Los Warriors se instalan en la segunda ronda de los playoffs

GOLDEN STATE WARRIORS 128-103 PORTLAND TRAIL BLAZERS

nikk_la (CC)

Con una serie casi definida, los Golden State Warriors querían acabar de una vez por todas su serie contra los Portland Trail Blazers para poder descansar y esperar cómodamente a los Clippers o Jazz para jugar la siguiente ronda. Sin embargo, los Blazers no se iban a rendir como ya lo había mencionado Damian Lillard y querían lograr una hazaña que, sin duda, parecía imposible. Se sabía que Jusuf Nurkic no iba a jugar para los locales, pero Kevin Durant sí lo iba a hacer para los visitantes, algo que inclinaba la balanza más a favor de los Warriors.

A comparación de los anteriores partidos, en los que los Blazers habían podido emparejar los embates de los Warriors, en el primer cuarto los visitantes salían con todo desde el principio y los primeros minutos fueron totalmente de ellos donde consiguieron un parcial de 22-3. Los Blazers no podían penetrar la defensiva de unos Warriors que parecían imparables y que ganaron el primer cuarto de manera contundente 45-22. Esos 45 puntos empataban el récord de puntos en un cuarto en los playoffs.

Los Blazers no querían seguir haciendo el ridículo y Lillard anotaba los 12 primeros puntos de los Blazers en el segundo cuarto. Los locales se reorganizaban mejor y lograban mejorar un poco su defensa, sin embargo los Warriors no bajaban la intensidad y lograban mantener a los Blazers a más de 20 puntos de ellos. A pesar del gran esfuerzo de Lillard, en toda la primera mitad no descansó, solamente Aminu lograba apoyarlo un poco ofensivamente y los Blazers extrañaban a un McCollum que no anotaba ni un solo punto en los primeros 24 minutos. Curry seguía dando una cátedra en el Moda Center y los Warriors se iban al descanso con una amplia ventaja de 24 puntos.

Los visitantes no querían dejar nada a la suerte y seguían encestando los puntos que querían en el tercer cuarto. La ventaja de los Warriors llego a ser más de 30 puntos y los Blazers no podían hacer nada para poder contener a sus rivales. Lillard no salía de la cancha y en su expresión se veía la frustración por la que pasaba su equipo. Los Warriors se iban al último cuarto ganando 106-80.

La historia ya estaba escrita para los Blazers y lo único que les quedó fue aplaudir la gran actuación de un Damian Lillard que trató todo lo que estuvo a su alcance, jugando 41 minutos y siendo el que más sufría por la derrota. Las bancas jugaron los últimos 6 minutos del partido y los Warriors se llevaron la victoria por marcador de 128-103.

Con esta victoria los Warriors ganan la serie 4-0 y avanzan a la segunda ronda de los playoffs.

Comments