NIl Alemany (SB)

Los jóvenes Kings no miran por su posición en el Draft

Sacramento tira de orgullo

Willie Cauley-Stein sacramento kings
Willie Cauley-Stein, una de las claves en estos jóvenes Kings. NIl Alemany (SB)

Cuando un equipo está en reconstrucción, mucha gente piensa que su objetivo a lo largo de la temporada será perder, perder y perder. ¿Para qué? Para conseguir un puesto en el draft lo suficientemente alto y por lo tanto, tener a su disposición los mejores jugadores para draftear. Pero hay equipos que prefieren seguir una filosofía distinta, a veces incluso son criticados por ello, pero existen algunos casos en el que las franquicias intentan ganar sí o sí pese a estar construyendo los cimientos de su nuevo proyecto, aunque sea a costa de una peor elección del draft. Ese es el caso de los Sacramento Kings de David Joerger. 

En la NBA podemos encontrar gente a favor y en contra de esta forma de ver las cosas, el ser competitivo siempre, aunque se «entorpezca» un poco el futuro, porque si los jóvenes se desarrollan en un ambiente con esperanzas de ganar cada partido, no se acostumbrarán a perder. Al fin y al cabo, es complicado decirle a tus chicos que se dejen ganar, si no que se lo pregunten a Garrett  Temple:

«Es complicado no pensar en ello (posición del draft). Sabemos lo que todo el mundo sabe, pero los chicos que están jugando, no puedes decirles que salgan a la pista a perder, no encontrarás eso en nuestro ADN, si no no estaríamos en la NBA».

Lo cierto es que la metodología para reconstruir puede ser más o menos efectiva, pero muchas veces los equipos pierden ese espíritu competitivo que les hace luchar partidos y ganarlos. Cuando acumulan jóvenes y se ven en disposición de vencer encuentros, no saben, tienen que aprenderlo otra vez. Los Kings no quieren eso, quieren aprender a ganar desde el inicio, algo que Skal Labissiere tiene claro:

«Se trata de aprender a ganar, sobretodo para nosotros (los jóvenes). Sienta bien salir ahí y conseguir unas cuantas victorias, estamos aprendiendo a cerrar los partidos».

Sacramento se encuentra en un estado complicado sí, una reconstrucción que para muchos va para largo, pero tienen una mentalidad clara, la de ganar siempre, y eso vale más que dos o tres puestos de draft, porque el talento gana partidos, el esfuerzo, campeonatos.