Los Warriors cierran con victoria el primer encuentro ante los Blazers

PORTLAND TRAIL BLAZERS 109-121 GOLDEN STATE WARRIORS

Draymond Green
Draymond Green, la clave de los Warriors para llevarse el partido. Nil Alemany (SB)

Tras pasar casi todo un año mordiéndose el labio para volver a ver a su equipo en los Playoffs, los fans de los Golden State Warriors podían sentirse satisfechos, pues su equipo ya está más cerca de llegar a las ansiadas Finales de la NBA. Sin embargo, el asunto que anoche ocupaba eran los Portland Trail Blazers, un equipo que, a pesar de llegar a los Playoffs sufriendo, no serían un equipo fácil de dominar.

Tal y como venían adelantando los pupilos de Steve Kerr como los visitantes procedentes de Oregon, los Blazers no empezaron el partido precisamente «de broma», y hablaron de tú a tú a los Warriors desde el mismo inicio gracias a un CJ McCollum que no tenía forma de fallar al inicio, para luego ser acompañado por su amigo Lillard. Con ello, los Blazers finalizaban sendos primer y segundo cuarto en los talones de sus anfitriones, perdiendo 31-27 en el primer y con empate al descanso, 56-56, con 48 de esos 56 puntos entre la pareja exterior de los Blazers.

Draymond Green, determinante en la victoria de los Warriors

Tras la vuelta del descanso, quizá para sorpresa general, los Portland Trail Blazers siguieron sin bajar los brazos, planteando un partido muy bonito para dar el pistoletazo de salida a la serie en el Oracle Arena. Así, con mucho esfuerzo, los de Portland estaban sacando los colores a unos Warriors que como es lógico se encontraron un partido mucho más complicado de lo que hubiera cabido esperar. Sin embargo, la presión del público y del mejor equipo de la conferencia debía notarse antes o después, y si bien volvieron a terminar el tercer cuarto empatados en el resultado, 88-88, el último cuarto fue un repaso por parte de los locales, que gracias a determinantes jugadas defensivas por parte de Draymond Green consiguieron la mecha suficiente para separarse de su rival en el marcador. De esta forma, alcanzarían el 121-109 final.

El máximo anotador del encuentro fue Kevin Durant con 32 puntos y 10 rebotes, también acompañado de un Draymond Green que hizo de todo; 19 puntos, 12 rebotes, 9 asistencias, 3 robos y 5 tapones, y fue la clave para la victoria de los Warriors. Obligada mención merece el partido de C.J. McCollum, que anotó 41 puntos y atrapó 8 rebotes. El próximo partido de la serie será el miércoles en el Oracle Arena.

Comments