Mark Runyon (CC)

Otra exhibición anotadora de DeRozan en la victoria contra Knicks

New York Knicks 97-110 Toronto Raptors

demar derozan Toronto raptors
DeMar DeRozan, un auténtico líder. Mark Runyon (CC)

Hoy hemos podido disfrutar a un horario accesible para todos los que vivimos en la Península de un estupendo partido en el Madison Square Garden, que enfrentaba a Toronto Raptors contra New York Knicks, y en el que DeRozan volvió a demostrar de lo que es capaz.

Durante la primera mitad, el partido estuvo realmente igualado, yéndonos al descanso con un marcador de 52-55 a favor de los Knicks, en un duelo anotador entre DeRozan y Willy Hernángomez, con 26 y 20 puntos cada uno respectivamente.  Durante el tercer cuarto, los canadienses ya se pusieron por delante, afrontando el último cuarto con ventaja en el marcador 76-75. Los últimos 12 minutos de los Knicks fueron un desastre, y los Raptors lo aprovecharon eficazmente, marcando un parcial de 19-7 en los primeros 6 minutos. Finalmente, el partido concluyó 110-97 con victoria para los de Toronto.

Los mejores de los Raptors fueron DeRozan  y Lowry, con 35 puntos y 2 rebotes el primero, y 17 puntos, 7 rebotes y 11 asistencias el segundo. Además, buenísima aportación desde el banquillo de Jakob Poeltl con 8 puntos y 7 rebotes en 14 minutos, PJ Tucker con otros tantos puntos y rebotes en 27 minutos, y Patrick Patterson con 15 puntos y 3 rebotes.

Por otra parte, el mejor de New York fue el rookie español Willy Hernángomez, con 24 puntos, 11 rebotes, 5 asistencias y 3 robos en 30 minutos.  Buen partido también de Baker, con 11 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias. Los Knicks han echado mucho en falta los jugadores que no tenían disponibles, como Melo, Porzingis, Rose, Noah y Thomas. Palabras mayores.

Con esta victoria, los Raptors se han asegurado estar en el top-3 de la Conferencia Este. Además, por segundo año consecutivo y por segunda vez en la historia de la franquicia, han logrado ganar 50 partidos o más en la temporada regular, estableciendo el récord en 56 victorias la temporada pasada.

«No muchos equipos tienen la oportunidad de ganar 50 partidos, y nosotros lo hemos hecho dos años consecutivos, lo que demuestra el proceso y el progreso que hemos hecho en los últimos años«, dijo DeMar DeRozan al término del partido.

Mientras que los Raptors están en la cima, los Knicks están en la zona más que baja del Este, sin nada en juego desde hace unos cuantos partidos, con una plantilla plagada de rumores de salidas, de escándalos, y que no aprovecha el gran potencial que a priori tienen. De lo único salvable esta temporada en los Knicks está siendo Willy, que a pesar de ser su primer año, consiguió quitarle el puesto a Joakim Noah y ser importante en un equipo NBA.

Mientras en Toronto esperan que la temporada acabe tarde, en New York va a ser un verano largo y ajetreado.