elcorreogallego.es

El Obradoiro gana al Fuenlabrada en un apretado partido

Montakit Fuenlabrada 63-75 Rio Natura Monbus Obradoiro

 

Fuenlabrada-Obradoiro
elcorreogallego.es

El Rio Natura Monbus Obradoiro se lleva la victoria del Fernando Martín ante un Fuenlabrada que peleó con más corazón que piernas. El saber llevar de los visitantes el final del partido le da la victoria, una victoria que no marcará ninguna diferencia en la tabla pero que deja un sabor agridulce al último partido del Montakit Fuenlabrada delante de su afición. 63-75 fue el resultado final, el pobre acierto desde la linea de 6,75 y la falta de algunos jugadores lesionados lastraron al equipo local.

Partido que abría la jornada 33, los dos equipos estaban salvados a falta de dos jornadas, por lo que preveíamos un partido para el disfrute de la afición e intrascendente en cuanto al resultado. El Montakit Fuenlabrada consiguió la permanencia matemáticamente dos jornadas atrás con la victoria frente al Herbalife Gran Canaria, mientras que el Obradoiro hizo lo propio frente al Betis (88-67) la jornada anterior.

Balón al aire y primera posesión para los visitantes, que comenzaban más metidos en el partido, un parcial de 2-9 en tan solo dos minutos obligaba a Jota Cuspinera a pedir su primer tiempo. Reacción del Fuenlabrada tras el tiempo muerto empatando el partido a 13 a falta de dos minutos y medio para el final del primer cuarto, últimos minutos de cuarto donde se vieron buenas defensas y ambos equipos metidos en el partido para acabar este primer periodo con el resultado de 16-15 tras un triple de Rafa Hettsheimeir sobre la bocina.

Inicio de segundo cuarto muy igualado, ninguno de los dos equipos estaba dispuesto a ceder la más mínima ventaja, tras el 21-18 con máxima ventaja local del partido, un parcial de 2-10 para el Obradoiro les daba la máxima del partido para ellos desde el inicio (23-28) a falta de 4:30 para el descanso. Desde este punto al descanso igualdad e intercambio de canastas, destacando a  Eimantas Bendzius, artífice de que su equipo mantuviese la renta de 5 puntos al descanso, 31-36 el resultado, resultado que reflejaba la igualdad y la intensidad defensiva, pese a que los dos equipos ya tuviesen los deberes hechos.

Comienzo bronco de tercer cuarto con bastantes faltas y decisiones difíciles de tomar para los árbitros. Pustovyi comenzaba anotando dos mates que animaban a su equipo, pero el rebote ofensivo del Fuenlabrada mantenía al equipo en el partido, 36-40. El partido seguía bronco y el Obradoiro elevaba la intensidad defensiva provocando pérdidas en el equipo local, pérdidas muy cuestionadas por el público, que se mostraba descontento con el arbitraje. El Obradoiro aprovechaba el momento y aumentaba la distancia a 12 puntos; 37-49 tras canasta de Nacho Llovet. Un Nacho Llovet que llevaba las riendas de su equipo con 8 puntos seguidos en el final de tercer cuarto. Restando 10 minutos el marcador era de 46-55, los locales todavía con esperanzas de remontar.

Último cuarto, tensión en el ambiente, las canastas se contaban con cuentagotas, el Obradoiro era capaz de mantener la ventaja a pesar del ímpetu de los locales, 51-60 era el resultado tras una dudosa acción en la que el público volvía a mostrar su descontento con los colegiados, una falta al límite de la infracción de 8 segundos pitada a Rupnik, la cual fue muy reclamada tanto por los aficionados como por los propios jugadores. Tras esto, el Montakit Fuenlabrada no se iba a rendir, dos canastas seguidas los colocaban a tan solo 5 puntos (55-60). Reacción que sofocaba McConnell metiendo un triplazo y dirigiendo el juego de su equipo, colocando de nuevo el +10 en el marcador, 57-68 tras canasta de Whittington. Restaban dos minutos para el final y el Montakit Fuenlabrada lo intentaba a la desesperaba pero la precipitación no fue buena y el saber jugar y mantener la calma del equipo visitante decantaba definitivamente el partido a su favor. Resultado final, 63-75, irrelevante para la salvación ya que los dos equipos estaban ya salvados y que nos han dado un bonito partido de ver, luchando hasta el final. 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.