La temporada más difícil de Pat Riley

Habla sobre la salida de LeBron James

EL BIG THREE TRASTOCÓ LOS PLANES DE FUTURO DE PAT RILEY Fuente: Keith Allison (CC)

La temporada que recientemente ha terminado ha sido la más difícil en los más de 50 años de carrera NBA para Pat Riley. Los problemas para el GM de Miami empezaron nada más y nada menos que hace tres años, en el verano del 2014. Cuando el Big Three comenzó a desgranarse.

Chris Bosh, Dwyane Wade y LeBron James dejaron en el arca de los Heat cuatro finales consecutivas y dos anillos en las vitrinas. Lo mejor que había construido Pat Riley desde el Showtime de Los Angeles Lakers. La historia de lo que pasó después es conocida, pero Pat Riley ha dejado unos detalles al respecto.

LeBron James era agente libre aquel verano, y Pat Riley comenzó la operación para renovar al alero y que se quedase en Florida, con una reunión en Las Vegas. Para ello pidió empaquetar los dos trofeos de campeón que LeBron ganó con Miami, realizar gráficos y un caballete para realizar una presentación de los agentes libres que podría sumar al proyecto.

El día de la reunión llegó, y con Pat Riley a la cabeza estaba todo preparado con los trofeos presidiendo la reunión. A la reunión acudió Riley con el mismo vino que había llevado a la reunión cuatro años antes donde cerraron el primer trato, pero algo estaba pasando que hizo sospechar al GM de los Heat, estaban LeBron y su agente, su amigo Randy Mims, pero no estaba su hombre de confianza, Maverick Carter. Pat Riley se olía que aquella reunión no era sincera.

Pat Riley voló a casa preocupado, con la mosca detrás de la oreja, 15 minutos después el teléfono comenzó a sonar, el agente de LeBron James le pasó el teléfono a su cliente, quien empezó la conversación diciendo:

«Te quiero dar las gracias por los 4 años…»

Pat Riley relata como se sintió en esos momentos:

«Yo estaba en silencio. No dije nada. Mi cabeza se empezó a ir. Se acabó. Estaba enfadado cuando LeBron se fue, fue algo personal para mí. Así era. Yo tenía un muy buen amigo por lo que yo me mantuve en segundo plano para no salir y decir algo como lo que dijo Dan Gilbert. Me alegro de no haberlo hecho».

La primera temporada post LeBron comenzó el calvario de Chris Bosh y sus lesiones, en consecuencia el equipo se perdió playoffs. La pasada temporada, Bosh no pudo terminar el año de nuevo por sus coágulos de sangre, pero en este lugar Miami si jugó post temporada, cayendo contra Toronto Raptors en siete partidos en Semifinales de Conferencia.

El staff de Miami empleó el vuelo de vuelta a casa para pensar qué agentes libres podían sumar a Dwyane Wade para lograr otra buena presencia en playoffs la temporada siguiente. Pero la historia le tenía guardado un nuevo revés a Pat Riley, Wade decidió dejar Florida.

Dwyane Wade, el estandarte de la franquicia dejaba Miami Heat, la relación con Riley estaba rota, lo que una vez fue una familia, ahora no quedaba nada. El regreso de Bosh más en duda que nunca, el escolta no veía nada claro el futuro en Miami. El Big Three estaba desintegrado.

La solución fácil para Pat Riley, que ya cuenta 72 primaveras, hubiera sido retirarse del baloncesto y dedicarse a sus labores, pero ese no sería Pat Riley, renovó su compromiso con los Heat, dejando claro que la imagen de Pat Riley retirado en Malibu está lejos de suceder, al menos, de momento.

Comments