TYRONN LUE HA QUERIDO TENER UN GESTO CON TODOS SUS AYUDANTES. ERIK DROST (CC)

Tyronn Lue prepara una fiesta para ver el Raptors-Bucks

Ha invitado a su casa a cuerpo técnico, staff y directivos

TYRONN LUE HA QUERIDO TENER UN GESTO CON TODOS SUS AYUDANTES. ERIK DROST (CC)

Ser el primero en clasificarte para semifinales de Conferencia en los playoffs tiene sus ventajas. Una de ellas, el disponer de mucho más tiempo para preparar la siguiente ronda, mientras que el que será tu rival sigue inmerso en la pelea.

Esto es lo que sucede actualmente con los Cavs, que disfrutan de unos días de descanso esenciales para retomar fuerzas y preparar tranquilamente el duelo contra Toronto Raptors o Milwaukee Bucks, que actualmente discurre 3-2 para los canadienses. El partido de este jueves es clave, y puede dejarnos la clasificación de los Raptors o a los Bucks buscando la machada y forzando un séptimo partido. Por eso, Tyronn Lue, entrenador de Cleveland, ha confirmado que verá este partido.

No lo hará solo. Le acompañarán, ni más ni menos, un total de 60-70 personas. Todos ellos han sido invitados por Lue a su casa de Bay Village para comer juntos y disfrutar del partido. Así, acompañarán al entrenador el resto de su cuerpo técnico, miembros del staff y directivos. Por si fuera poco, la comida la preparará el chef del equipo. Todo queda en familia.

Sorprende que los jugadores no estén invitados, pero ha hecho bien Lue en acordarse de todos aquellos que rodean la franquicia, y sin cuyo trabajo no serían posibles los éxitos que actualmente viven en The Q. Como ha admitido el propio Tyronn, tanto él como sus invitados analizarán el Raptors-Bucks, pero sin demasiados agobios o preocupaciones:

«Será más una fiesta en la que intentaremos pasarlo bien todos juntos que algo serio».

El motivo de no dedicar el tiempo suficiente al Game 6 es, simplemente, porque Tyronn Lue ya tiene los deberes hechos. Sin rival claro para las semifinales, que comenzarán el próximo lunes, el entrenador de Cleveland Cavaliers ha aprovechado la semana de descanso para estudiar con profundidad tanto a los de Toronto como a los de Milwaukee.

Los Cavs están preparados para afrontar la serie, y Lue lo sabe. Le espera una última tarde de fiesta y relax junto a los suyos antes de una nueva guerra.