El liderato de la Liga Endesa seguirá durmiendo bajo las faldas del Teide

Iberostar Tenerife 75-64 Real Madrid

El Iberostar Tenerife se sitúa líder en solitario de la ACB. Foto: C.B. Canarias

Arropados por su afición que continuaba con la celebración de uno de los mejores carnavales del mundo, el Iberostar Tenerife no dio opciones al equipo blanco en ningún momento del encuentro , letales en el arranque desde el perímetro y consistentes los 40 minutos en tareas defensivas, explican en parte la meritoria victoria cosechada por los tinerfeños.

No tardó el conjunto aurinegro en dejar claras sus intenciones. Un perfecto arranque desde la línea del 6,75 (6/6 de entrada) puso pronto las cartas sobre la mesa. El Iberostar Tenerife no se achantó en ningún momento antes el Real Madrid, uno de los conjuntos más temidos por todos los equipos de la liga, y llevaron el partido a su ritmo con una gran actuación ofensiva y un gran esfuerzo atrás.

Con la gran dirección de San Miguel y la fluidez de balón por momentos sobresaliente, los tinerfeños las contras de los madrileños, pero la reacción visitante no pasó nunca de estrechar el cerco hasta los dos puntos.

En pleno intercambio de golpes, el Iberostar Tenerife dio un nuevo estirón en la transición del tercer al último cuarto de la mano de Abromaitis, Doornekamp y un increíble Petit Niang que se creció en la pintura con 7 rebotes y un espectacular tapón a Sergio Llull.

En los últimos instantes el Real Madrid comenzó a dar signos de desesperación, llegando incluso a la expulsión de Anthony Randolph por dos técnicas casi consecutivas. Aprovechó entonces el Iberostar Tenerife para apuntillar el desafío moviendo el balón de manera excelente y con Georgios Bogris impecable al poste bajo y en los tiros de media distancia. Las conexiones con el griego fueron la guinda definitiva a un enorme partido de los anfitriones, ante un adversario que acabó sucumbiendo ante los locales y ante un público totalmente entregado a la causa.

Comments