Minnesota Timberwolves apuntillan a los Warriors

Golden State Warriors 102 - 103 Minnesota Timberwolves

Towns y Ricky lideraron el triunfo de los Minnesota Timberwolves ante Golden State Warriors – Nil Alemany (SB)

El Target Center se vistió de gala este viernes en la mayor entrada de su historia para recibir a unos Golden State Warriors que no llegaban a Minnesota en su mejor momento tras perder 2 de los últimos 4 partidos, el último en el Oracle Arena ante los Boston Celtics. Una dinámica muy distinta es la de los Minnesota Timberwolves, que tras la victoria contra los Clippers del pasado miércoles llevaban 3 victorias en los últimos 4 partidos.

Quintetos titulares:

Timberwolves: Rubio, Rush, Wiggins, Dieng, Towns.

Golden State Warriors: Curry, Thompson, McCaw, Green, Pachulia

Sorprendente primer cuarto que comenzó con un intercambio de canastas sin apenas fallo de ambos equipos, pero que iba a romper Minnesota después de que los Warriors comenzaran a errar algunos tiros liberados, mientras que los de Thibodeau mantenían el acierto. Ricky lideró a los Wolves con 8 puntos, 2 rebotes y 6 asistencias para acabar el primer cuarto 24-34 para los Timberwolves.

El segundo cuarto iba a estar más igualado que el primero, pero los constantes arreones de los Warriors eran frenados por unos Minnesota Timberwolves muy solidarios atrás y cuyo banquillo estuvo en estado de gracia (Muhammad y Bjelica se combinaron para 16 puntos y 12 rebotes). A los Warriors no les entraban los lanzamientos exteriores mientras que Towns destrozaba la pintura de los californianos con 19 puntos. Al descanso, los Wolves vencían por 53-62.

El tercer cuarto iba a seguir la tónica del segundo. Unos Warriors con un intermitente acierto peleaban por acercarse en el marcador, llegando a colocarse a 3 puntos. Pero Minnesota estaba muy bien atrás, repeliendo esos ataques de los Warriors con un gran acierto. Unos sólidos Timberwolves que llevaron el partido al último cuarto con un marcador favorable de 76-88 con un espectacular Wiggins (17 puntos, 13 en este cuarto).

El último cuarto iba a comenzar con unos Warriors completamente distintos a los de los 3 primeros períodos. Enchufados, anotando todo y parando a los Wolves en defensa, consiguieron ponerse a 1 punto con un parcial de 10-0. Pero la reacción de los de Minnesota llegó a tiempo y, si bien no consiguieron alejarse en el marcador, lograron mantener la mínima diferencia suficiente en un final de partido agónico que se resolvió con 102-103 para los Timberwolves.

La transformación de los Wolves

Si de algo estaban hartos los aficionados de los Minnesota Timberwolves era de ver cómo a su equipo se le escapaban partidos que a priori llevaban controlados al descanso por relajación defensiva y falta de acierto en el 3er y 4º cuarto de los encuentros. Pues bien, en los últimos partidos, y especialmente en este último, hemos visto cómo los Wolves consiguieron mantener la calma cuando el equipo contrario apretaba, en este caso los Warriors, para llevarse la victoria en una situación en la que tiempo atrás posiblemente no se la hubieran llevado.

Comments