Álvaro Delgado (CC)

Los Charlotte Hornets dicen prácticamente adiós a los Playoffs

Miami Heat 112 - 99 Charlotte Hornets

Goran Dragic Miami Heat
Goran Dragic lideró una victoria crucial para los Miami Heat ante los Charlotte Hornets. Álvaro Delgado (CC)

El encuentro se disputaba en el Spectrum Center de Charlotte, Miami Heat y Charlotte Hornets se jugaban sus opciones de entrar en Playoffs y salieron con todo. Los quintetos fueron:

Hornets: Kemba Walker, Nico Batum, Michael Kidd-Gilchrist, Marvin Williams, Cody Zeller.

Heat: Goran Dragic, Josh Richardson, Rodney McGruder, James Johnson, Hassan Whiteside.

El equipo de Florida se mostró muy serio desde el primer momento del partido. Durante el primer cuarto se pudo ver cuales iban a ser las bazas de los Heat durante el partido. Los ataques se centraban en James Johnson y Goran Dragic. Los Hornets se apoyaban en Walker y Kaminsky para poder coger a los Heat, pero apareció desde el banquillo Tyler Johnson, que evitaba que los Hornets igualaran la contienda.

Durante el segundo cuarto se notó que éste era el partido de Dragic, se fue hasta los 19 puntos en el mismo. Los Hornets consiguieron una serie de canastas fáciles, lo que los llevó incluso a ponerse por delante en los últimos compases del cuarto, gracias a un tremendo 2+1 de Batum, pero aparecieron Dragic y Johnson para poner a los Heat a 4 puntos. Diferencia que disminuyó Marvin Williams con una increíble canasta desde su campo para poner el 25-28 favorable a los Hornets en el cuarto, pero el 52-51 de Heat en el general.

En el tercer cuarto se repitió la misma historia, Dragic se fue hasta los 29 puntos y asumió los galones ofensivos de los suyos, pero en defensa estaba una bestia de los rebotes, llamada Hassan Whiteside, que sumaba 16 rebotes (11 de ellos en el tercer cuarto). Los Hornets no encontraban soluciones y se vieron hasta con una diferencia de 17 puntos por debajo. El marcador al final del tercer cuarto era 34-22 favorable a los Heat (86-73).

Un buen comienzo de los de Clifford en el último cuarto hizo a los aficionados del Spectrum creer en la remontada, sobre todo cuando redujeron la diferencia a 8 puntos (88-80). El resto del cuarto fue un intercambio de canastas entre ambos equipos, lo cual no beneficiaba a los de Carolina en ningún momento, ya que la ventaja de los Miami Heat no bajaba de los dos dígitos. Dos tiros libres de Dragic (33 puntos) ponían el broche final a un partido en el que los Hornets no pudieron dominar en ningún momento. El resultado final fue 112-99.

Los Charlotte Hornets no dependen de sí mismos

Con este resultado, los Hornets prácticamente dicen adiós a los PlayOffs, ya que no dependen de sí mismos. Ocupan la 10ª posición (récord de 36-43) y están a 2.5 victorias del octavo puesto, ocupado por los Miami Heat (38-40). Además el calendario que les queda a los de Clifford no es para nada fácil, puesto que juegan contra Bucks y Hawks, y ambos no tienen aún la clasificación para los Playoffs asegurada. De lo que no nos queda duda es de que los Hornets seguirán compitiendo a un altísimo nivel, y empezarán a trabajar cosas de cara al próximo curso. Mientras que las estadísticas nos lo permitan, hay que seguir creyendo.