobby Dixon se alternan para ofrecer ritmos y registros diferentes al juego de los turcos. La línea exterior es completa y equilibrada. Bogdanovic es amo y señor del equipo de Obradovic. Capaz de anotar, asistir y dominar un choque, el serbio se erige como pieza fundamental y «go to man» de los turcos. Datome, imprescindible, juega al poste tan bien como penetra y lanza de 3. Nikola Kalinic, por su parte, es la personificación del equilibrio. Cosecha rebotes, tiene una tremenda capacidad defensiva y juega sin balón. Dentro de la zona, destacan dos figuras netamente físicas. Ekpe Udoh, poderoso por encima del aro, y Jan Vesely, probablemente el jugador más espectacular de la competición. Ambos, mediante sus propiedades, modifican lanzamientos de rivales que normalmente terminan en fallo al exhibir su salto vertical. Resta por mencionar Pero Antic, un verdadero talento macedonio que, además de la dureza que le ha otorgado su experiencia, juega el papel del 4 abierto tan necesario en el baloncesto actual. Lanza de tres y tiene la suficiente movilidad para defender interiores más móviles. Los de Obradovic apuestan por un ritmo alto de juego en el que buscan imponer su físico. Bogdanovic, al mando del pick and roll central, anota y distribuye mientras que sus compañeros encuentran posiciones claras de tiro. Cuentan en el banquillo con el maestro de la pizarra.

Los jugadores de Fenerbahce celebran el pase a la F4. EUROLEAGUE.
  • REAL MADRID

El timón del exitoso barco madridista lo lleva el incombustible Sergio Llull, en el mejor estado de forma que se le recuerda. El de Mahón ha sido capaz de dar un paso adelante con la marcha del Chacho y las miradas al otro lado del charco se centran en él. Un estilo muy definido de baloncesto rápido y sencillo es el que practican los hombres de Laso. Luka Doncic, aún en edad juvenil, domina todas las facetas del deporte. No obstante, el Madrid cambia cuando Jaycee Carroll pisa el rectángulo de juego. Los blancos pasan a jugar para el americano, «raza blanca tirador», con sistemas de carretón y salidas hacia los laterales. Rudy, desde la labor oscura, es el rey de la anticipación y de las ayudas en defensa. Aún se le espera en ataque. Taylor, Maciulis y Draper añaden perfiles diferentes al perímetro madridista, útiles para Laso. Más cerca del aro se sitúan el dominante Anthony Randolph, que ha encontrado su sitio en la rotación y en el juego, y Gustavo Ayón, que hace gala de su inteligencia y se aprovecha de su portentoso físico. La rotación interior la completan y complementan Trey Thompkins, Andrés Nocioni(siempre aparece en grandes ocasiones), Felipe Reyes y Othello Hunter. 4 postes que seguramente fueran titulares en cualquier róster de Europa. Los de Laso, basados en la producción de sus dos directores de juego, ejecutan sistemas sencillos y rápidos que combinan con un juego «libre» que dominan a la perfección, con bloqueos directos laterales y aclarados para juego al poste.

final four
La plantilla del Real Madrid celebra la consecución de la Copa del Rey 2017. TALKBASKET.